La Reina De Hielo

Capítulo 19.

Piero quiso retroceder pero Alexandra lo tenía agarrado con firmeza y pensándolo bien no le molestaba para nada tenerla cerca, sin embargo… cuando vio que ella se saboreó los labios cayó en la cuenta que quizá y sólo quizá… ¡ella quería besarlo!

Oh… Alexandra... – Exclamó Piero acercándose a ella queriendo facilitarle el camino hacia sus labios pero ella suspirando volteó el rostro –

Yo quería… preguntarte, ya que quieres cocinar para alguien… ¿Podrías hacerlo para Kary? Ella me ha pedido muchísimas veces que te invite a la casa… y…

Claro… sí… con gusto cocinaré para la princesa, ¡pero también lo haré para la reina! – Dijo acariciando el cabello de Alexandra e introduciendo sus dedos en el hasta su nuca… esa caricia la exaltó demasiado –

Bien… gracias… sígueme a casa… - Dijo dándose la vuelta y dejando a Piero con la mano extendida donde hacía segundos antes tenía su cabello –

Siempre te seguiré Alexandra - Exclamó él en voz baja subiendo a su auto y siguiendo el de ella –

Cuando llegaron a casa ella se bajó y no esperó a Piero, sin verlo caminó a la entrada, sacó las llaves y abrió la puerta… en seguida Kary salió corriendo a recibirla con una gran sonrisa.

¡Mami! – Gritó Kary riéndose y abrazando a Alexandra que también la recibía con emoción –

¡Hola mi princesa! ¿Adivina a quién invité a cenar? – Le preguntó Alexandra besando la nariz de la niña –

¿A quién?... ¡Oh! ¡Papi! – Volvió a gritar Kary bajando de un salto de los brazos de Alexandra y lanzándose a los brazos de Piero –

¡Hola princesa! Pero… ¿En qué quedamos con ese tema de llamarme papi?... – Dijo Piero mirándola de reojo y queriendo reírse –

¡Ah es verdad! Quedamos en que no te dijera papi hasta que te cases con mami…

¿Qué? – Exclamó Alexandra toda roja, mirando asesinamente a Piero y arrugando la nariz –

Jajajajaja… los niños verdad… tanta imaginación… Kary vamos adentro… hoy cocino para ti – Decía Piero con risa nerviosa entrando pero alejado de Alexandra, ya sentía que volvía a golpearlo –

¿Qué vas a cocinar? – Preguntó Kary sentándose en la mesa que estaba en la cocina… Alexandra había subido a cambiarse y ponerse más cómoda –

¡Lo que tú quieras! ¿Qué comida te gusta más? – Dijo Piero lavándose las manos –

¡Pizza! – Dijo riéndose Kary al mismo tiempo que aplaudía –

Entonces pizza será… ¡Prepárate a comer la mejor pizza de todas!...

¿Y ahora sí ya le gusta? – Preguntó la nana asustando a Alexandra que estaba parada detrás de la puerta de la cocina mirando a Piero y como convivía con su hija –

¡Ay nana! No vuelvas a hacer eso, casi me da un paro cardíaco – Disimulaba Alexandra recogiendo su cabello en una colita de caballo –

No me ha contestado… pero ya no es necesario, el amor es algo que no se puede ocultar, y sus ojos, sus gestos, toda usted… irradia un brillo inigualable cuando se trata de él… ¡Dele una oportunidad! Además Kary le dice papi – Bromeó la nana codeando a Alexandra que hacía pucheros graciosos, y es que cada día que pasaba se le hacía más difícil tratar con dureza al hombre que sólo quería besar… ¡Y Kary le dice papi! Parece que no está quedando otra opción que casarse con él para que sea legal… pero… el matrimonio le aterraba… ¿y sí volvían a dejarla plantada? –

¡Mami! Ven a ver como Piero hace mi pizza – Exclamó Kary cuando la vio y corrió a ella, la tomó de la mano y la acercó a la cocina, Piero se quedó con la boca abierta… se le cayeron los ingredientes que tenía en sus manos en esos momentos, al ver a Alexandra de nuevo al natural, vestida de una manera tan simple como irresistible… pantalones ajustados que dejaban apreciar sus maravillosas piernas y caderas, una camisa alicrada de tirantes finos en color blanco que dejaban ver sus maravillosos hombros y cuello, ya no tenía maquillaje y… ¡estaba descalza de nuevo!… ¿Por qué rayos Piero sentía una avalancha de calor por todo su cuerpo al contemplarla de esa manera? –

¡Ten más cuidado! – Exclamó Alexandra poniéndose en cuclillas para recoger todo lo que a Piero se le había caído –



Lucmy

#4879 en Fanfic
#28499 en Novela romántica

En el texto hay: amorodio, mentiras

Editado: 28.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar