Emma

Capítulo 17

Emma:

Estaba dormida muy cómodamente hasta que oí a Van susurrarme al oído que me despertara porque estaba Luke en mi cama.

—¿Luke? —susurré dormida.

No quise despertarme porque estaba muy cansada, tal vez estaba soñando que Van me decía que Luke estaba conmigo porque me desperté y no estaba Luke.

—¿Qué pasa Van? —dije bostezando.

Nada Emma ¿Me harías un gran favor linda? —dijo sentándose en la cama.

Si Van.

No bebas de la sangre de Luke, te lo prohibo —dijo enojado.

No quiero que me salga de control y haga algo que no quiera, por favor —dije haciendo un puchero.

Si haces lo que tú quieres ya no podré estar más contigo, te doy mis consejos y los rechazas —dijo parándose de mi cama.

Van yo...

—¡Haz lo que quieras! —gritó Van.

Yo me asusté y brinqué de mi asiento, se me salió una lagrimas porque Van estaba muy enojado y alterado que sus venas se notaban. En ese momento tocaron la puerta, entró Luke y desapareció Van de repente., ahora ya no quería tener nada con Luke por miedo a que Van se enojara más.

—Emma el desayuno está servido ¿Estás bien? —dijo Luke entrando a mi habitación.

—Si, ahora voy —contesté.

—¿Estabas llorando?

—No, solo estaba bostezando —dije algo tímida.

—Vamos apúrate, tenemos que ir a la villa a comprar unas cosas, pero primero tenemos que ir al consejo para ver varios asuntos —dijo Luke frío.

—Esta bien —dije bajando la cabeza.

—Te espero abajo.

Luke salió de mi cuarto, tomé mi ropa y me bañe rápidamente para buscar a Van y decirle que no iba a tomar de la sangre de Luke, por él haría lo que fuera ya que él siempre ha hecho todo por mi y me ha ayudado.

Cuando terminé de arreglarme salí de mi habitación.

—Van ¿En dónde estás? Solo te quiero decir que no voy a beber de Luke, solo no te enojes conmigo —dije caminado por los pasillos.

Van es muy rara la vez que se enoja conmigo y cuando se enoja es muy agresivo, lo cual me da miedo de él.

Seguí caminando por los pasillos haber si de casualidad estaba Van, abrí todas las puertas que estaban abiertas y no cerradas con candado. Ya me estaba desesperando de que Van no apareciera, cuando iba a seguir buscando sentí unas manos en mi cintura. Me volteé a ver y era Luke.

—¿Qué haces aquí? —dijo Luke.

—¿Cómo que aquí? —dije extrañada.

Mire a mi alrededor y estaba en la habitación de Luke.

—Oh, perdón —dije bajando la cabeza.

—¿Me vas a explicar qué haces aquí?

—Es que estaba buscando algo —dije jugando con mis dedos.

—¿Qué estabas buscando en mi habitación? —dijo cruzándose de brazos.

—Yo... —iba a hablar cuando me interrumpieron abriendo la puerta, era un señor del consejo, un amigo de Luke y la mano derecha de él—. Creo que mejor me voy para dejarlos hablar.

—Señor lamento interrumpirlos pero solo vengo de parte del consejo para recordarle su majestad que tiene que llevar a su prometida Emma a la junta de hoy —dijo el señor.

Me quedé un poco sorprendida por la insistencia de que vaya al consejo, sé que esto es plan de todos los vampiros, los lobos son los que siempre me hacen un lugar en su manada, en la manada de Anthony y Elisa.

Me fui de la habitación de Luke para que hablen en privado, solo he ido una vez al consejo y eso fue cuando era chiquita, pero ahora yo no quiero ir.

Bajé a la cocina para comer, no tenía hambre de los nervios que tengo de todo lo que me estaba pasando. Cuando bajé estaban las dos señoras que hacían la comida, pero no tenían sus delantales y su uniforme.

—Miren a quien tenemos aquí, la princesa del rey —dijo una de las señoras—. Por tu culpa nos despidieron, creímos haberte dicho que tenias que hacer y que iba a traer consecuencias.

—Yo no sabía que las habían despedido, no dije nada —dije nerviosa.



Violett

#374 en Fantasía
#289 en Personajes sobrenaturales
#1447 en Novela romántica

En el texto hay: vampiros, hombres lobos

Editado: 19.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar