Enamorada del mejor amigo de mi hermano #1

V E I N T I S E I S

David

─ella no me ha dicho nada, yo quiero escucharle de los labios de ella y no de ti ¿entiendes? ─respondió

─espera hay algo... ─me interrumpió

─vamos nos llama mi padre, dejemos esto que es Navidad y no quiero terminar discutiendo con mi amigo  ─ se encamino a la cena nuevamente

─luego no digas que no te lo dije ─murmure para mi

Adara

Después de la cena todos los presentes no sentamos en la sala de estar y empezaron a hablar de temas triviales.

─Adara, hija ¿por qué no ha venido el chico apuesto? ─pregunto el señor Esteban y de reojo miro a David, adoraba a mi suegrito

─mi novio está con su familia Don Esteban, es 24 de diciembre y tiene que celebrarlo con ellos ─respondí siguiéndole y el señor Esteban asintió dándome una mirada cómplice al ver la reacción de David que no me quitaba su mirada y negaba

No se hablo nada más del "chico apuesto" y la música estaba muy movida así que mis padres se levantaron a bailar y después los siguieron los señores Abad, en el transcurso de la noche habían llegado mis tíos por lo que también empezaron a bailar, mi hermano saco a beca a bailar y David me tomo de la mano y salimos a bailar

 

─la escusa perfecta para bailar y estar contigo ─dijo y le sonreí

─ Muy cierto ─ se rio

─ sabes cuánto me estoy conteniendo para no besarte en este preciso momento y quitarte ese labial rojo ─susurro en mi oído

─te quedaras con las ganas, porque mi hermano no quita la mirada de nosotros ─me burle y miro de reojo a Eithan

De un momento a otro apagaron las luces y solo quedaron prendidas las luces de animación por lo que David aprovecho y me beso.

─amor tenemos que decirle a tu hermano lo antes posible ─anuncio David y asentí

─sobre eso, quizás mañana podamos salir y hablamos, solo te adelanto de que mi madre ya sabe ─dije y él se sorprendió

 ¿es enserio?  asentí

Un mes después

La fiestas navideñas pasaron en armonía y paz, aquella noche nos divertimos muchísimo y sin olvidar el año nuevo que la pasamos en casa de mi abuelita y aunque David no estuvo ahí, ambos sabíamos que la familia es importante y que ya nos veríamos luego, aquella noche de fin de año y año nuevo como es tradición de la familia de mi mamá hubieron muchos presentes en la fiesta que organizan mis tías para que todos lleven sus «años viejos» y quemarlos a las doce en punto mientras la cuenta regresiva empezaba, todos nos felicitamos deseábamos que un año lleno de éxitos y bendiciones, mis amigas me llamaban o yo las llamaba y esa era nuestra tradición.

Respecto al noviazgo aún no había tenido tiempo de decirle a mi hermano y cuando iba a decirle siempre había algo que lo impedía por lo que había decidido que hoy se lo diría al salir de la universidad

─ ¿no estás nerviosa? ─pregunto Alan

─que pregunta para más tonta amor ─exclamo Leonela y Alan se hizo el ofendido─. Obvio que está muy nerviosa

Las clases pasaron más rápido de lo normal y por cada hora que se acercaba una sensación de miedo me invadía por lo que Alan y las chicas me dieron chocolate para ver si me tranquilizantes y contaba alguna anécdota graciosa

Eithan: estoy esperándote

Yo: ya voydame cinco

─nos vemos chicas y por si acaso no vengo mañana vayan a mi funeral ─bromee y se rieron

─andas loca ─dijo Sabrina y nos reímos

─eso espero, que haya un velorio porque quiero agüita de canela con galletita ─murmuro Alan y rodé los ojos

─que ánimos, gracias amigo ─murmure sarcásticamente y me despedí. Al salir vi el carro de mi hermano por lo que mis ánimos E fueron al piso y mis manos también bajaron de temperatura

─he faltado a mis clases por tu gran salida de hermanos ─dijo Eithan y le sonreí

─ ¡Eithan que lamparoso! ─exclame golpeando suavemente su brazo

─bueno falte a una cita por ti ─reí─. Espero no arrepentirme Adara Emilia

Al llegar al centro comercial fuimos a almorzar así que este era mi momento oportuno para decirle la verdad a Eithan

─Eithan, te puedo decir algo ─hable al ver que termino su almuerzo

─dime ─pronuncio él mientras llamaba al mesero para que nos traiga el helado que habíamos pedido

─lo que pasa es que... ─vacile pero fui interrumpida por el cell de él

─discúlpame, es una llamada importante ─se disculpo mientras atendía aquella llamada

─ok ─dije mientras llegaba el helado y lo probaba

Mis nervios aumentaron y algo típico de mi era que mis pies se movían demasiado y agradecía al teléfono que sonó, pero solo era cuestión de minutos para que me preste atención de nuevo.

─ahora si cuéntame que es lo que me quieres decir ─dijo él y le sonreí —. Soy todo oído

─estoy enamorada de David ─hable muy rápido y me quedo mirando

—Habla más despacio quiero volver a escucharlo bien porque parece que escuche algo que no me agrada —dijo serio

— Estoy enamorada de David —dije desviando la mirada

─ ¿es enserio Adara? ─preguntó Eithan negando y asentí bajando la mirada

─y no solo eso, si no que somos novios ─dijo David llegando a mi lado y Eithan se puso furioso

─créanme que esta no se los voy a perdonar tan fácil, David te dije que si en algún momento estabas con mi hermana quería ser el primero en enterarme ─mi hermano con su semblante serio se levanto de la silla y paso sus manos por su cara

─yo le dije que primero veamos cómo nos iba, fui yo la que no quiso decirte, no es culpa de él ─dije y lo mire sintiendo mis lágrimas acumularse en mis ojos



Nathaly

#926 en Novela romántica
#146 en Joven Adulto

En el texto hay: primer amor, apuestas

Editado: 25.11.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar