Eres mi cielo

4. Un simple roce

Jason Harris.

Después de la pelea que hubo en los pasillos todos deciden irse, Alisson está que echa humo por sus oídos.

Esta muy enojada.

Y no es para menos, que la nueva te desafíe el primer día, es algo nuevo aquí no cualquiera hace eso.

Ahora estoy rumbo a la primera clase Matemáticas.

A que no es genial.

No entiendo porque odian las matemáticas si son geniales, es una materia tan perfecta, tan fría porque siempre el resultado es el exacto.

Amo las Matemáticas, pero no tanto como amo la poesía.

La poesía me encanta, es como mi baúl de recuerdos donde guardo mis mayores temores, mis alegrías, enojos, todo tipo de sentimiento lo transformo en poesía y es liberador. Muchos utilizan la pintura, esculturas, fotografía, pero yo decido la literatura, la poesía.

Volviendo al tema, entró al aula y visualiza a la chica nueva, lo siento por decir chica nueva pero no sé cómo se llama así que su apodo es chica nueva.

Me siento y acomodo mis cosas, adelante de mí se sienta Mario. Emma ahora está en clase de lengua.

Han pasado treinta minutos desde que el profesor llegó, diez minutos donde la mitad de la clase se está durmiendo y cinco minutos donde ya me aburrí.

Amo la materia más no el profesor que las imparte son cosas muy diferentes.

Viajo mi vista por toda esta reducida aula, sólo me detengo al ver unos ojos negros y perdidos en un punto fijo, ella es una chica muy linda con una mirada sin emociones y eso es lo que más me perturba ¿Qué es lo que la castaña ha sufrido?

Vuelvo mí vista al frente y trato de poner atención, todos los problemas que están en el pizarrón son muy sencillos.

- Y lo dices a si de tranquilo vio morir a sus padres ¡Lucas! ¿Qué carajos te pasa? - escucho una voz molesta y decido voltear para saber de quién le probé esa voz y si es la chica nueva la que grita.

Veo a su lado y el banco del chico está vacío, no sé dónde está, tampoco es como que me preocupe.

Esperen.

Acaso escuche bien. Cada segundo, minuto e hora que pasa me pregunto con más frecuencia, ¿Qué esconde?

Porque de algo estoy seguro, y es de que esconde algo y lo que sea, que es, es fuerte. Pasa por mi lado furiosa y se para en seco.

- ¿Qué demonios ven? - Dice y todos la miran con miedo, si con miedo el profesor le grita que se detenga, pero ella no le importa y sale del aula.

El silencio es tan abrumador que da miedo romperlo.

.

Por fin acabo la hora, lo que si odio es historia muy aburrido, a decir verdad. Salgo del aula para poder ir a la cafetería.

Los pasillos de esta institución están repletos de alumnos que poder llegar a mí destino es una tarea bastante difícil. Cuando llegó decido sólo pedir un cóctel de fruta. Una vez que lo tengo en mis manos decido irme a una mesa un poco alejada.

Nadie se sienta conmigo , todos me miran mal y creo que, hasta cierto punto está bien, pero es un fastidio tener que soportar por los comentarios y susurros hacia mí
persona.

Sé que cometí un error, y si fue grande, me equivoque y lastime a personas que no lo merecía, pero pedí perdón a cada persona que lastime, cada día me arrepiento de ser ese, gilipollas que alguna vez fui.

Decido tomar un libro de mí mochila, cuando lo veo sonrió por inercia, leer me hace muy feliz es un mundo lleno de imaginación. Paso cada renglón, palabra y letra de este libro, donde me lleva a un sin fin de emociones.

- Ahora ya no es él gilipollas ahora es el nerd, gran cambio Harris - escucho como alguien se burla, pero decido ignorarlo y seguir con mi lectura.

Minutos después la cafetería está repleta de gente, decido llevarme algún trozo de fruta a mi boca y cierro el libro para concentrarme en disfrutar esta comida.

Alzó mi vista y en cada mesa hay distintos tipos de personas, como es de costumbre en el centro están los populares, mi hermano, Alisson y sus amigos.

Todos ellos juzgando a personas que simplemente no son iguales a ellos, simplemente los demás piensan, actúan y son distintos y está bien cada quien es distinto y único. A lo lejos veo a los que son muy inteligentes llamados "nerds" los chicos y chicas problemáticas por otro extremo están las que no entran en algún estereotipo que está sociedad ha impartido. Es detestable que la sociedad sólo se preocupe por el físico o por el simple hecho de ser populares significa que eres mejor y tienes mayores privilegios.

Pero joder todos somos iguales.

- Al parecer andas muy pensativo - una voz femenina me saca de mis cavilaciones.

- Sólo pienso - digo simple mientras Emma me saluda con un sonoro beso en la mejilla y Mario se sienta al frente de mí y Emma a mi lado. A pesar de que es raro que se siente conmigo comúnmente se sienta con las porristas, me agrada que este aquí, me hace sentir menos solo.

- Pues joder no pienses mucho - habla Mario con tono burlón a lo que yo lo fulmino con la mirada - Bueno ya, oye Emma - se dirige a la rubia - No te has enterado de la escena que hizo la nueva en matemáticas - dice como si fuera algo demasiado importante.



Jaz mendez

Editado: 17.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar