El Secreto Del Conde

Capítulo 20

Aitasis jugaba con su trenza mientras miraba un punto fijo en su habitación con Agnes al día siguiente. Ésta se sentó junto a ella y le pasó una mano por los hombros.

—Entonces ¿El hermoso dijo que teníamos que decirle todo a tú padre? —quiso saber Agnes

—Aja, aunque aún lo está pensando

—¿Y estás mal por eso?

Aitasis se puso de pie—No Agnes, no me importa. Sé perfectamente que mi padre no creerá una sola palabra

—Muy bien, entonces ¿Qué te tiene así?

Aitasis la miró a los ojos—Cuando... Uriel y yo estuvimos juntos ayer—Agnes asintió—Él me dijo que yo... que yo...

—¿Qué tú...?

Aitasis pasó una mano por su cabello—Dijo que yo era suya—Agnes alzó las cejas—¿Comprendes Agnes?

Ésta frunció el ceño—Creo...

—Yo no soy de nadie ¿De acuerdo?

Agnes asintió—Vale ¿Se lo dijiste?

—¡No! —Exclamó ésta—No... y no sé por qué

—Bueno díselo

Aitasis la miró y asintió—Lo haré

Agnes se puso de pie—¿Dónde está el hermoso ahora?

—Está en su habitación con Georgia—Aitasis miró a Agnes—Espero recibir la carta de mi tía lo más pronto posible. He tomado la decisión de irnos a Escocia

Agnes suspiró—Como quieras

—Y no te preocupes, no volveré a dormir con Uriel

***

Uriel colocó la cabeza en el regazo de su hermana y se llevó una mano a sus ojos. Georgia estaba sentada en la cama de este mientras le acariciaba el cabello, su hermana no siempre era ruda, su lado dulce sabe cuándo tiene que salir.

—Por lo que veo este asunto de Lizzie te ha dejado muy mal—comentó ésta

—Ni que lo digas

—Te preocupas demasiado, ella conoce Bow Street y como dijo en esa nota, sólo pueden retenerla por tres días

Uriel suspiró—Lo sé

—¿Entonces?

Un Uriel de veintidós años guardó su arma al ver como otros agentes se llevaban al criminal que él con tanto esfuerzo había atrapado.

Todo está listo milordle había dicho Gervase

Voy a investigar el área para asegurarme de que esté limpia ¿Podrías decirle a Sir Wallase que mañana le entregaré el informe?

Este asintióMuy bién, nos vemos

Uriel asintió, se colocó el sombrero y se puso en marcha. Las calles estaban muy poco transitadas y a raíz de los disparos la gente se había refugiado.

Uriel suspiróEs hora de ir a casa

¡Auxilio! —Escuchó un grito femenino. Una chica de piel blanca y cabello negro laceo se acercaba a él corriendo y Uriel la atrapó. Éste la miró y ella se encontraba toda golpeada, había recibido una paliza brutal.

¿Qué sucede? —Le preguntó Uriel preocupado—¿Quién te hizo eso?

Ésta lo miró con sus grandes ojos mielAyúdeme señor, me quieren matar

Efectivamente se acercaron tres hombres y detuvieron a un metro distancia.

Uriel alzó las cejas¿Algún problema?

El mayor de los hombres lo miró¿la conoce?

Uriel miró a la chica y ésta tenía lágrimas en los ojos, este supuso que tenía aproximadamente unos dieciséis años.

Sirespondió UrielEs mi prima

¡Su prima nos ha robado! —le gritó el otro

Tenía hambrele susurró ésta

Uriel asintió, sacó una bolsa de monedas y se la arrojó al hombre mayor¿Es suficiente?

Yo sólo robé un panle informó la chica

Es suficientele dijo el hombrey que no se aparezca por mi tienday al decir esto se fueron

La chica se separó de Uriel y se puso de rodillasGracias señor, muchas gracias

Levántate por favorle pidió Uriel y ésta lo hizo¿Cuál es tú nombre?

Elizabeth Shaw señor, pero puede llamarme Lizzie

Cuéntame Lizzie ¿Cuántos años tienes?

Quince señor

Quincerepitió Uriel y luego suspiró. Su hermana Georgia tenía diecisiete y la princesa amargada solo siete. Ambas estaban en extrema vigilancia, protegidas por todos. A Uriel no le gustaba ver a una mujer desprotegida.

¿Dónde vives?

Yo no conozco a mis padres, yo... me escapé del orfanato



Rosmery AH

#45 en Detective
#215 en Otros
#52 en Novela histórica

En el texto hay: espias, nobleza, detectives

Editado: 07.06.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar