La Rosa de Shakespeare

Presentimientos que no quiero sentir

Me despido con la mano de mi tía al abordar el avión con dirección a Washington DC, no estoy convencida de volver pero donde vaya André voy yo.

Largas y tediosas horas después con uno o dos transbordos, llegamos al Aeropuerto Nacional Ronald Reagan de Washington, viajar con un bebé de un año no es nada fácil pero logramos la travesía.

Nos dirigimos directamente al estudio de tatuajes después de tomar un taxi.

-¿Hablaste con ellos?

-Sí, mi amor hablé con Dereck y Dylan y les dije que llegaríamos hoy.

-Bueno los veremos allá - exclamo todavía no muy convencida con el retorno a Washington.

André me mira como si entendiera cada una de mis facciones.

-Cariño, deja de estar con esa cara, todo estará bien, siempre estamos bien - me aprieta la mano con fuerza y me sonríe dulcemente.

-Está bien -suspiro- donde tu vayas yo voy.

-Hasta el final y más allá -vuelve a sonreír.

Miro a Armand que está durmiendo en mi regazo, por alguna razón sigo intranquila pero no quiero demostrarle a André mi preocupación así que prefiero enmascarar mis presentimientos.

Llegamos al estudio, está mejor que el anterior, hicieron muchas reformas, se ve más elegante y perfecto, entramos, Dylan y Dereck corren a abrazarnos efusivamente.

-¡Por fin llegaron! -Dylan se acerca y nos abraza con emoción - y miren lo que se trajeron de Francia -sonríe mirando a Armand - una pequeña baguette... -le agarra la nariz dulcemente.

-Muy gracioso - frunzo la nariz para no reírme del comentario.

-...Pero está muy lindo - exclama Dereck quitándome a Armand después lo alza y empieza a jugar con él haciéndolo qué se ría a carcajadas -Hola, soy tu tío Dereck.

-Qué bien que no saco nada de ti - comenta Dylan dándole una palmada en la espalda a André.

-¿Qué? ¿Quieres trabajar de comediante? - responde sarcástico - Te mueres de hambre.

-Muy gracioso -sonríe - ¿Cómo están los tortolitos?

-Felices, viviendo una Luna de Miel.

-Se nota flaquita y con el pequeño Armand hace que su vida sea más feliz.

-Al mil por ciento -André sonríe y me abraza.

Dereck camina con Armand por todo lado, está muy feliz con él.

-Iré a cambiarlo, ¿me lo das por favor?

-Por supuesto... -Dereck me lo pasa -está bello, Lourdes se volverá loca cuando lo vea.

-De seguro - Sonrío después subo las gradas para dirigirme a nuestro nuevo departamento.

Al llegar me doy cuenta que está mejor que el pequeño departamento que teníamos anteriormente, los chicos son tan lindos hicieron un cuarto especial para Armand con todo lo que necesitamos.

Mientras cambio a Armand y le doy de comer para que descanse del viaje, coloco la radio, está cantando Crowded House Don't dream it's over, un clásico que empiezo a cantar mientras él come, no sé porque siento melancólica y la canto con aflicción.

-There is freedom within, there is freedom without
Try to catch the deluge in a paper cup
There's a battle ahead, many battles are lost
But you'll never see the end of the road
While you're traveling with me
Hey now, hey now
Don't dream it's over
Hey now, hey now
When the world comes in
They come, they come
To build a wall between us
We know they won't win...

-¿Por qué tan melancólica?- André está parado en el umbral de la puerta sonriendo- la canción de Crowded House es muy triste para este momento.

-Lo sé, es muy...

-...Melancólica...

- Exacto.

André se sienta a mi lado mientras empieza a acariciar la cabeza de Armand que está ya con sus ojitos cerrados, me acompaña cantando conmigo mientras coloco mi cabeza a su hombro.

-Now I'm towing my car, there's a hole in the roof
My possessions are causing me suspicion but there's no proof
In the paper today tales of war and of waste
But you turn right over to the T.V. page
Hey now, hey now
Don't dream it's over
Hey now, hey now
When the world comes in
They come, they come
To build a wall between us
We know they won't win...

Cuando termina la canción, me siento más relajada, su dulzura me relaja, André acaricia mi cabeza.

-Los chicos están muy felices con nuestra vuelta -comenta.

-Sí, me di cuenta.

-Dereck quiere que Lourdes conozca a Armand, está noche tenemos cena en su casa.

-Ok...

-¿Sabías que Dereck y Lourdes no pueden tener hijos?

-¿En serio?- preguntó con tristeza - qué pena.

-Tristemente, llevan casados cinco años lo intentaron todo pero no lo logran, creo que por eso se entusiasmó tanto al ver a Armand,

-Sí, debe ser, que tristeza...

-Pues... ¿Vamos está noche?

-Por supuesto, vamos.

-¿Te gustaron los cambios?

-Mucho ¿Viste lo que hicieron por Armand? -André mira el cuarto de lado a lado.

-Recién lo estoy observando con detenimiento y me gusta mucho, son muy buenos amigos -me abraza de manera protectora - Sabes que estaremos bien ¿Verdad?

-Lo sé - oh eso espero

****

En la noche después de arreglamos nos dirigimos a la casa de Dereck para nuestra cena de bienvenida, sigo preocupada, no puedo quitarme la aflicción que tengo en el pecho pero intento sobrellevar la situación por mi familia.

-Qué bien que ya llegaron -Dereck nos recibe con una sonrisa enorme en el rostro. Lourdes sonríe al vernos, nos recibe emocionada, sus ojos le brillan al ver a Armand.

-¿Me lo prestas? -pregunta emocionada.

-Por supuesto...- respondo pasándole a mi pequeño.

Ella salta de un lado al otro ilusionada con mi pequeño, la verdad es que me siento triste y frustrada al saber que ellos no pueden tener hijos, se nota que serían unos padres buenos y comprensivos.



Sissi Pamela Terceros Beltran

Editado: 01.12.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar