La ciudad magica

Fin del viaje...

“Al fin, este es el fin de nuestro viaje” pensé, antes de llegar a los portones me detuve para disculparme con el niño y con todos, mi visión de la vida era demasiado sombría, había perdido las esperanzas de algo mejor, siempre acepte las cosas como eran y no quise mejorarlas, mi fe se había perdido. El chico sonrió y aceptó mis disculpas abrazándome, los demás hicieron lo mismo.

Volvimos a abrir el libro vimos que ella había hecho lo mismo con respecto a las bestias y   cuando se encontró con los portones supo a donde dirigirse, al libro, lo abrió y leyó lo que decía, este le indicaba que tenía que ser un guía, había personas que se habían perdido a sí mismas y tenía que ayudarles.

Era algo que durante su arduo viaje habia hecho, habia ayudado a Charlie, Alan, John  y a mí y así también se encontró a sí misma y pudo abrir los portones, pero no sin antes escribir lo siguiente:

 

Fin del viaje:

Sé que sus vidas no han sido fáciles y sé que el camino fue difícil. Aun así solo quiero agradecerles, porque ustedes me ayudaron a mí, más de lo que yo pude ayudarlos; comprendí que nos conocimos por una razón, no sé si llamarla destino pero sea lo que sea estoy agradecida de haberlos conocido, sepan que los estaré esperando para darles un gran abrazo.

Ahora en esto estarán solos, se verán frente a un de las compuertas y tendrán que tomar una decisión, seguir y superar las cosas o quedarse atrapados en el pasado. Está bien si tienen miedo, ya que aunque parezca fácil, en realidad es una difícil decisión, pero solo ustedes pueden encontrar aquello que habían olvidado o perdido, solo ustedes podrán aceptar que hay cosas que no se pueden cambiar, pero ustedes pueden mejorar.

No sé si a donde vamos será mejor o peor, no sé si  la decisión que tomaré y tomarán ustedes sea la correcta, aun asi cruzare esas rejas, esos portones y llegare a ese lugar, allí  los estare esperando.

Si no nos volvemos a ver,sepan que aun así pensaré en ustedes y los querré siempre. Estoy segura que ustedes no me olvidaran.

Recuerden su pasado para saber a qué portón deben dirigirse, espero verlos pronto.

Con amor, Eli.

PD. Este no es el único libro que escribí también hice otro y lo deje a la vista de quien quiera ver, así alguien más podrá leerlo y será guiado hasta aquí, además les pido que uno de ustedes escriba un libro y lo deje a la vista de quien pueda leerlo, así  podremos ayudarnos y encontrarnos dentro de los sueños, dentro de la vida.

Les ruego que al menos uno de ustedes haga lo mismo, den testimonio de este gran viaje.  

 

 

En la hoja siguiente había pegadas dos fotos, en la primera, manchada y desgastada por el tiempo se podía ver  a dos niños abrazados a sus padres y debajo de esta, la otra foto aún más gastada, había una niña y dos niños jugando.  Al final de la foto una frase: friends for ever y un corazón. No pudimos reconocer quienes eran salvo John que empalideció y dijo.

—Ese hombre soy yo, pero no puedo reconocer a los demás.

—Eso, es porque  te niegas a volver al pasado amigo mío —señaló una voz que se escuchó a lo lejos.

—¿Quien eres? — preguntamos  al unísono.

— Acaso ya se olvidaron también de mí.

Era aquel monstruo deforme, nos quedamos boquiabiertos, sabíamos que él no podía abandonar a su amigo.

— Les mentí un poco chicos, —nos dijo adelantándose a nuestras preguntas. — Leviatán, mi amiga,era la que se negaba a abandonarme, también está aquí una de las  bestias sin alma, árbol gigante, una miniatura de los paisajes del laberinto, una criatura “algo torpe debo agregar” que juega con su hermano y madre,  también hay un espejo y un libro abierto con letras ilegibles; me imagino que no deben de entender nada.

—Entiendo perfectamente, no querías irte porque esperabas a tu familia no es así.— señaló john

— Cierto, he estado esperando por ellos, pero nunca aparecieron y con el tiempo olvide como eran, tambien olvide como me veo y hubiese perdido mi alma de no ser por  Leviatán. —Haciendo ademanes con sus manos indicando el camino prosiguió— si ya entiendes lo que tienes que hacer sígueme.

—Está bien y ustedes encuentren cuál de los objetos o animales los identifica y vayan con ellos, me imagino que nos mostraran el camino, nos veremos allá.

— Cierto, cierto John vayamos así también yo seré liberado

— Y Leviatán, ¿Que pasará con él? digo ella. — Señaló Charlie con un aire de tristeza.

—Será liberada solo si ustedes se liberan también, ella cuidaba algo muy  preciado pero se le perdió y tomo esa forma, es así como nos encontramos aquí, sin memoria, no sabíamos qué  hacer, pero por fin ya lo sabemos.

John sonrió como en complicidad, yo no entendía nada pero no era el único Alan tampoco entendía en lo absoluto.

Nos despedimos de John, observamos que seguía hablando con aquel ser mientras el niño buscaba  algo con ojos inquietos, le pregunté qué era lo que buscaba y respondió



alsl

#15040 en Otros
#2294 en Aventura
#10898 en Fantasía

En el texto hay: un viaje inesperado, amor y amistad

Editado: 13.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar