Eternidades

LA CAIDA DEL ANGEL

Impaciente por la tardanza de su compañero se encuentra Perséfone sobre el techo de una bodega ya que desde hace tiempo se han encargado de los extraños fenómenos que han estado sucediendo por la zona y este día al descubrir a un ser  perseguido por una patrulla han salido en su búsqueda,  ante la separación inminente ella tuvo que regresar al punto de encuentro por lo que Alastor continuó con la misión solo.

El tiempo pasa hasta que finalmente la silueta de su compañero se dibuja a lo lejos y rápidamente llega hasta donde es esperado.

- Alastor, ¿pudiste salvar a los hombres? - pregunta Perséfone a su compañero que mueve de manera negativa la cabeza.

- Solo uno, para el otro ya era demasiado tarde, pero esta ocasión tal vez podamos hacer algo más que esperar un nuevo ataque -

- ¿A qué te refieres? -

- Al que murió le quito la energía vital y si lo que pensamos es cierto tal vez muy pronto podremos seguirlo hasta donde se encuentran el resto y así podremos descubrir quien está detrás de todo esto -

- ¿No es muy arriesgado? -

- Tal vez, pero mientras no encontremos al hijo al creador esto es todo lo que podemos hacer -

Las sirenas de unas patrullas y ambulancias se comienzan escuchar por lo que la enigmática pareja se decide por retirarse del lugar lo más pronto posible.

Más tarde continúan con su labor de vigilar los hechos interviniendo lo menos posible para no darse a conocer al enemigo, sin embargo lo que no saben es que algo igualmente peligroso ha comenzado a acecharlos, en un desconocido lugar también están investigando todo lo que está sucediendo, un grupo de personas con alta tecnología han conseguido seguir el rastro a los vampiros de energía y por consiguiente han descubierto la existencia de Alastor y Perséfone aunque solo han estado observando sus movimientos por medio de aparatos que distingue su particular energía.

- Señor - dice uno de los agentes a su superior - finalmente conseguimos reconocer el tipo de energía que emana de los vampiros y la pareja que ha estado eliminándolos, con esos datos podemos seguir la siguiente fase -

- Perfecto - contesta el líder - solo hay que esperar un poco  ahora debemos solo acercarnos un poco más o la presa escapara -

- Entonces iniciamos la reubicación -

- Si, pero que no sea tan repentina o levantaremos sospechas -

- Entendido -

Los días comienzan a pasar y los preparativos para la siguiente fase del plan comienzan a darse, poco a poco la comandancia de policías en invadida por un nuevo cuerpo de vigilancia que llega con extraños aparatos, además de eso un nuevo problema surge, el cuerpo de Franco desaparece repentinamente de la morgue, no existen evidencias de quien pudo hurtarlo, pero el robo demás es extraño, nadie entro al recinto ya que está en el sótano del edificio y nadie vio salir a alguien con el cuerpo, nadie de la policía, mas no fue así para los que realmente vigilan con ojos más  allá de los comunes y Alastor junto con su compañera al sentir la presencia del revivido ser rápidamente lo ubican y comienzan a perseguirlo a una moderada distancia para no descubrir su presencia, lo que no saben es que otro grupo de cazadores siguen la misma presa la cual cada vez se dirige hacia callejones más solitarios de la zona más decadente de la ciudad, finalmente la persecución termina y el que unas vez fue Franco entra en una especie de bodega y es en ese lugar donde Alastor y Perséfone esperan por unos instantes para ver lo que sucede, pero no parece suceder nada así que finalmente deciden actuar por lo que de manera precavida se acercan al sitio y buscan la manera de entrar, revisan varios lugares pero sin éxito hasta que de repente Alastor consigue abrir una ventana del techo y de manera sigilosa comienzan a entrar, una vez dentro se mueven con toda cautela para no ser descubiertos, poco a poco se adentran en el lugar hasta que finalmente escuchan algo que parecen voces por lo que van hacia el lugar, una vez en el sitio observan lo que está sucediendo, ya casi una centena de estos seres se encuentran frente a lo que parece el asiento del líder, de pronto de entre las sombras aparece un tipo alto y musculoso, de primera vista parece un ser ordinario pero para los vigilantes no es así, saben que el individuo ha sido poseído por una sombra, inmediatamente la reconocen es el mismísimo Seriavelu una de las  sombras más poderosas, saben que por el momento no pueden contra él, así que deciden retirarse, aunque ya es demasiado tarde uno de los seguidores del ser, los descubre y da aviso al resto y rápidamente varias decenas de ellos comienzan a subir para atraparlos, rápidamente Alastor y Perséfone tratan de ponerse a salvo pero ella es atrapada y obligada a caer, Alastor al ver esto trata de ir en su ayuda más otro grupo consigue atraparlo impotente ante la situación decide rendirse y rápidamente es conducido a donde se encuentra Seriavelu y la cautiva Perséfone.



Iván Quiroga López

#2654 en Ciencia ficción
#14870 en Otros
#1876 en Acción

En el texto hay: misterio, drama, fantasia

Editado: 29.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar