La bestia

Capítulo 29

Sasha:

Hoy era otro día, otro día sin Allen y sin Gianni. Tenía todo lo que una mujer hubiera querido tener, un hombre muy guapo, una casa enorme con personas que te amaran siempre, las joyas que quisieras tener, un amor que daría todo por ti y un amiga emocionada por mi amistad, pero por pensar en mi miedo arruiné todo y ahora estoy con David.

Ahora estaba desayunando en la cama una rica langosta con un vino tinto, no creo que esto será correcto para un desayuno pero es algo rico para mí y no sé cuando Allen va a venir por mí, pero espero que sea pronto.

En ese instante entró David con un libro en sus manos, no tenía curiosidad de que era o porque estaba aquí ya que no quería darle importancia.

—¿Sabes? Compré libros para ver cómo criar a un bebé —dijo dándome un libro.

—No creo que sea tan difícil cuidar a un niño —susurré.

—Pues yo no sé nada de esto Sasha por eso los compré —rió—. Te compré algo para que lo uses y quiero que lo hagas.

—Si —dije sin protestar.

David abrió el armario de madera fina, cuando la abrió vi muchas bolsas de Gucci, Channel, Calvin Klein, Lacoste, Prada, Versace y muchas más bolsas de marcas prestigiosas y demasiadas caras.

David me dio una bolsa de Versace, miré lo que había dentro de el, vi que había un vestido azul que combinaban con mis ojos. Pero hay algo que me incomodó más, ver que adentro de la bolsa hasta al fondo había ropa interior negro de encaje.

—¿Por qué quieres que use esto? —pregunté con miedo.

—Iremos a comer algo y en la noche tomaremos algo para hacer lo que queramos —susurró en mis labios.

—¿Te refieres a tener sexo? —pregunté con miedo.

—Dime ¿No has tenido relaciones con alguien más?

Ahora deseaba haber hecho el amor con Allen cuando tenía la oportunidad, todo lo hecho a perder como siempre. Mi vida ha sido un desastre desde que nací, mis padres murieron, me violaron y mi hirieron, me encontré con una bestia que es mi pareja de vida y ahora volví con la persona la cual me violó ¿Algo más?

—No —susurré.

—¿Te gustó la langosta? —preguntó.

—Si —dije fría.

—Vamos cámbiate o ¿Quieres que yo lo haga?

David me levantó de la cama para dirigirme al baño con la bolsa de ropa, pensé que me iba a hacer daño o a quitarme la ropa pero no fue así, solo me adentró al baño para poder cerrar la puerta e irse.

(...)

Estábamos recorriendo la cuidad de Nueva York, siempre quise venir aquí ya que esta cuidad la veía mucho en la televisión, en los programas o películas que había. Un día me acuerdo de haberle mencionado a David de mis sueños de venir a la gran cuidad, pero ahora que vengo con él mis ganas se han quitado poco a poco.

David me llevó a conocer cada parte de la cuidad, los teatros, las plazas, los parques y museos. Me compró mucha ropa a su gusto ya que no tomaba mucho mi opinión.

Después comimos en un lugar muy elegante y muy costoso, aunque para David siendo narcotraficante puede pagar lo que sea con un chasqueo.

Estaba muy nerviosa ya que no quería que pasara esta noche. No quería tener relaciones con él y mucho tener hijos co un hombre que desgracio mi vida. Estaba tan nerviosa que el apetito no estaba en mi, mi estomago solo se revolvía de los nervios que tenía.

—Estas demasiado tensa, no me gusta verte así —tomó David mi man caminado por el parque haciendo que me pusiera más tensa.

—Lo siento —me tensé.

—Si fuera niño lo llamaría Eliot, pero si fuera niña la llamaría Amy o Amalia ¿No? —dijo con una sonrisa—. ¿Qué nombres te gustaría que le pusiéramos?

Hasta que por fin me tomó en cuenta en algo. Cuando compramos ropa jamás pidió mi opinión y solo la compró sin decirme nada y cuando fuimos al restaurante él pidió por mi, Allen no haría eso. Solo quiero que él venga por mí ahora mismo y que me lleve a su manada de nuevo para ser su luna.

—El que gustes esta bien —murmuré.

—Que bueno, porque en verdad quería Amelia y Eliot —sonrió orgulloso—. Ahora vamos a casa que tengo una sorpresa más para ti.



Violett

#55 en Fantasía
#50 en Personajes sobrenaturales
#4 en Magia

En el texto hay: lobos, hombreslobo

Editado: 01.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar