Eterno Crepúsculo

Capítulo 1.

Solo tenía en mi cabeza la imagen de la visión de Alice, ¡demonios! Por alguna razón llego a matar a la frágil y torpe chica Swan, pero no me explico cómo, sé que mis intensas ganas de arrebatar su sangre de su cuerpo son o podrían llegar a ser más fuertes que todos mis años de buen control y estabilidad que he llevado hasta ahora.

Sin embargo, no fue la única visión que tuvo Alice, Bella se convertiría en una chupa sangre como yo, lo que hace que me preocupe aún mas, ¿Cómo demonios Isabella Swan se transforma en un vampiro? He de suponer que se entera de la verdad, pero ¿Cómo?

¿Edward? ¿Estás bien?

La mente de Alice estaba alterada, era obvio que mi mirada perdida en mis pensamientos la preocupo.

- ¡Edward! -gritó Alice al ver mi indiferencia a sus últimos pensamientos.

- ¿Cómo pasa eso? -le pregunto con un tono molesto y alterado-es imposible que eso suceda.

- ¿a qué te refieres? -pregunta Alice.

- ¿Podría alguien explicar que está pasando? - dice Rosalie al ver el alboroto.

-Edward vio una visión donde la humana era uno de nosotros, es todo-respondió Alice con una voz que tranquilizaría a cualquiera, excepto a mí.

- ¿Por qué no te atreves a decir lo otro? -digo con un tono de molestia- diles como termino matando a Bella-enfurezco un poco más-.

- ¿Bella? Ya le dices por su nombre-alega Rosalie.

- ¿acaso eso importa? -le respondo como si estuviera indignado- ¿no oíste lo que dije? ¡la matare!

- ¡Edward! Basta, no te mortifiques por una visión que podría no pasar-habla Alice intentando hacer que me calmara.

- ¿y si pasa? Mataré a una chica inocente Alice-no deje que Alice pudiera decir algo, me aleje antes de eso.

Edward, debes calmarte.

Voltee para ver a quien le estoy alterando sus pensamientos, era Carlisle, siempre se ha preocupado por mí, y me ha apoyado siempre que lo necesito, no podría negarme a hablar con él sí era lo que él quería en estos momentos.

-Carlisle, -dije angustiado- ¿Qué debo hacer? -pregunte como un niño de 5 años.

-Edward, hijo, sé que no eres un monstruo y tu tambien lo sabes, todos aquí lo sabemos-se acercó para poner su mano en mi hombro.

Parecía calmado, hablaba con tanta confianza y seguridad, como si creyera que no sería capaz de matar a Bella.

-Carlisle, si sintieras lo que yo al estar cerca de ella no seguirías pensando que no soy capaz de matarla.

Era cierto, no intentaba victimizarme, estar cerca de ella era una agonía, un dolor tan intenso que me hacía querer morirme en ese momento.

-Edward te entiendo, aunque no lo creas-se aleja para tomar asiento.

- ¿ah sí? -pregunte confuso- ¿Cómo es eso? -me siento frente a él.

La mente de Carlisle estaba muy calmada, parecía no molestarle hablarme de sus inicios como un vampiro, admitió que el asi como todos empezamos descontrolados pero que logro encontrar la paz que necesitaba para estar en control, Esme, la forma en que pensó a hablar de cómo se enamoró de ella aun siendo humana todavía fue algo que nunca había visto, muchos lo llamarían: “amor verdadero”, ¿pero se puede amar a alguien que en cualquier momento pudieras matar?

¿Qué estoy diciendo? Pareciera que estuviera creyendo que yo Edward Cullen amaría a una insignificante humana como bella Swan, ¿amar a un ser tan indefenso? Eso suena imposible, debo sacar esos pensamientos de mi cabeza, eso jamás pasará.

Edward, ¿ya estás mejor?

Era Alice, se veía angustiada, sus pensamientos no dejan de fluir como agua en rio, pero no era por la chica, era por mí, ¿Cómo puede sentirse angustiada por mí? Yo soy el monstruo, es Bella quien corre peligro.

-Estoy bien pero Bella no lo estará Alice-solo apreté los dientes para no gritar de nuevo-, sé que es solo una humana más y que no te interesa, pero Alice-sentí un extraño nudo en la garganta y Alice me interrumpe.

-Edward.

El tono de su voz diciendo mi nombre nunca lo había oído, parecía más interesada en el asunto como si fuera lo más importante de su vida, y eso solo me desconcertó más.

-Me preocupa Bella, en verdad-parecía muy segura de lo que dijo- aunque no lo creas.

-No mientas Alice, ni siquiera la conoces-conteste con un tono algo molesto.

La verdad no le creía nada, quizas solo quería sentir empatía por mí o algo similar, pero de igual forma me molestó.

-Bien, quizas tengas razón no me preocupa Bella- cambia su tono de seguridad.

- ¡Lo sabía! -le grite realmente molesto por su intento de hipocresía.

- ¡Por ahora! -respondió Alice como si fuera una niña ganando un trofeo de quien es mejor.

- ¿por ahora? - estaba más confundido que antes.

-No negare que me es indiferente Bella, al menos por ahora-hizo una pausa para que pudiera ver en su mente, no lo hice- lo he visto Edward, Bella y yo seremos muy buenas amigas.

- ¡Mientes! -conteste rápidamente.

-Ve en mi mente Edward, y dime si no miento- estaba tan segura de sí que acepté y vi.



Srita Desconocida

Editado: 14.06.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar