Hecha para ti

Capitulo 8:Arreglando la casa

Al día siguiente me fui al trabajo como de costumbre y 6 horas mas tarde me fui al super a comprar una caja de chocolates y luego me fui a casa de Gustavo, para ver lo de la pintura, y como iban con eso, llego a la casa de Gustavo y lo veo hablando con esa resbalosa, que lo miraba de forma extraña, hasta le puso una mano, en la espada, lo cual fue retirada inmediatamente por Gustavo, me acerco para ver que pasa.

 

Saludo a Gustavo y le doy un beso en la boca y digo —Hola amor, bello.

 

Hola linda, ¿quieres café con pan dulce?  —Dice Gustavo.

 

Claro amor voy en unos segundos —le dije.

 

Gustavo se va y le digo —Hola Melisa déjame recalcarte algo, Gustavo tiene dueña, y esa soy yo, y estoy próxima a casarme y será mi esposo, así que deja de estar de resbalosa con él, captas la información que te di, el no esta soltero, te cuidado a quien te robas o lo puedes pagar muy caro, y sigue pintando la casa, que para eso te pagan y a mi futuro esposo déjalo en paz.

 

Melisa me mira apenada y dijo —Lo siento, pensé que ustedes no eran nada.

 

Pues si somos algo y es mío cuidado con quien te topas, te lo estoy diciendo con amabilidad aléjate de él, suerte con el trabajo, adiós, mi amado futuro esposo me espera.

 

El reloj marca las 7 de la noche y Gustavo me pidió ayuda con el árbol navideño, y fue divertido pasamos una noche inolvidable.

 

2 semanas después la casa estaba hermosa y muy pintada, así que Aproveche para poner luces en casa de Gustavo y también en las mía, Gustavo me ayudo con el árbol navideño.

 

Las dos casas la arreglamos para recibir la Navidad como se me merece, y nuestro perrito Dogi recibió un gorrito navideño también.

 



Karla parada

Editado: 22.12.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar