Las chicas del Fbi también pueden ser sexis

Entre rejas

Cuando volví a abrir los ojos,me encontraba tumbada en la camilla.
Miré para ambos lados y no vi a nadie,supuse que seguirían enfadados conmigo y no vendrían a verme.
-Veo que te has despertado.-Dijo alegre un doctor.
-Si,ves bien.-Esperé a que se acercara más.-¿Que me ha pasado?
-Has estado al límite de la muerte.
-¿Tanto?
-Dentro de tu estómago había una preocupante cantidad de droga,eso era lo que te hacia ver cosas y escuchar.
-Pero yo no he consumido nada de eso.-Expliqué intentando buscar algo de sentido a lo que me había dicho.
-Los policías están de camino.
-¿Por qué?No he hecho nada malo.
-Van a hacerte algunas preguntas,no tienes porque preocuparte.-Abrió las cortinas para que entrará la luz de media tarde.-Ellos se encargarán de analizar que es esa sustancia que llevabas dentro.
-Se que van a hacerme preguntas,yo trabajo en un caso.
Alcé los ojos al cielo,me molestaba su presencia,me hacia sentir una estúpida.
-¿Enserio?Bueno,siento decepcionarla agente,pero te quitarán el título si has hecho algo ilegal
-Necesito descansar¿Le importaría irse?.-Apreté los dientes.
-Si,cualquier cosa me llama.
No le contesté y esperé a que volviera a salir.
-¿De donde a podido salir esa mierda?-Susurre.¡Pues claro!Del bocadillo que Jhon nos dio.Pero entonces...¿Jeff estará igual,no?
Ni siquiera había pasado un minuto cuando por la puerta entraron Colton y Spenser,justo a los que quería evitar.
-¿Escondes cosas y ahora consumes droga?-Dijo Spenser con una sonrisa burlona.
-No me hace ni pizca de gracia.
-A mi tampoco.-Intervino Colton.-Deja de tomarte esto a broma,Spenser.Es más serio de lo que crees.
-Solo era por romper un poco el hielo.-Se acercaron a mi.
Mantuve la mirada fija en Colton,esperando a que me dijera algo o se acercará a darme un beso.
Pero no paso nada de lo que esperaba,absolutamente paso de mi;solo se dispuso a hacer preguntas estúpidas.
-La verdad,Abby.¿Tu has consumido droga?
-¿¡Estas loco!?Pues claro que no.Ha podido ser Jhon.
-Justifica tu respuesta.
-Esta bien.-Fruncí el ceño.-Él nos dio dos bocadillos,y después de eso empecé a tener las alucinaciones.Además,Jeff estará pasando por lo mismo.
Negó seguro de si mismo.
-Se encuentra bien,no ha tenido los mismos síntomas que tú.
Mantuve el ceño fruncido.
-¿Por qué no se lo preguntas a Jhon Baker?
Por su parte no hubo respuesta,en cambio,Spenser habló.
-Llevaré las muestras al laboratorio.Os dejo solos,en una hora volveré con los resultados.
-Vete tu también.-Dije dirigiéndome a mi novio.-Márchate.
Se sentó a mi lado,con la mirada perdida.
-No voy a irme.
-Colton,vete.Déjame en paz.-Comencé a ver borroso,a causa de las lágrimas que ya brotaban de mis ojos.
Spencer nos dejo solos.
-Abby...Perdóname por todo...Te creo,se que tú no tomaste las drogas.-Hizo una pausa.-Solo me molesto que bueno...Que no me avisaras de la existencia de Jeff.
-La que tengo que pedir disculpas soy yo,todo esto me supera...Es mi primer caso...Y no sabía muy bien lo que hacer.Ni siquiera se me paso por la cebeza avi...
Me dio un placido beso en los labios,de esos en los que los problemas no parecen existir.
-No digas nada.-Dijo en voz baja,casi pegado a mi.Notaba a su aliento en mi boca.-Ambos tenemos que pedirlas,pero yo tampoco tenía porque ponerme así,creo que me pase...
Ni siquiera sabía que decir en ese preciso momento,solo quería volver a encontrarme con sus labios.
-¿Y por qué no lo haces?.-Arqueé una ceja.-Conozco esa mirada,estas deseando besarme.
Sin abrir la boca,me incline,al mismo tiempo que él me rodeaba con sus brazos.
En el momento que su lengua rozó la mía,se me desbordó el corazón.
Los escalofríos eran cada vez mas intensos,estaba preparada para¿Algo mas?
Colton pasó su mano por debajo de mi camiseta,tocando mi piel desnuda.
-Para.-Dije.-Podrían vernos en cualquier momento.
-A ti te gusta el peligro.-Su boca tocó mi cuello.
-No,quita.-Le empujé débilmente,pues sabía que en realidad quería estar así durante mucho tiempo.
Se despegó de mi para quitarse la camiseta y volvió en un abrir y cerrar de ojos.
-¿Que haces?Venga para ya.-Sonreí débilmente.
Negó con la cabeza.
Era estúpido¿Que clase de persona haría algo aquí?
-Cosita,deja de resistirte...Todo esto te gusta.-Su mano rodeó la cintura de mis pantalones.
-No te voy a mentir,pero aquí estoy incomoda.
Desvié la mirada hacia la puerta,por si alguien entraba.
-Esta bien,tu ganas.-Se volvió a poner la camiseta al mismo tiempo en el que me daba otro de esos maravillosos besos.
Me tumbé en la cama,no entendía porque,pero estaba cansada a pesar de haber dormido.
Cerré los ojos y Colton me acarició el pelo,de esta manera me volvería a dormir sin problemas.
Pero como no,la puerta se abrió y apareció Keira,sonriente.
-Me alegro de que todo vuelva a estar bien entre vosotros.-Anunció mientras rodeaba la cama hasta dejar unas flores en la mesilla.
-Nos echábamos de menos.-Sacó la lengua.
-Me lo imaginaba.-Se puso seria frente a nosotros.-¿De donde salió la droga?
Colton se molestó con la pregunta,pero aún así contestó:
-Abby dijo que Jhon le había dado algo para comer,pero de momento también Jhon Baker tiene que darnos su punto de vista.
-Espero que le caigan muchos años de cárcel.
-Ojalá.-Suspiré.
El olor a hospital me revolvía el estómago,lo único que quería era volver a casa pronto.
No me gustaba nada estar tumbada en este lugar,y menos aún cuando teníamos un caso entre manos.
-Ahora pensando en todo esto...¿Por qué Jhon te daría comida?Lo que buscaba el sujeto era matarte,bueno matarnos.-Él se quedo pensativo.
-La verdad no lo sé.Jeff me explicó que al asesino le gustaba jugar con sus víctimas.-Me incorporé.-Quiero decir,nos dio confianza.
-¡Claro que si!-Se levantó de un salto.-Nuestro sujeto amenaza a las víctimas y si no le dan un tanto de dinero él las mata;Les hace pensar que están a salvo.Si,ahora cuadra,disfruta haciendo pasar miedo a las víctimas.
-Buena investigación.-Admití.-¿Algo nuevo?
-Tuvimos los resultados la autopsia de la última víctima y tenía varias costillas rotas.
-Lo odio.-Agarré las sabanas con fuerza.-No merece estar vivo.
Él acercó una silla y se sentó justo a mi lado.
-Tranquila pequeña,sabes que lo encontraremos.-Sonrió.-Tenemos demasiadas pistas.
-Abby.-Susurro mi amiga.-Creo que alguien a venido a verte.
Giré la cabeza hacia la izquierda y vi a Jeff,vestia como normalmente.Y con una sonrisa,pero esta vez no era fría,representaba alegría.
Nada más encontrarse con mis ojos dió unos pasos hasta acercarse a los piés.
-¿Como te encuentras?Me he enterado de lo que te ha pasado.
-Mucho mejor.
-Oye...-Metió las manos en sus bolsillos.-Creo que la culpa de esto es mía...
-¿Por qué dices eso?-Le miré con delicadeza.
-Te obligue,por así decirlo,a tomarte ese bocadillo.Y creo que es por eso por lo cuál te has sentido así...
-Venga ya,Jeff.No es culpa tuya.-Suspiré.-Ahora todo a pasado y lo único que falta es meter entre rejas a tu padre.
La sonrisa desapareció de su rostro y desvió su mirada hacia las flores que había traído Keira.
-Voy a ver como le va a Spenser.-Añadió Colton con cara seria.-En un rato volveré.
-Esta bien...
Sabía que Colton guardaba cierto rencor a Jeff,por eso no le impedí que se fuera.
Keira aprovechó para ocupar el lugar de mi novio.
-¿Tiene algún problema conmigo?-Preguntó Jeff.
Me encogí de hombros,y pensé que ya hablaría con él.
Todo se mantenía en silencio,cada uno sumergido en sus pensamientos.
¿Por qué Jhon no me había dado la suficiente cantidad para matarme?¿Por qué el sujeto no había aparecido?
Demasiadas preguntas rondaban por mi cabeza,la mayoría sin respuesta.
Observé a Jeff,tenía la mirada perdida,me hubiera gustado saber en que estaba pensando pero obviamente no podía meterme en la mente de nadie.
Así que le pregunté:
-¿En que piensas?
Levantó la mirada.
-En nada.-Respondió fríamente.
-¿Piensas en tu madre?
-Pienso en tantas cosas que no te podría decir exactamente.-Es lo único que dijo antes de empezar a tener los ojos rojos.
Con cuidado me levanté y fui hacia la ventana.
Las luces de la ciudad comenzaban a encenderse,y el sol se escondía por el oeste mientras dejaba ver sus últimos rayos de luz.Otro día se acababa y seguíamos sin encontrar al sujeto.
Creí que los casos no tardaban más de unos días en resolverse y que no costaba mucho trabajo dar con el sujeto,sin embargo no es lo mismo verlo en una serie de televisión que vivirlo en tu propia piel.Todo resulta distinto y agotador,pero si algo he aprendido de todo esto es:
"El hecho de ser policía científic@ va mucho mas allá de resolver crímenes,trata de demostrarle al mundo que puedes salvarles."
Keira me miró entusiasmada,como si se hubiera acordado de algo importante.
-Este fin de semana vamos a irnos.
La sonreí débilmente,claro que quería ir...Pero había algo en mi que me obligaba a quedarme en mi pequeña ciudad.
-Me gusta la idea.-Admití.-¿A donde vamos?
-No lo sé con seguridad,pero vamos a tener que coger el avión.-Contestó mordiéndose el labio.
-Es...Genial.
Asintió felizmente.
-¿Que hora es?-Preguntó.
Jeff sacó su móvil.
-Son las nueve y cuarenta y uno.
-Mierda.-La miré.-Había quedado con Tex.
Me abrazó con fuera y se marchó antes de que pudiéramos decir algo.
-¿Entonces te vas?
-Jeff...No me voy más de un fin de semana.
-Lo sé.-Suspiró.-Pero...
-¿Pero que?
-Nada,olvídalo.
-Como quieras.-Me encogí de hombros sentándome de nuevo en la cama.
Y de nuevo todo empezó a inundarse con otro silencio.
De vez en cuando,me encontraba con la mirada de Jeff y nos sonreíamos.Aunque no nos dirigíamos ninguna palabra.
Sin previo aviso,la imagen de mi madre recorrió toda mi mente.
-Si ella no hubiera muerto...Todo sería distinto.-Me atreví a decirlo en voz baja y al parecer mi amigo lo escuchó.
-Claro que todo hubiera sido distinto.-Se sentó a los pies de mi cama.-Aunque también tienes que pensar en positivo.
-¿Que hay de positivo en esto?-Desvié la mirada.
-Has hecho nuevos amigos y has encontrado a alguien especial.-Explicó.
-También podía haberlos encontrado con ella viva...
-A los mismos no.
-Quizás tengas razón.-Suspiré.-Y hay algo positivo en todo esto.
-Lo hay.
Desplacé la comisura de mis labios de tal manera que pude formar una linda sonrisa propia de mi.
Después Colton y Spenser atravesaron la puerta.
-Buenas noches señorita.-Dijo con una sonrisa burlona Spenser.
-Hola Spenser.
Colton me besó y cuando se dio cuenta de la presencia de Jeff,le dedicó una mirada de odio.
-Creo que debería irme...-Anunció Jeff.
-Será lo mejor.-Colton se sintió satisfecho.
Cuando Jeff cerró la puerta detrás de él,yo dije:
-¿Pero que cojones te pasa,que te ha hecho él?
-Te lo hizo a ti.
-A mi no me ha hecho nada.Es mi amigo.-Le miré fijamente.-Me ha ayudado mucho,como yo a él.
-Te secuestraron por su culpa,podrías haber muerto.-Intentaba que yo le creyera.
-Ni siquiera estabas allí cuando paso todo esto.No sabes nada.-Hice una pausa y respiré hondo.-Jeff es mi amigo y si no te gusta tendrás que joderte.
-Esta bien cosita...Lo siento por comportarme así..
No le contesté.
Spenser estaba observando con detenimiento todo lo que había sucedido,mientras por dentro me imaginaba que se estaba partiendo de risa
-Y ahora¿Podéis decirme que era esa droga?-Pregunté.
-Por supuesto.-Spenser empezó a hablar.-PCP, o también conocido como polvo de ángel.
-Bien...¿Y eso que es?
-Es un anestésico que pose efectos alucinógenos.También produce alteraciones de la percepción y el juicio.Puede producir agitación y una gran agresividad.
-Vaya...No sabía que hiciera tanto...
-De echo en grandes cantidades puede ocasionar la muerte.
-Se llama Ethan.
Spenser y Colton me miraron sorprendidos y se quedaron sin habla durante unos segundos que se me hicieron eternos.
-¿Quién es Ethan?-Preguntó Spenser confuso.
-El padre de Jeff.-Mantuve la mirada fija en ellos.-Nuestro sujeto.
-¿Te encuentras bien para acompañarnos a la comisaría?-Preguntó Colton nervioso.
-Creo que si.
-Sé que no te han dado el alta,pero me gustaría que nos acompañaras.
Me levanté con cuidado y me encontré algo mareada,pero en seguridad se me pasó.
Me peine con los dedos y hice un gesto con la cabeza,estaba preparada para marcharme.
Un tiempo después,entramos corriendo a la comisaría.
-¿Abby?-Dijo Michael con los brazos cruzados.
-Sabemos el nombre del sujeto.
Sin decir nada,nos acompaño al ordenador.Donde Ana se encontraba sentada con un café en la mano derecha.
-¿Que tengo que buscar?
-Busca hombres que hayan perdido a su madre hace unos meses y que se llame Ethan.
Asintió y se puso a teclear lo más rápido posible en busca de respuestas.
-Ethan Walker,se divorcio hace semanas de...-Se quedó callada.-Laura Bell...
-Pero Laura Bell fue una de las víctimas.-Suspiró Michael.
-Se ve que el divorcio fue complicado.-Añdió colton antes de que Ana siguiera leyendo.
-Tienen un hijo en común,Jeff Walker Bell,el mismo que encontramos en esa casa y dejamos en libertad.
Micharel me miró con mala cara y yo desvié la mirada hacia otro lado.
-¿Donde vive ese tal Ethan?-Preguntó Janeth apoyada en la silla.
-Esta de alquiler.-Explicó Ana.-Os mando la calle a los GPS de los coches.
-Vayámonos.-Ordenó Michael.-Tú también puedes venir,Abby.
Y velozmente nos pusimos en camino hacia allí.
Mi corazón latía fuerte cuando nos paramos enfrente de su casa.
Por fin me vería cara a cara con ese cabrón,llevaba la palabra cárcel escrita en la frente.
-¿Estas preparada?-Susurro Colton a mi oído.
Negué,el fondo tenía miedo y no quería entrar.Pero la curiosidad me decía que entrará,que viera a ese gilipollas.
Cuando estuvimos listos,entramos.Colton y más agentes por la puerta de atrás y Specer y yo por la delantera.
A primera vista podría tratarse de una casa de una persona normal,no la de un asesino,pero ya veis,nada es lo que parece.
Lo primero que vimos al entrar era un pequeño recibidor como otro cualquiera,unos cuantos muebles y un perchero.No había nada de lo que preocuparse.
-Nada.-Gritó suavemente un agente desde el salón.
Pero al entrar a la cocina fue donde nos encontramos la sorpresa.
Había cristales por todo el suelo,por no hablar de todas las manchas rojas que había en el suelo formando formas diferentes.
-¿Es sangre?-Dije temiéndome la respuesta.
-Me gustaría pensar que no.-Contestó Spenser sinceramente.
Encima de la encimera se encontraba un cuchillo y la punta estaba de un rojo apagado,por lo menos no era reciente.
En una esquina se encontraba una mujer atada y con grandes moratones en todos lados.
Vestía con una camiseta blanca,que se había manchado de una importante cantidad de sangre y tenía algunos rasguños.Por último llevaba unos pantalones azules que también estaban manchados.
-¿Eres Sarah Adams?-Pregunté.
Ella negó con los ojos llenos de lágrimas.
Visualicé mi alrededor y después me agache para quitarle las cuerdas.
-¿Como te llamas?
-Donna.-Dijo con la voz ronca.-Me llamo Donna cooper.
¿De que me sonaba a mi ese nombre?¡Pues claro!Es la hija de la enfermera.
La ayude a levantarse.
-Agente...
-Puedes llamarme Abby¿Que te ocurrió?
-Agente Abby.-Miró hacia abajo.-Iba de camino esta mañana hacia la comisaría porque habían encontrado un cadáver en mi jardín y querían hacerme unas preguntas...Pero nunca llegué.Él apareció antes y me golpeó la cabeza.
Empezó a llorar con fuerza.
-Spenser,la llevó al coche ahora vuelvo.
-Vale.
Recorrimos la cocina y luego el recibidor.
-¿Voy a llamar a una ambulancia,vale?-Dije sin que me importará mucho su respuerta.
-Estoy bien,no hace falta.Solo quiero que llaméis a mi marido y a mi hija y le digáis que mamá esta bien.
-¿Por qué no lo haces tú misma?-Le dí el móvil que me había regalado Colton al llegar al hospital.
Asintió y marcó el número lentamente.
-Princesa.-Susurro con la voz temblorosa.-Soy mamá.Si,estoy bien¿Puedo hablar con papá?
Me alejé un poco de ella,pues no era quien para enterarme de la conversación.
Más adelante,cuando ella me devolvió el teléfono,pude ver su cara de alegría,como la de una niña a la que le acaban de dar un peluche nuevo,con una sonrisa de oreja a oreja.
-Gracias agente.
-No tienes porque darlas,es mi trabajo.-Anuncié.
-Pues que sepas que lo haces muy bien.
La sonreí.
-Voy a entrar otra vez,espere a que venga la ambulancia.
-Si.
Cogí mi pistola y atravesé la puerta.
Todos estaban al final de la escalera.
-¿Que pasa?-Pregunté.
-Esta arriba,pero no esta solo.-Dijo Michael.-Subiremos solo cuatro personas.Janeth,Spenser,Colton y Abby.Los demás esperar aquí,por si intenta escapar.
Me puse en cabeza y fui la primera en subir.
El piso de arriba estaba dividido en cinco habitaciones,todas con la puerta cerrada.
Seguí para delante y de pronto escuché pasos en una de los cuartos.
-Es él.-Susurre de tal manera que era complicado escucharme.
-Con cuidado,si tiene a alguien con él podría matarlo.-Advirtió Janeth.
Agarré la pistola con mucha más fuerza que antes y me limite a seguir el sonido de los pasos.
-¡Suéltame!Yo no soy esa persona que tú dices.Ni siquiera conocí a tu madre.-Se escuchó desde la última puerta a la izquierda.
-No mientas,se que tú la envenenaste y ahora me las pagarás.
Me detuve enfrente de la puerta.
-¡FBI!Bajé el arma.-Grité.
-Marchaos,ella merece esto.
Toqué el pomo de la puerta y lo giré despacio,temiendo lo que me podía encontrar tras ella.
Un hombre de cabello negro se alzaba ante nosotros.Su cara mostraba ira y frustración.
En la mano derecha tenía un cuchillo bastante afilado.
-Ethan,ella no es la mujer que asesino a tu madre,te has equivocado de persona.-Intenté que entrase en razón pero era complicado si se trataba de una persona con graves problemas mentales.
-Se esta riendo de mi¿No la veis?-Apretó los puños a ambos lados de su costado.
Bajé el arma y me atreví a acercarme a él.
-Si sueltas el arma,te llevaré hasta la verdadera persona que la mato.-Sabía que no iba a hacerlo,pues estaba muerta,pero era la única manera de que me hiciera caso.
No dijo nada,solo miró a la víctima con odio y soltó el arma.
Sin perder ni un segundo Colton se acercó para ponerle las esposas.
-¿Estas bien?¿Estas herida?-Pregunté a Sarah.
-Estoy atemorizada...Yo no...-Estaba temblando.
-Tranquila,ya ha pasado todo.
Se levantó con mi ayuda y salimos de la casa lo mas rápido que pudimos.
Sobre la madrugada volvimos a la comisaría.
Ana nos esperaba con dos pizzas en la mano y con una sonrisa muy grande.
-Felicidades,tu primer caso.-Se acercó a mi.
-Si,bastante intenso.
-Así es como funcionan las cosas aquí.-Michael también me sonrió.-Bueno¿Te quedas?
Moví la cabeza hacía ambos lados,negando.
-Tengo que hacer otra cosa.
-Esta bien.
Colton se acercó a mi y me acompaño a la salida.
-Has hecho un buen trabajo,Abby.
-Si...Pero no soluciona la perdida de mi madre.-Me entristecí.
-Quizás no puedas volver al pasado,pero puedes ayudar a las personas para que nos les pasé lo mismo que a ti.-Me abrazó.-Somos héroes sin capa.
Suspiré y fui en busca de su boca.
Pase mi mano por su pelo al mismo tiempo que sus manos rodeaban mis caderas.
Nos quedamos unos segundos juntos hasta que yo me separé.
-¿Nos vemos mañana?-Preguntó Colton.
-Mañana ya no vuelvo aquí.
-Tienes razón.-Se rascó la cabeza.-Se te va a echar en falta.
-No digas tonterías,ya sabes que este es mi último año.-Sonreí.-Podría pedir trabajo aquí.
Miró a la comisaría y luego parecía que se le hubiese ocurrido una idea,una maravillosa idea.
-¿Que se te acaba de ocurrir?-Dije ansiosa de saber la respuesta.
-Ya lo sabrás por tu cuenta.
-Oye.-Me crucé de brazos,simulando que me había enfadado.
Me abrazó y dimos un par de vueltas.
-Ya quedaremos,pronto.-Anunció.
-Muy pronto.
Me alejé y antes de que él abriera la puerta para entrar de nuevo en la comisaría dijo:
-Ya te estoy echando de menos.
-¡Colton!-Grité y salí corriendo.
Cuando llegué a casa de Keira la abracé como si no hubiera un mañana,contenta por haber atrapado al asesino.
-Esto hay que celebrarlo.-Añadió Olivia.-Empezando por elegir el sitio a donde vais a ir.
-Estoy cansada¿Que tal mañana?-Contesté.
La sonrisa de Olivia desapareció de repente y preguntó:
-¿Estás bien?
-Claro,solo que estoy cansada de todo lo ocurrido hoy y me gustaría dormir.
Las dirigí una pequeña sonrisa y les perdí de vista al subir las escaleras.
Sin ni siquiera cambiarme de ropa me tumbé sobre mi cama y miré el techo.
No sé porque pero tenía una extraña sensación en el cuerpo.
Millones de pensamientos sobre mi madre y mi padre me inundaron completamente.
Así que cerré los ojos para alejarlos.
Pero al poco rato mi móvil sonó,Jeff me felicitaba por haber encerrado a su padre...



sarii1821

Editado: 18.09.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar