En Venganza

Solo Postre

Acercó el cuchillo y se iluminó aún mas, era como si la calabaza le estuviera dando luz verde para que vengara a todo su dolor,  pero el miedo la hacia cobarde, su rostro de sorpresa ponía su mente a experimentar una incógnita de si usar el cuchillo en la Sena,  o en los hijos de sus jefes. 

Su corazon sentía el dolor de ver como aquellos asesinos de Halloween se creían totalmente anónimos,  e iban haciendo una justicia sin causa, matando a todo hijo de aquel que alguna vez hubiera cometido un error. ¿ cómo unos católicos tan debotos,  podrían convertirse en asesinos en serie? ¿ tanto temor hay que tener de la religión? 

 Sus padres solo habían comerido un error, no tener tiempo para sus hijos.  Ella escondida,  presenció como morían sus hermanos,  como los degollaban en su habitación mientras sus cabezas escurrían gota tras gota su sangre,  vió como era escrito con sangre en la pared... 

 "el Postre de hoy,  es la muerte del que no obedece"

Mientras que el resto de los cuerpos de sus hermanos eran licuados y sus sangre era hervida en una olla que usaban para las festividades. 

Para que todos supieran su motivo,  a cada muerte le dejaban una carta, la cual siempre llegaba a los escalones de la iglesia.  La razón para recogerlos a ellos,  fue que sus hermanos no ebedecian y asustados padres ausentes,  pues no mantenían en casa y no ponían la autoridad necesaria.  En una de sus locuras,  ellos pasaron por encima de las rosas que hacían famoso al pueblo. 

¿Acaso una rosa paga una vida? 

Ella creció con ese secreto,  y y la impotencia en su corazon.  Su madre muere un mes despues,   pena moral,  y su padre se lanza al día siguiente de un acantilado. 

Juró vengarze de los que provocaron la destrucción de su familia y de muchas otras. 

Con esfuerzo y dedicación,  pudo ser aquella escogida para ser la empleada de los culpables de la muerte de su familia; en una de las conversaciones  que ellos tenían,  escuchó como planeaban dejar como legado a sus hijos,  para que siguieran con "la tradición del postre". -

¡ no pienso dejarlos!  -susurro mirando el retrato de su familia.

Ella preparó un postre el día anterior,  y al amanecer todos quedaron profundamente dormidos.  Se presentó por fin la oportunidad de terminar con su Venganza,  corrió con cada cuchillo que había en la cocina,  con ruta final en sus habitaciones; pero no contaba con que ese dia tendría las visitas de los familiares de sus jefes.

Ella recibió un golpe en la nuca,  y despertó por el fuego que ardía a sus pies,  el pueblo la acuso de todas y cada una de las muertes que hubieron.

Sus ultimas palabras antes de fundirse con la madera fueron... "Solo probaron el postre.  Me vengaré con la merienda".

 



Moguis.Morena

#1321 en Terror
#11777 en Otros
#3964 en Relatos cortos

En el texto hay: cienciaficcion, terror y suspenso, venganza y muerte

Editado: 10.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar