La Mansion

CAPITULO 6: UN NUEVO INTEGRANTE

-buenos días dormilona-dijo Reed Weld cuando abrí los ojos.

-¿Por qué me levantaste?-pregunte adormilada, mire al cielo ¡aun esta oscuro!- aun es de noche-me queje.

-no señorita, es de madrugada-dijo sentándose a mi lado, lo mire mal mientras gruñía.

-¿hora?-pregunte sentándome, aun estoy cansada, supongo que es por la cantidad de magia que use ayer.

-cinco-dijo mirando el cielo, ese…

-¿Por qué me levantaste a las cinco de la mañana?-dije enojada, no me gusta madrugar y el me hace madrugar.

-quiero respuestas-dijo con simpleza.

-ok, ok…pregunta-dije, no podré volver a dormir, siempre fui mala reconciliar el sueño.

-¿Dónde estabas?-¿enserio me pregunta eso? Igual.

-¿sabes la leyenda de la bruja blanca que…mataron los cazadores por ser una supuesta bruja negra?-el asintió-pues estaba en la casa de ellos, ¿Cómo es que se apellidan?-intente recordar.

-lencry-dijo riendo suavemente, me rasque la nuca.

-si eso, pues ellos me tenían o al menos, el que intento matar a la bruja blanca-

-¿no debería estar muerto?-pregunto con clara intriga, negué.

-hizo un trato con una bruja negra, le dio la vida eterna a cambio…-pensé, ella está enamorada de él, pero el no de ella, sé que hicieron un trato pero ¿Qué trato?-…no tengo ni la menor idea de que pidió a cambio-dije restándole importancia.

-es lógico, hace tiempo ya se corre el rumor de un cazador que tenía un aura de magia negra, aunque no solo es uno, son dos, solo que el otro tiene el aura de una bruja blanca-dijo tomando una pose pensativa.

-el del aura maligna es de la familia lencry y el otro es mi padre –dije, me miro sorprendido.

-¿tu papa es cazador?-pregunto, asentí.

-eso es parte de lo que te contare; mi madre es una bruja blanca, que antes fue negra, también era la hermana de Elena; mi padre era normal, pero como típica historia se conocieron, enamoraron y mi madre le conto todo sus orígenes-me miro expectante, tome aire-mi padre luego de eso, se volvió cazador y por esa razón tiene un aura sagrada-explique.

-¿entonces eres una bruja?-pregunto.

-supongo, en el tiempo que ellos me tenían, logre conectarme espiritualmente con mi tía, que me ayudo a lograr usar algunos de mis poderes, al menos los principales-

-genial-dijo levantándose, se sacudió y me tendió la mano, la tome, también limpiando mi ropa-¿y el?-pregunto señalando al pequeño.

-un brujo, lo tenían ellos, lo rescate-dije tomando con cuidado al pequeño que se acurruco a mí.

-¿lo vas a cuidar?-pregunto a mi lado, me dedique a limpiar su ropa con cuidado de no tocarle las heridas que ahora me doy cuenta que tiene.

-mmm, siento el deseo de protegerlo de todo y todos-dije mirando al pequeño.

-¿Cómo una madre?-pregunto mirándome a los ojos de forma curiosa, le devolví la mirada sonriendo levemente.

-como una madre-afirmen afianzando mi agarre en el pequeño, mientras comenzaba a caminar.

-¿adónde piensas ir?-pregunto alcanzando.

-no es adonde pienso ir, es adonde te diré que me lleves-dije mirándolo con burla.

-lo siento mi lady-dijo inclinándose, reí de forma baja para no despertar al pequeño-con gusto la guiare de vuelta a su hogar-dijo riendo, lo imite.

El camino paso entre burlas y risas de parte de ambos, me gusta estar al lado de él, con el me siento tranquila, siento que no debo preocuparme por nada y me siento importante y poderosa, creo…….no, no, es imposible, yo no me puedo enamorar, no debo enamorarme, no debo caer en la fragilidad que te da el amor, si no, no podre proteger a los que quiero.

-¿Qué te pasa?-pregunto delante de mí, habíamos dejado de caminar; negué.

-nada, solo pensaba-dije mirando como el cielo comenzaba a aclararse, estaba amaneciendo.

-ya, hare como que te creo-dijo subiendo a un árbol, al llegar arriba miro hacia adelante-en menos de veinte minutos estaremos en el lago-dijo saltando desde lo alto y aterrizando de forma impecable.

-te gusta lucirte ¿verdad?-dije dejándolo atrás.

-creí que ya lo sabias-me sonrió, sentí como mis mejillas se calentaban, voltee mi rostro hacia la izquierda; me he sonrojado, yo nunca me sonrojo…creo que aún hay tiempo de evitarlo, debo evitarlo.

-deja de acerté el galán-dije y divise el rio por lo lejos.

-oh vamos te fascina que sea un galán-dijo caminando de espalda, sonreí mentalmente, con un poco de magia hice que un fuerte viendo azotara donde él estaba, al no esperarlo se tambaleo por varios segundos retrocediendo, me miro mal, yo solo me encogí de hombros.

-¿eso a que vi…?-no pudo terminar de hablar, ya que al dar un paso hacia atrás cayó al agua, no pude evitar reírme a carcajadas.- ¿enserio?- me miro enojado-eres una niña-lo mire con la ceja alzada.

-¿de verdad yo soy la niña?- lo mire divertido, no me lo podía tomar enserio si está haciendo un puchero y mojado-sabes que lo resolvernos en otro momento en estos no te puedo tomar enserio-dije.

-toma esto-dijo y me intento salpicar, con un movimiento de mi mano logre para las gotas antes de que nos llegara a tocar a el pequeño o a mí- ¿enserio?-se quejó-eso es injusto-grito enojado, me reí.



J.S

#13616 en Fantasía
#2852 en Magia

En el texto hay: amor y magia

Editado: 03.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar