Entre Reflectores

Capitulo 3: Pequeño accidente

Por fin habíamos llegado, y hay 3 filas y las 3 con la misma cantidad de gente que es mucha, todos queriendo pasar al concierto, lo bueno que ya estaban dejando entrar, lo malo es que están muy lentos y hay muchísima gente, tanta que Sally tuvo que estacionar el carro a 5 calles de aquí porqué todos los estacionamientos de alrededor y de las primeras calles están llenos, si con suerte encontramos ese estacionamiento el cual ya se estaba llenando, además de que no llevamos ni un minuto aquí y ya hay fila tras nosotras y sin contar que adelante hay como 10 mil o 15 mil personas (contando las 3 filas) aproximadamente, no es que me vaya a poner a contar persona por persona y eso que no considero a las que ya están adentro y como ya he dicho antes está noche será larga y eso que ni siquiera hemos entrado, no la noche ha empezado.

En teoría el concierto empieza a las 8pm nosotras llegamos a las 6:15pm (muy temprano a mi parecer) y ahora son las 7:30pm  llevamos más de 1 hora formadas esperando a ver a que hora nos dejan pasar, estoy cansada y mis pies los están resintiendo ya que no estoy segura si todavía siento los dedos de los pies, además que me lleva ardiendo la parte donde roza el zapato con el talón a lo que ya debo tener ampollas en esa zona, además de que siento mojado seguramente ya hasta reventadas están, y ni hablar de la planta del pie, no la soporto, la fila no parece bajar, y todavía tras nosotras queda demasiada gente, por lo que creo que el concierto iniciará hasta las 9 si tenemos suerte pero no se si yo pueda soportar más tiempo estar parada, los zapatos me están matando enserio, no debí haberle hecho caso a mi hermana hubiera preferido soportar sus histerías a el dolor que estoy sintiendo en los pies, y justo cuando pienso que nada se podría poner peor, llegan un montón de reporteros de espectáculos tratando de transmitir que es lo que pasa con el último concierto de "fourth" y si se puede poner todavía peor una de las afortunadas en este caso desafortunada elegida para ser entrevistada de entre 50 mil personas es mi hermana y como a ella no le gusta nada llamar la atención (nótese el sarcasmo).

-¡Hola señorita!, ¿Cual es su nombre? -pregunta la reportera a mi hermana

-Juliette pero todos me dicen Julie -dice y sorprendentemente sin nerviosismo alguno

-muy bien Julie, ¿Que se siente estar a unos minutos de ver a tu banda favorita?

-¡Genial!, he estado esperando este concierto por meses

-supongo que no vienes sola -dice la reportera viéndonos a Sally y a mi

-no, vine con mi mejor amiga Sally -la cámara enfoca en ella y ella hace un gesto de saludo con la mano

-y mi hermana Allison -ahora la cámara enfoca en mi y ya no se si siento cansancio, vergüenza o enojo lo más probable es que todas juntas, trato de disimular y solo doy una sonrisa tímida y fingida hacia la cámara (nótese mi nerviosismo)

-muy bien chicas, ¿Una cosa que quieran decir antes de que empiece el concierto?

-bueno que si Brian u Oliver ven esto le pido que ya no busquen más al amor de su vida, que yo estoy aquí -finaliza Julie

-¡Wow! Declaraciones fuertes, así que chicos ya saben ya no busquen más, muchas gracias chicas y disfruten su concierto.

Veo como la reportera y su camarógrafo se retiran a buscar otra víctima, y yo ya no puedo ocultar más mi enojo hacia Julie

-¿No es genial? Vamos a salir en la televisión nacional —dice Julie emocionada

-no, no lo es -digo con enojo

-ya, hermanita, cambia esa cara no es para tanto

- Ya te dije que no tengo otra y ¿Que no es para tanto? A ver Julie, todo esto es tu culpa primero me haces salirme de trabajar, luego me haces usar tus horribles y para nada cómodos zapatos, luego me tienes aquí esperando más de 1 hora parada con estos zapatos que me van a matar y todo para entrar a ese estúpido concierto cuyo boleto pudiste haber revendido, regalado o lo que putas se te haya ocurrido con el y para el colmo le das permiso a una reportera de que te entreviste donde encima haces el ridículo ante millones de personas que verán su programa, además de que ya faltan 15 malditos minutos para que inicie el estúpido concierto y ni siquiera hemos entrado al auditorio, pero yo ya no puedo más, me voy le daré mi boleto a una persona al azar porque yo ya no aguanto más estar aquí, estoy harta, enfadada, cansada, furiosa y apunto de morir, me voy, se acabo -me doy la vuelta sin dejar que mi hermana diga algo, que por lo que veo la he dejado sorprendida con lo que he dicho.

-Ally -dice Sally

-no, no me convencerás de quedarme

-ahh, no, emm un consejo, sal por la calle de atrás, esta un poco sola y tendrás que rodear más, pero como te dije está sola por lo que saldrás más rápido por ahí que por la de la entrada donde te tardarás por lo menos 30 minutos en salir si bien te va.

-gracias, Sally -le sonrio

-pero... -dice Julie

-ah, si te preocupa tomaré el subterráneo y disfruta de tu famoso concierto si es que logras entrar, y respecto al trato por mi tu y Isaac pueden mandarse al hospital el uno al otro -la interrumpo y ahora si me voy de una vez por todas.

Quien diría que por la parte de frente y la calle delante al auditorio hay muchísima gente que no se puede pasar ni caminar, incluso la fila está tan larga que sobre pasa las 3 calles, pero por la parte de atrás esta solitario a pesar de que es temprano solo autos pasan aunque no como otros días, tal vez piensan que las calles estan cerradas por eso del concierto, me decido ir caminando por ahí en línea recta hasta llegar a la salida del subterráneo y poder irme a mi casa, pero a mitad del camino y sin importar nada me quito los zapatos que ya no soporto y si tengo las ampollas reventadas y hasta con sangre de la parte de los talones en ambos pies además los siento como acalambrados ya que hice un esfuerzo sobrehumano por traer puestos esos tacones demoniacos, así que decido quitarmelos y mejor cargarlos en la mano que traerlos puestos, prefiero ir descalza hasta llegar a mi casa, ya casi llegó a la salida del subterráneo y aún sigue solo lo cual es raro que todavía para este punto casi no haya personas y eso que faltan 10 minutos apenas para las 8, espero a que pasen los pocos carros que hay para poder cruzar a la acera donde esta la salida para el subterráneo y al momento de cruzar la calle, la luz de un auto de lujo color azul el cual no vi de donde salio me cegó por un momento, y lo último que escuché fue el sonido al frenar cuando sentí un golpe el cual me hizo perder el equilibrio cayendo al suelo y por si no fuera suficiente otro golpe en mi frente la cual pego en el parachoques delantero de auto, enserio solo me pasan esas cosas a mi



Libhet111

#10686 en Novela romántica

En el texto hay: musica, fama, banda

Editado: 25.07.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar