Heros

REENCUENTRO II

-Por fin llegue a los pasillos de la escuela, fue algo duro el recorrido pero creo que nadie me ha visto, lo más prudente es que vaya por el camino menos transitado aunque el más largo- me encamine con poco animo, me disgusta de verdad ir por ahí, el olor a humedad es demasiado grotesco, hay enredaderas por todos lados, tiene ventanas tan pequeñas que la luz es casi nula, no he podido cruzar por ahí sin tropezar por lo menos una vez en alguna grieta en el suelo, no puedo imaginar quien sería tan demente como para cruzar por aquí, claro nadie tan loco como yo, no es como que sea la primera vez que rompo las reglas, cuando logre salir de ese pasillo me sentí tan aliviado de por fin poder respirar bien, estaba a una sola puerta del pasillo principal… comencé a escuchar mucho ruido, algo raro a esas horas ya que todos deberían estar en clases, algo estaba mal, decidí abrir un poco la puerta con mucho cuidado para ver si no había nadie ahí y cuál fue mi sorpresa al ver a los profesores correr de un lado a otro, comencé a buscar una ruta para pasar desapercibido, todo era caos adentro, cuando comencé a pensar que no había manera de pasar me di cuenta que mis compañeros y las demás clases estaban ubicadas al fondo, seguí buscando una ruta hasta que me fije que mi amigo Janusz, un chico de cabello rubio, ojos cafés, bastante delgado para el increíble poder que demuestra en clases, me hacía señas muy sutiles para que me apurara y fuera lo más silencioso posible, comencé a caminar lo más calmado y rápido que pude, al incorporarme con mis compañeros por fin me sentí tranquilo desde que había cruzado ese portal donde no debía… tenía que averiguar qué es lo que estaba pasando y sabia que no hay otro persona mejor para informarme que aquel que me ayudo a llegar aquí, así que rápidamente avance hasta donde estaba él- Janusz ¿a qué se debe todo el alboroto?

-jajaja- lo único que hizo fue reír en voz baja pero para mí parecía que todo el mundo lo escucho y más que yo sabía que se está burlando de mi- así que el alumno ejemplar viene a un humilde lacayo por información- a veces me sacaba de quicio pero él es mi mejor amigo, que puedo hacer.

-Déjate de bromas y responde.

-Freno su risa en seco para quedárseme viendo, cosa que me intimido por un momento, se acerco demasiado a mí y por fin me contesto- escuche que hace poco se abrió un portal hacia el mundo humano y están buscando al responsable- al escucharlo sentí como un escalofrió recorrió toda mi espalda y como una gota de sudor recorrió toda mi rostro, los nervios comenzaron a atacarme y creo que se dio cuenta porque me miraba con una cara de asustado- ¿a poco todavía le temes a los humano?- en cualquier otro momento le hubiera hecho algún comentario absurdo pero en estos momentos el solo hecho de escuchar la palabra humano me pone nervioso, al parecer se volvió a dar cuenta porque no dejaba de verme- ¿Qué te sucede? Las historia que nos contaban nuestros padres cuando éramos bebes son puros cuentos inventados, no me creo eso de que los humanos son terribles- realmente no hayo la manera de cambiar el tema- Heros cálmate que estas comenzando a asustarme.

-No tengo nada, es solo tu imaginación- en estos momento ciento como si toda la habitación esta obscura y un reflector me está apuntando a mí.

-Entonces ¿Qué es lo que te pasa? Parece como si en cualquier momento fueras a desmayarte.

-Ha de ser porque no desayune y con tanto alboroto me estoy comenzando a sentir mal.

-Deberías avisar a los maestros para que te dejen ir a la enfermería- se me olvidaba que mi amigo no puede dejar pasar la oportunidad de ayudar a alguien- déjame ver si esta la maestra Aminta para que nos dé el permiso- con la suerte que tiene me amigo es cuestión de tiempo para que la encuentre, tengo que pensar en algo para salir de esto, cada segundo que pasa me pongo mas y mas nervioso- ¡ah! Ahí está, deja…- fue interrumpido por una risa que se escucho a unos cuantos pasos de nosotros, específicamente en la sección de mujeres.

-Jajaja no puedo creer que le tengas miedo a los humanos jajaja- la risa no paraba, la escena era tan similar a lo que me paso pero con un par de chicas como protagonistas, una chica esbelta o al menos eso es lo que deja ver la capa abierta del uniforme que porta, unos ojos azules como el cielo y un cabello obscuro algo ondulado, una persona claramente popular en esta escuela pero lo que más llama mi atención es la chica misteriosa a su lado, la capa cubre completamente su cuerpo, el cabello es tan oscuro como la noche sin estrellas y cubre casi por completo su rostro, como si quisiera pasar desapercibida, como si quisiera ocultar algo, por lo menos esto hizo que me calmara un poco dejándome pensar más claramente - Dabria…- no pude evitar voltear al escuchar ese nombre.

-Te he dicho que no me llames así Maureen- la chica misteriosa comenzó a voltear para todos lados, de nuevo esa inquietud de que oculta algo llego a mi- llámame Celeste- hablaban tan bajo que ni cuenta me di en qué momento fue que me moví para acercarme a ellas y no perderme ningún detalle de la conversación- sabes que no me gusta ese nombre.



Elena Cordoba

#2264 en Paranormal
#736 en Mística
#15610 en Fantasía

Editado: 03.08.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar