Emma

Capítulo 44

Emma:

Después de comentarle el nombre a Luke del niño, se había quedado estático y muy serio. Pensaba que podía decir que no, que me podía gritar o frustrarse, pero no, lo que hizo fue darme un asentimiento con su cabeza.

Le preguntaba si estaba seguro y él decía que si, aunque yo sabía que no.

Después de esa pequeña conversación, Luke me dijo que teníamos que quedarnos en nuestra nueva habitación y que no me tenía que preocupar de nada. Aunque yo me preocupaba más por mis hijos que por mi, no quería que nadie más se los llevara de mis brazos.

Al día siguiente le íbamos a contar a Loan, Elisa y John los nombres de los niños para ver si estaban de acuerdo con ellos, pero veía que Luke no estaba muy complacido por el nombre de Anthony.

Luke me prometió controlar sus celos, su enojo y su ira, para ser mejor padre y esposo para mí. Aunque ya me lo había prometido y no cumplió, todavía tengo mis dudas de estar con él sabiendo que si yo le dijo para él dice adelante.

Estábamos reunidos todos en el comedor comiendo tranquilamente, esto era algo nuevo para mí ya que Luke jamás acostumbraba a desayunar con personas que no fueran mi padre o yo.

—Son hermosos Emma, son tan bonitos que los quiero raptar —expresó Elisa.

—Se parecen mucho a ustedes dos —comentó John.

—Claro son igual de hermosos —dijo Luke.

—¿Y ya tienen los nombres? —preguntó Loan.

—Creo que ya —contestó Luke.

—¿Y bien? —dijo Elisa.

Luke me dedicó una mirada diciendo que yo los digiera. Yo tenía a Emily en mis piernas y Luke tenía a Anthony en las suyas tratándole de dar de comer.

—Ella se llama Emily y él Anthony —sonreí.

—Hermosos nombres —chilló Elisa.

—Creo que si —reí.

—¿Y los van a presentar? —preguntó Loan.

—Claro, Elisa y Loan van a ser los padrinos y John va a llevar acabo la ceremonia —dijo Luke.

—¿En serio? Que estupendo —sonrío Loan.

—¿Y cuándo será la ceremonia? —preguntó John.

—Habrá dos, una que va hacer mañana en donde vamos a despedir a Víctor y Anthony y en tres días le presentaremos estos niños a toda la villa como sus futuros príncipes —dijo Luke orgulloso.

Cuando dijo Luke acerca de la ceremonia de mi padre y Anthony me sentía algo triste, pero ver a mis hijos me hicieron feliz.

En estos días todo el reino se enteró que Luke y yo ya estábamos casados, aunque todos se quejaron y protestaron para que yo no fuera su reina, lo cual a Luke lo molesto mucho.

—Esta niña será igual que tú Emma, tienen los mismos ojos y sonrisa que tú, claro aunque también el pequeño crecerá igual que su padre —comentó Loan.

—Con que crezcan sanos y fuertes por mi estaba bien —dijo Luke tomando mi mano.

—Ya quiero ser el padrino —chilló Loan.

Me estaba ganando el sueño, esta noche estuve al pendiente de mis pequeños porque estuvieron llorando y moviéndose por toda la cama, Luke se hacía cargo de ellos porque él no necesitaba descansar, pero yo lo tenía que ayudar porque también se hicieron del baño y Luke ni yo sabíamos cambiar un pañal.

—¿Tienes sueño? —preguntó Luke.

—Un poco —respondí.

—Sabes Emma, lo mejor de tu embarazo es que no se te veía la panza, no a cualquiera le pasa así —dijo Elisa.

—Creo que si —reí.

—Supongo que ya es la hora de dormir a estos pequeños —habló Luke.

Nos levantamos Luke y yo de nuestros asientos para dejar a los pequeños en nuestra cama. Anthony era muy quieto y obediente, al contrario de Emily ya que era muy dada a mover su pequeñas manos por toda mi cara y moverse como un gusano.

Cuando los dejamos en la cama les pusimos almohadas alrededor de la cama para que no se cayeran.

—¿Quieres dormirte con ellos? Necesitas descansar —habló Luke.

—No, Loan y John dijeron que iban a traer más ropa para los pequeños y quiero estar despierta cuando ellos lleguen.



Violett

#374 en Fantasía
#289 en Personajes sobrenaturales
#1447 en Novela romántica

En el texto hay: vampiros, hombres lobos

Editado: 19.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar