Juliette origins

Parte VII

Lo que vio la dejó conmocionada no era otra cosa que su madre y padre gritándose

Ambos discutían sobre la transferencia de su padre de turno lo cual dejó perpleja a Julieta 
¿Cómo un cambio de turno? ¿Quién cuidaría de mí? ¿Qué are? Esas preguntas y más pasaron por la cabeza de Julieta, cada vez los gritos iban subiendo de tono pasaron de simples palabras a amenazas y majaderías que Julieta nunca había oído de ninguno de los 2 la pequeña se asustó y subió rápidamente a su habitación se recostó sobre la cama y tapo sus oídos las lágrimas comenzaron a brotar de sus ojos no entendía como una relación tan bonita como la de sus padres podría terminar en una pelea de ese tipo.

-esto no puede ser debe ser un error*se repetía a sí misma*

Solo podía tratar de olvidar no quería recordarlos de esa forma pero era imposible, no quería que sus padres pelearan de esa forma 
pronto el cansancio se hizo presente haciendo que Julieta poco a poco cerrara sus ojos hasta que por fin pudo dormir

Su sueño era muy feliz, se veía en la escuela rodeada de personas todos jugaban con ella, todo era muy hermoso pero, de repente uno a uno desaparecía hasta que se quedó a solas con Amelia y Amidea estas se acercaron a Julieta muy peligrosamente reían entre ellas y la señalaban pronto una hablo

-qué bonita muñeca ven quiero jugar*decía mientras tomaba a Julieta por el brazo*

-yo no quiero jugar con ustedes*decía mientras trataba de soltarse del agarre*

Amidea sujeto a Julieta por ambos brazos mientras Amelia golpeaba fuertemente su estómago y rostro, ambas reían como si se tratase de algo bueno, Julieta rogaba que la dejasen en paz pero no conseguía nada como lograría hacer algo si estaba sujetada fuertemente para inmovilizar pronto Amelia logró sacarle el aire haciendo que Julieta perdiera la fuerza, como consecuencia dejándose caer, la pequeña se encontraba en el piso tratando de respirar solo escuchaba las risas de las gemelas las cuales solo se burlaban de Julieta, una voz se hizo presente una voz familiar la cual decía: mátalas, mátalas, no merecen esta vivas, hazlo es fácil y muy divertido

Sorprendentemente Julieta recuperó las fuerzas se levantó y justo frente a ella estaba otra Julieta esta tenía una sonrisa turbia en su rostro, esta le entrego una pequeña daga color carmesí, ella comprendía perfectamente lo que tenía que hacer se acercó a las gemelas y el clavo la daga en la espalda a Amidea quien solo gritaba Amelia la observó con pánico retrocedió unos pasos hasta toparse con algo que la contuvo, volteo la vista y se encontró con Julieta sombría quien solo sonreía

Julieta clavo una y otra vez la daga en el pecho del cuerpo inerte Amidea de pronto cambió de lugar esta vez la clavó en su vientre donde la arrastró hasta la boca del estómago de donde brotó un gran chorro de sangre la cual empapo a Julieta, esta tomó la piel y la separó dejando al descubierto las vísceras de Amidea

De repente Julieta despierta dando un gran grito de miedo, sus padres entran rápidamente en su habitación ambos abrazan a la pequeña y tratan de consolarla

-tranquila peque solo fue un sueño*decía su madre*

Lo que ellos no saben es que ese sueño se sintió tan real que ahora tiene miedo de sí misma y de lo que es capaz de hacer. Una vez más tranquila volvió a recostarse y se quedó profundamente dormida, esta vez solo soñó con su pequeño hermano el cual era su adoración

☆ ☆ ☆ ☆ ☆ 

como les decía son las 2:40 y sigo despierta, espero les guste este capitulo



Gisela M.

#6557 en Thriller
#1676 en Terror

En el texto hay: miedo, golpes y lagrimas, psicópata

Editado: 19.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar