Entre el amor y el odio

Capitulo 56: Intentarlo

Había amanecido sentía el calor de un cuerpo a mi lado era él de él me tenía abrazada mi cabeza reposaba en su pecho desnudo solo alcancé a quitarle la camisa  ya que estaba muy dormido.

Hoy era su cumpleaños,  aún dormía plácidamente ví la hora casi me da algo eran las diez de la mañana y en día de semana no había ido a trabajar.  Moría de hambre.  Traté de apartarme de él para salir de la cama pero no pude me pegó más a él, ahogue un gritito de sorpresa.

Samuel- No te vayas, Solo por hoy-suplico soñoliento se veía tan guapo.

Sentí sus manos en mi cintura sentía esa corriente recorrer mi cuerpo haciéndome estremecer mi corazón comenzó a latir desbocadamente.

Andrea- Samuel por favor-suplique mirandolo- Tengo Hambre y además debo trabajar.

Samuel- No importa mañana trabajas hoy regalame tu día a mi cumplo años y mi mejor regalo es tenerte hoy solo para mi,  olvidemos por hoy nuestras diferencias-susurro cerca de mis labios sentí como me empujaba caí en la cama y él se puso encima de mi, pasó de una de sus manos por mi muslo mientras sentía como pegaba su frente a la mía- Olvida solo por hoy Brujita-hace tanto no me decía así.

Sin más sentí sus labios sobre los míos devorandome por completa gemi al sentir su lengua introducirse en mi cavidad apasionadamente sentía mariposas en el estómago.

Tiré de su cabello lo escuche gruñir, sus manos no dejaban de acariciar mi muslo gemia en sus labios.  Sentí su mano en el nudo de mi Albornoz.

Me despegue de sus labios y aparte su mano de mi cintura.

Andrea- No-dije nerviosa.

Él negó.

Samuel- Dejame hacerte el amor brujita - dijo casi en suplica Volví a sentir sus labios sobre los mios.

Era un beso lento sin prisas su lengua se adentraba con la mía se sentía exquisito sentir sus labios sobre los mios, coloque mi mano detrás de su cuello profundizando ese beso que demostraba lo que por palabras no era necesario decir nuestras miradas lo decían todo.

Sentí como abría mi Albornoz dejandome expuesta solo en bragas sentía su mirada penetrante y deseosa sobre mí se mordió su labio inferior al verme casi desnuda.

Samuel- Eres hermosa me vuelves loco -dijo antes de empezar a besar mi cuello.

Mientras no dejaba de tocar todo mi cuerpo,volvió a mis Labios volviendo a fundirse en ellos coloque mis manos en su cuello para profundizar el beso. En este momento todos había olvidado dejandome entregar a lo que siento,  baje sus boxer con delicadeza mientras el dejaba de besarme y sonreía ante mi acción, me cogió de la cintura pegandome más a el rozando su intimidad contra mi feminidad aún protegida por mis bragas, llevo sus manos a mis bragas levante un poco mis caderas para que pudiera deslizarlas las tiro aún lado de la habitación.

Veía su cabello alborotado sus mejillas al rojo vivo se veía hermosa esto era nuestro momento,  volví a besarla jamás  cansaría de besarla sus labios eran mi droga, mi medicina y mi hogar, me posicione en su entrada y con delicadeza me hundi en ella ambos gemimos hundi mi rostro en su cuello la miré sus ojos brillaban veía su mirada aprobando el siguiente paso.

Comencé a moverme lento y tortuosamente dentro de ella me deleitaba con sus gemidos sentía sus caderas siguiendo mi ritmo, sus labios mordian mi hombro ante mis entradas torturantes.

Andrea- Más rápido samu- dijo pérdida en el placer.

Sentí una felicidad en mi pecho al escucharla llamarme como hace años cuando hacíamos el amor,  aumente mis arremetidas el sudor bajaba por nuestras frentes,  clavó sus uñas en mi espalda al llegar a su orgasmo seguido de mi ambos gritamos nuestros nombres al llegar a la Cumbre del placer.

Nuestras respiraciones agitadas llenaban el ambiente,  caí rendido en su cuello,  aspirando su exquisito aroma, sentía el latido acelerado de su corazón contra mi pecho.

Nos miramos sonreí pegando mi frente a la suya- Te amo Brujita este es el mejor cumpleaños porque te tengo a ti.

Sus palabras me llegaron al corazón eran tan sinceras y puras, no pude evitar derramar unas lágrimas.

Andrea- Perdóname por pensar eso tan feo de ti -solloce más fuerte- Yo Te amo-dije con la voz rota sentí sus dedos en mis labios.


Samuel-Shhh No digas nada vivamos este momento - dejé un Casto beso en sus labios salí de ella y nos tape con la Sabana.

El día comenzaba de maravilla estaba Súper feliz en una semana exponeria unas fotos que tomé de mi guapo esposo en una exposición donde serán vendidos y los reacudare para donarlo a la fundación a la que andy ayuda sobre a mamás que han perdido sus hijos.  Estoy segura que se pondrá feliz cuando sepa de la noticia.

Otro día más no me atreví hablar con andrea,  fui a su Oficina pero no estaba ya encontraría el momento. No quería seguir callando.

Después de hacer el amor nos quedamos dormidos, me desperté eran la 1 de la tarde tenía hambre, ví mi teléfono tenía llamadas pérdidas de mi padre,  Gabriel,  mi mama.  Les envié un mensaje a cada a uno para que se quedarán tranquilos.
Me di un baño y me vesti ella aún dormía parecía un Ángel, me acerqué y pegue mi rostro con él de ella.



Flor Sanchez

Editado: 23.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar