El sonido del silencio

Capitulo 2

14 de enero, 2006


Scott entró al apartamento de su hijo preocupado, pues Calum no contestaba las llamadas ni había sido visto por la zona. Una mueca de desagrado se formó en su rostro al observar el desastre de la sala.


Habían varias botellas de alcohol desparramadas por el reducido espacio, un olor desagradable se esparcia como pólvora por todo el lugar. El apartamento parecía haber sido abandonado hace meses ya que el polvo y los desechos reinaban en el ambiente del deteriorado lugar.


No obstante, como si todo aquello no fuese suficiente, al acercarse más pude ver a Calum tirado en el suelo. A su lado, varios frascos de fármacos estaban vacíos. Se aterró, pues su hijo casi había perdido todo el color de su piel. Con los labios tornándose ligeramente blancos.


Marcó el número de una ambulancia con un ligero temblor de manos. Y rogó a Dios porque su hijo estuviera bien.


No toleraba la idea de perderlo a él también. Aunque era consciente de haber perdido al verdadero Calum hace años, junto a su hija y nietas.


Mientras esperaba a la ambulancia no pudo hacer más que dejar que las lágrimas recorrieran sus mejillas. Se sentía fracasado como padre. Había perdido a su hija y con ella se fue el alma de Calum. De quien habia sido un joven lleno de vida y sueños por realizar no quedaba absolutamente nada. Incluso los recuerdos de aquellos momentos en los que vio la alegria de su hijo parecian una vieja pelicula que parecia extinta.


Lo había negado por años, pero al verlo inconsciente, con la mínima certeza de verlo despierto otra vez lo tuvo muy claro. Quizás debió apoyarlo más, quizás debió obligarlo a retomar las terapias. Quizás debió encerrarlo en casa cuando comenzó a consumir drogas. O tal vez en su momento debio entender que el no era el unico pasando por el dolor de la perdida.


Si hubiera hecho las cosas diferentes quizás no tendría a su hijo moribundo en brazos, rogando al cielo que lo dejará con él.


Pero el hubiera no existe y no vale la pena lamentarse por algo que no va a cambiar aunque lo intenté. El pasado es lo único permanente.


La llegada de los paramédicos sólo aumentó su ansiedad. Estuvo a punto de desvanecerse al ver la mueca que se formaba en los rostros de los hombres que ponían en la camilla a su único hijo. Los paramédicos corrieron a la ambulancia no sin algo de angustia, pues la situación no pintaba nada bien.


Pasaron casi dos horas para que un doctor se dirigiera con noticias hacia la pareja Blicthman. Su esposa Katia no había parado de llorar desde que se enteró del intento de suicidio del unico hijo que le quedaba, y Scott apenas podia soportar las nauseas que le causaban la incertidumbre y el temor que invadia su cuerpo.


La  seriedad y los pequeños rastros de angustia que percibieron en el doctor no hizo más que hacer que ambos tragaran saliva con fuerza. Ambos suplicaban con la mirada que fuesen buenas noticias. Sin embargo, el suspiro brindado por el doctor Lopez, cómo se leía en su bata blanca; no dio indicios de nada bueno.

 

 

 

 

 

 

Tarde bastante en actualizar, pero aqui esta el 2do capitulo.

Que les parecio?



Evaluna

Editado: 20.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar