La Era De Las Bestias

Capítulo XIII

====== Narra David ======

 

El Sol comenzó a elevarse en el cielo disipando la niebla que surgió luego de que lloviera  la noche anterior, el Teniente nos reunió a todos frente a la Laguna. Aunque era muy temprano todos entendíamos que no podíamos seguir perdiendo tiempo ya que los Raiders se podrían mover en cualquier momento y les perderíamos el rastro debido al alcance del rastreador del vehículo de Abigail.

 

El Teniente volvió a hacer uso del mapa holografíco mostrándonos nuestra  ubicación actual y la ubicación de nuestro objetivo.

 

—Ahora que están todos reunidos es momento de planificar nuestro ataque. Como pueden ver Los Raider no se han movido de ese lugar —Señaló Un área en el mapa la cual no poseía árboles a su alrededor—. Sabemos que su base está mucho más lejos aunque nadie conoce su ubicación exacta, pero, no entiendo porque permanecen ahí.

 

—Creo que pueden estar esperando a alguien o a algo, o incluso puede ser que nos estén esperando a nosotros para emboscarnos —Dijo Jesús muy serio.

 

El Teniente miro a Jesús algo desconcertado, era de esperarse pues nosotros éramos lo que tenían menos experiencia. 

 

—¿Cuales Son tus puntos chico? —Pregunto Sander dirigiéndole la mirada a Jesús.

 

—Piensa en esto, —Cruzó sus brazos— dijiste que nadie además de ellos conocen la ubicación de su base, puede ser que se dieran cuenta de que los estamos siguiendo y se detuvieron ahí para enfrentarnos e impedir que los siguiéramos hasta su base o puede ser que descubrieron el Radar del Vehículo y lo dejaron ahí mientras ellos seguían hasta su base con el resto de vehículos.

 

—Buena observación Chico —El Teniente tenía una expresión pensativa y a la vez se mantenía mirando fijamente los vehículos—, Pero, sea cual sea la opción no podemos permitirnos perder los VDAYE's de Edén, a diferencia del Olimpo que puede construir sus vehículos cuando deseen —Miró a los Soldados que Dianna envió— en Edén no contamos con la misma tecnología o recursos necesarios para construirlos Tan fácil.

 

—Entonces ¿Que vamos a hacer? —Preguntó Abigail encogiendo sus hombros.

 

—Aunque sabemos donde están —Sander respiro profundamente— aún no sabemos cuánto son. Si nos acercamos y usamos el Mapa que me otorgó Dianna tal vez nos descubran ya que podrían ver al dron volando —Señaló al dron sobre ellos—. Así que... Nos dividiremos en tres grupos. Los Raiders están acampando en un campo abierto —Otra vez señaló el mapa— así que esperaremos a que anochezca, rodearemos su campamento y luego atacamos todos a la vez.

 

A Sander le fue muy fácil mencionar los grupos, simplemente eligió a sus soldados como el primer grupo, a los soldados que envió Dianna como el segundo y para el ultimo eligió a Jesús, Leo, Octavia, Elizabeth Abigail y a mi, Sander estaría junto a nosotros, el último grupo, ya que éramos el grupo con menos experiencia en batalla.

La noche llegó y con ella el momento de ejecutar el plan, el Teniente nos ordenó dejar nuestro vehículos cerca de la Laguna y partir tomando las pocas Armas que teníamos con nosotros.

 

Cuando nos acercamos al campamento nos percatamos de que habían Dos hombre haciendo guardia.

 

—Sepárense y esperen a que yo me ocupe de los guardias para atacar —Dijo el Teniente susurrando. Obedecimos al Teniente y nos separamos, cada grupo fue en una dirección diferente para rodear a los Raiders.

 

El Teniente se acercó por detrás del Primer guardia sin que se diera cuenta y cuando estuvo justo detrás le tomó la cabeza y la giró quebrándole el cuello sin darle oportunidad alguna de defenderse. Luego de acabar con el primero el Teniente oculto el cuerpo de su víctima detrás de uno de los vehículos de los Raiders y luego se ocultó el también, después de haberse ocultado aplaudió levemente captando la atención del segundo guardia que poco a poco comenzó a acercarse al Teniente.

 

El guardia al ver que su compañero no estaba le restó importancia, tal vez lo atribuyó a que fue un poco lejos para orinar sin que nadie lo viera, pero, luego de mirar al suelo pudo ver cómo sobresalía una de las piernas de su compañero de la parte de atrás de un vehículo.

 

 —Pero que Caraj... —El guardia no terminó de hablar cuando sintió que alguien lo había tomado por el cuello, poco a poco el guardia se quedó sin aire y murió.

 

Cuando el Teniente acabó con los guardias dio la señal y los otros grupos obedecieron y comenzaron a acercarse a los Raiders posicionándose al lado de cada uno de ellos, eran seis personas más los otros dos que el Teniente acababa de matar.



Lheudrin

#11917 en Otros
#1736 en Aventura
#1978 en Ciencia ficción

En el texto hay: accion, futuroapocaliptico, biopunk

Editado: 22.05.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar