La bestia

Capítulo 19

Sasha:

 

No podía, simplemente no podía hacerle tanto daño a Allen. Aunque no lo quiera aceptar él me ha dado comida, ropa, un techo y una cama para dormir que era lo que no tenía.

¿Así se lo voy a pagar? ¿Engañándolo? ¿Traicionando su confianza? Me va a odiar después de que lo abandone.

El escándalo que hizo Mary solo fue una idea para irme de ese lugar. Allen me presentó como su luna y eso jamás lo voy a olvidar. Sé que lo que ha hecho por mí nadie lo haría, pero yo no quiero vivir atada a un hombre, por eso no he querido tener una relación con Gianni.

Gianni está en este momento abrazándome, no lloro por los comentarios de Mary, si no porque Allen va a estar furioso conmigo cuando me vaya con David.

—Tranquila, Mary no sabe de lo que habla y no sabe lo que has sufrido —susurró Gianni.

—No me gusta ser humillada de esa forma —admití.

—Ya he hablado con David —soltó.

En ese momento me separe de él, no pensé que fuera tan rápido al hablarle. David, no lo había visto en dos meses y ahora lo tendría que enfrentar para decirle que nuestro hijo está muerto.

—¿Qué le has dicho? ¿Cómo conseguiste un celular aquí? —susurré algo sorprendida.

—Al parecer soy el mate de una chica llamada Vanessa y pues le dije que si quería una cita conmigo tendría que decirme en donde está un celular —habló.

—¿Vanessa? ¿Eso no es jugar con ella? —pregunté tímidamente.

—Tu lo haces con Allen ¿No? No veo ningún problema al jugar yo con ella, sabes que siempre estaré contigo —dijo tomándome entre sus brazos.

—¿Qué le dijiste a David? —titubeé.

—Que nos habían secuestrado, te habían tirado por las escaleras y que localizará pronto este celular para que viniera, él me dijo que iba a matar a quien te hizo daño.

¿Matar? Eso no están en mis planes, nada de esto estaba. No quiero que Allen tenga que morir por mis manos, tal vez si le explicó la situación a Allen de que ha pasado con David me llegue a perdonar.

—Gianni no puedo hacer esto —hablé separándome de él.

—¿Cómo que no? —chilló.

Iba a decir algo cuando pude ver cómo Allen se acercaba a nosotros, me puse algo nervioso ¿Y si él escuchó nuestra conversación?

A decir verdad si hubiera conocido a Allen en otras condiciones tal vez hubiéramos tenido una relación. Él es un hombre guapo, de 1.90 cm, cabello negro y ojos verdes. Pero creo que no estoy lista para una relación, no puedo.

—Gianni déjame hablar con Sasha a solas —pidió Allen.

—Claro —bufó Gianni.

Gianni dio unos pasos para que pudiéramos hablar en paz, cuando observé que Gianni se había ido me lancé a los brazos de Allen, sé que esto es un acto, sé que todo debe de ser fingido en esta relación pero no puedo evitar sentirme mal por Allen.

Allen acariciaba mi cabello y mi espalda, mientras que yo empezaba a soltar pequeños sollozos, de ira y de frustración. Jamás debí aceptar el trato con Gianni de traer devuelta a David.

—Llévame a casa por favor —susurré.

—Lo que digas mi amor —besó mi frente.

Allen tomó mis piernas para poder cargarme entere sus brazos.

(...)

Al llegar a la casa lo primero que hizo Allen fue llevarme a su cama para poder descansar. Según él necesito dormir más de 8 horas y estar reposando la mayoría del tiempo, no me gusta estar sentada o acostada siempre en la cama.

Allen me preparó unos ricos pequeños bocadillos con una taza de café y una rebanada de gelatina. Sé que él es un gran hombre y no merece a alguien como yo.

—Yo lo siento, perdóname —habló sentándose a lado mío y con sus ojos llorosos.

—¿De qué hablas? —pregunté extraída.

—Acerca de lo de Mary, yo no quería que sufrirás o que te humillara de algún modo —dijo con la voz en cortada.

—Ya me acostumbre Allen —dije abrazándolo.

Él se preocupa por mí.



Violett

#77 en Fantasía
#66 en Personajes sobrenaturales
#10 en Magia

En el texto hay: lobos, hombreslobo

Editado: 01.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar