Formé (2°parte Saga Salvajes)

Capitulo 18

 

 

El día en que debían dejar Georgia, había llegado.

Martín no quería alejarse de su tío ni del rancho, y no había dudado en hacerlo saber llorando por más de una tarde entera, pidiendo y rogando que lo dejaran allí. En cambio, para Cael y Freya, aquello significaba algo más. Para ellos, aquel viaje a España significaba cerrar una etapa dolorosa y oscura en sus vidas, que a su regreso iniciarían una nueva etapa de sus vidas.

–te voy a extrañar –dijo Cael.

–y yo a ti, serán dos meses eternos, pero me queda el consuelo que al volver estaremos juntos para siempre –respondió Freya.

–lose, pero no quiero volver a estar lejos de ti –susurro Cael mientras posaba sus manos en sus caderas y la apegaba a él. No quería alejarse de ella, la sola idea de pensar que estarían separados, lo mataba.

–no te darás cuenta cuando este nuevamente junto a ti –animó Freya acariciando su rostro –te amo –añadió y enseguida lo beso demostrando todo el amor que a pesar de los años separados aún seguía existiendo.

–disculpen que los interrumpa, pero ya es hora de irnos o perderemos el avión mami –anuncio Martín cabizbajo.

–debes cuidar muy bien a tu madre –pidió Cael agachándose hasta la altura del pequeño.

–sabes que si tío, ya te lo prometí –contesto abrazándolo.

–te voy a extrañar Martín –dijo correspondiendo su abrazo –espero que lleguen sin novedad y por favor, me avisan cuando lleguen a España –pidió a su nueva familia y ellos asintieron. Se dieron un último abrazo y espero a que abordaran el avión, despegaran y cambio su semblante.

Tenía que hacer pagar a Shiomara cuanto antes, su plan para hacerla caer comenzaba mañana mismo.

*

 

Tras una semana de la partida de Freya y Martín, Cael se encontraba nuevamente en una reunión del rodeo, sin embargo, esta vez no acudía como participante, sino, como el presidente y organizador de esté.

Junto a él se encontraba Laura y sus hermanos, Shiomara en compañía de Tadeo y otros nuevos hacendados.

Según lo que correspondía cronológicamente, debían poner fecha a la ceremonia para dar inicio a la próxima fecha del rodeo.

–¿están de acuerdo que sea el próximo sábado en la noche? –pregunto Cael. Nadie se negó, todos estuvieron de acuerdo con él. Tras media hora de conversación y organización en cuanto a la ceremonia, llegaron a su fin. Cada uno de loso participantes se fue marchando para su hogar, mientras que Cael añoraba llegar a casa y llamar por fin a Freya.

–veo que nuevamente te has quedado solo Cael –interrumpió Shiomara antes de que el pudiera marcharse.

–y tu como siempre, te empeñas en hacerme compañía –respondió irónico.

–hace unos años mi compañía te parecía agradable, si mal no recuerdo solíamos pasarlo bastante bien –dijo acercándose a Cael.

–sí, debo reconocer que sí, pero eso ya paso –

–oh, Cael, vamos. Donde hubo fuego, cenizas quedan...–

–Shiomara, Shiomara, Shiomara...debes aprender a no jugar con fuego, o saldrás quemada –respondió de acuerdo a lo planeado.

–sabes que tratándose de ti no me importaría arder en el infierno –respondió acercándose peligrosamente a él.

–dramática igual que siempre, te veo el sábado Shiomara –respondió dejándola sola. No soportaba tener que estar cerca de ella y fingir que todo está bien.

–¡te veo pronto guapo! –exclamo con una gran sonrisa.

 

*

En España las cosas marchaban bien, Freya se estaba encargando de dejar todo su material en orden para la persona que sería su reemplazo. Por eso, había decidido tomarse un mes para encontrar a la persona correcta y dejar la empresa en buenas manos.

–creo que por hoy es suficiente, tanto trabajo no hace bien –dijo Luke

–aun no comenzamos las entrevistas –recordó.

–sí, pero por hoy lo dejaremos hasta aquí, luces bastante cansada y agotada...¿va todo bien? –pregunto de pronto.

–sí, es solo que no he descansado bien estos días, creo, creo que el cambio de hora y el retomo del trabajo me pasaron cuenta –contesto estirando el cuello.



Raisa Venher

Editado: 22.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar