Emma

Capítulo 35

Luke:

No debí de haber mencionado eso, tenía que sacarlo de mi pero esta no era la manera para expresarlo. Cuando solté todo eso vi la expresión de Emma, una cara de sorprendida pero a la vez decepcionada.

—Emma —susurró Víctor.

Emma solo sollozó y se fue corriendo hacia el castillo. No debí hacerlo, no debí de comentarle.

No iba a ir detrás de ella para darle su espacio, me quedé contemplando como se deshacía el hielo frente a mis ojos sin hacer nada.

—¿Por qué le dijiste eso? —murmuró entre dientes Víctor.

—Te juro que no quería, solo se me salió yo también salí perdiendo —dije yo.

—¿Perdiendo? Vas ha estar toda la eternidad con ella ¡Yo no Luke! No le debiste decir eso Luke, no te creí capaz de hacernos esto pero claro como solo te interesas en tu reino y en tus herederos tanto que la embarazaste, te juro que yo no hice nada —terminó de decir.

Víctor también se fue caminando al castillo, me quedé solo. Ahora tenía que enfrentar a Emma, no quería hacerlo pero tengo que enmendar mi error.

Caminé al castillo y después a mi recámara esperando a ver a una rubia rota por unas palabras desgarradoras que yo mismo mencioné.

Cuando llegué a la habitación, abrí la puerta con mucho cuidado y sin hacer nada de ruido. Vi que Emma estaba sentada en la cama coloreando en su cuaderno, me acerqué con sigilo a ella.

—Emma yo no pretendía decirte eso, solo salió —suspiré.

—Es mentira ¿Verdad? —dijo Emma.

—No, no es mentira ¿Tú padre se irá?

—No, dijo que estaba haciendo mucho frío y estaba algo viejo para regresar, así que le dije que se podía quedar esta noche —comentó.

—Emma sabes que él no se puede hacer viejo, se puede ir ahora y llegaría en un par de minutos sin un rasguño —me enfadé.

—Mi padre si me quiere, él me lo dijo —susurró.

—Emma él no te quiere, lo que te dije es cierto y estoy seguro que él intentó matarnos —exclamé.

—No es cierto él jamás haría eso, estoy segura que él me quiere —dijo dejando su cuaderno de lado.

Al parecer Emma piensa que su padre la ama con el corazón, aunque es todo lo contrario, sé que Víctor no quiere la quiere nada porque es parte humana, él sigue queriendo a su hijo y a su alma gemela, lo entiendo pero no creo que sea justo que haya embarazado a una mujer inocente y odiar a su hija. Emma no se merece al padre que le tocó.

—Emma ¿Te agrada que tu papá esté aquí? Sé que no es de tu agrado —dije sentándome a lado de ella.

—No me gusta tenerlo cerca, pero es mi padre ¿No? Y lo quiero y sé que él me quiere a su manera, pero me quiere —dijo delicadamente.

—Se que estas mejor desde que Víctor se fue del castillo Emma, y ahora que era aquí te sientes algo presionada o preocupada, así que te voy a preguntar algo y no quiero que pienses en nadie solo en ti ¿Quieres que se quede tu papá o lo puedo correr?

—Solo no le digas de mala manera ¿Si?

Sabía que Emma no quería a su padre aquí, eso me hacía feliz porque sabía lo que quería, cosa que no lo hacía por lastimar a Víctor.

Le di un beso a Emma en su mejilla, ella me sonrió, como me encantaba we ahora solo a mí me sonriera. Después de eso fui abajo con Víctor para echarlo a la calle.

Cuando fui a la sala en busca de la habitación de Víctor me lo topé sentado en uno de los sillones leyendo un libro.

—Toma tus cosas y vete de mi casa ahora Víctor —dije yo.

—Emma dijo que me podía quedar aquí —dijo dejando su libro de lado.

—Emma no te quiere aquí Víctor y ahora quiero que te vayas —exigí.

—¡No! Ella me necesita, aparte ¿Tú qué le puedes dar? No eres la mejor persona para que este a lado de Emma, todos cuentan lo que le hiciste a mi hija le pegaste y todos celebran eso ¿Eso es lo que querías hacer?

—Fue un accidente eso, no era mi intención —negué.

—También la dejaste embaraza la primera noche y eres alguien terrible con ella —río—. Te va a dejar pronto.



Violett

#437 en Fantasía
#336 en Personajes sobrenaturales
#1728 en Novela romántica

En el texto hay: vampiros, hombres lobos

Editado: 19.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar