Eres tú, Frank.

Prólogo.

Hubo un tiempo en el que no entendí mucho el amor, porque nunca me había enamorado de una forma especial, como se ve en las películas románticas.

Todas mis relaciones fueron pasajeras, me daba igual tener o no a alguien.

Aunque admito que me quedaba esa sensación de extrañeza al terminar algo que por un momento me hizo bien, pero después todo volvía a su lugar, no me costaba dejar atrás a alguien.

Siempre pensé que así era mejor, no sentir mucho, es que así lo evitas.

Evitas sufrir.

Realmente no me equivoqué.

El amor te hace vulnerable, te hace más propenso a sufrir.

No se trata de si estás con una persona que te quiere bien o te quiere mal. Se trata de lo que vos sentís.

Apenas conoces el amor, ese amor que te hace perder la cordura, algo se debilita dentro tuyo, no te das cuenta, pero es así.

Tus sentimientos se vuelven un poco débiles.

Es que si todo se va a la mierda, una termina destrozada. Y cuesta, cuesta un dolor inmenso recuperarse.

Pero espero que me estés entendiendo, esto solo pasa cuando amas de verdad, con todas tus fuerzas, con todo tu ser.

Porque si no serías como yo, te jode un rato y luego se te pasa.

Alguien una vez me dijo unas palabras que las anoté y guarde en una cajita de madera, como si fueran un regalo preciado:

"Nunca tienes la certeza entera de que una persona no te va a hacer sufrir, por más que confíes en ella como nadie en el mundo."

Sí. No la tienes.

Por eso eres vulnerable cuando estas enamorada.

Porque hay un miedo que se esconde dentro tuyo, el miedo a que te lastimen.

Ese miedo que se deja ver solo cuando te dañan.

No sé nota pero lo tienes. Lo tienes guardado en tu interior.

El amor te hace bien y te hace mal, tiene sus tiempos, tiene sus líos.

Nada es todo blanco o todo negro. Así no funciona el mundo.

¿Por qué el amor sería diferente?.

El amor perfecto no existe.

Eso esta bien.

Está bien que sea así.

Ahora, lo entiendo. Entiendo el amor.

Una persona le dió un significado.

Me lo ha enseñado, con acciones, con palabras y con un rompecabezas imaginario que se iba armando en cada momento que pasábamos juntos.

Esa persona que influyó tanto en mi vida es Frank Andersen.

Y quiero que conozcas la historia.



JoMorales

#10236 en Novela romántica
#1939 en Chick lit

En el texto hay: novelajuvenil, romance, amor

Editado: 01.07.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar