Libre

Capítulo 9

68747470733a2f2f73332e616d617a6f6e6177732e636f6d2f776174747061642d6d656469612d736572766963652f53746f7279496d6167652f6d447a5645545a6a707075416f413d3d2d3938363235383338342e313635303136633736653235373761383933313232323331343139302e6a7067?s=fit&w=1280&h=1280Cuando la noche llegó fue difícil ponernos de acuerdo para saber en dónde iba a dormir cada uno, pero terminé casi completamente encima de Emerick toda la noche, el emitía calor que me mantenía caliente en especial esa noche de frio, sus brazos me...

Cuando la noche llegó fue difícil ponernos de acuerdo para saber en dónde iba a dormir cada uno, pero terminé casi completamente encima de Emerick toda la noche, el emitía calor que me mantenía caliente en especial esa noche de frio, sus brazos me apretaban de vez en cuando asegurando que todavía estaba allí. Dormí de una forma extraña comparada a otras noches, las pesadillas que frecuentaban no aparecieron y la noche de sueño puede aprovecharla casi al máximo.

Lo analicé completamente, estaba acostado en la cama ocupando casi todo el espacio. Su torso desnudo me maravilló desde la primera vez que lo vi sin camisa, sus músculos y abdominales se marcaban de una forma deliciosa muy agradable de ver, su cabello negro un poco largo me tentaba a pasar mis dedos para peinarlo un poco.

Negué ante aquello, debía volver un poco a la realidad y ponerme con el trabajo hasta que ambos habláramos seriamente de que nos depararía el futuro al respecto de nosotros. Debía salir de la habitación antes de que lo atacara por sangre, mis colmillos empezaron a crecer un poco, eso no era un buen indicio.

 Una vez que me higienice lo más rápido posible, pasé al área pequeña de la cocina necesitaba un aperitivo mañanero que me mantuviera despierta y dominara aquellos impulsos que se hacen cada vez más fuertes y persistente. No podía atacar a nadie porque sabía que las cosas se pondrían feas si sucedía eso.

Vertí la sangre en una taza y me deleité por el olor. Un pequeño gemido salió de mí, Matt siempre conseguía sangre de calidad, era u buen cazador. Le llevaría ocho tartas de manzana como agradecimiento, ese hombre comía bastante si se lo proponía, supongo que debe ser un rasgo de gárgola.

El trabajo me esperaba como todas las mañanas, en silencio fui hasta mi estudio mientras por la ventana veía algunas ovejas que rondaban la casa, cuando saliera un poco más el sol y una vez que estuviera Samantha aquí me pondría manos a la obra en recuperar a mis animales.

—¡Keira! —el grito de Emerick me asustó y aún más cuando la puerta fue abierta bruscamente estrellándose en la pared y poco tiempo después deprendiéndose y cayendo al suelo.

Ambos miramos sorprendidos a la puerta en el suelo.

—Lo lamento—agarró la puerta intentando ubicarla en su lugar—, demonios—masculló.

—Tranquilo—me acerqué por atrás apoyando mi mano en su hombro incitando a que parara—, estaba un poco podrida no creo que sirva en estas condiciones.

—Soy una bestia—se dio vuelta. Me miró antes de acercar su rostro al mío, dudó antes de besarme la frente—, lo arreglare.

—¡Keira! —un grito femenino resonó en la casa, Samantha entró apresurada al estudio, Emerick rápidamente me puso detrás de su espalda.

—Es Samantha es mi amiga—lo tranquilicé.

—Este sí que es una rara situación—habló ella—. Vengo a decirte algo importante, mis padres hicieron un escaneo por todas estas áreas y junto a dos brujas más encontraron pistas sobre cazadores.

Jadeé ante aquella declaración. Ellos vendrían por mí, están buscándome o solo necesitan más criaturas para hacer sus experimentos.

Un gruñido fue acompañado de un abrazo—. Mira lo que haces mujer—Emerick habló sus ojos estaban dorados—, mi mujer está completamente horrorizada ante aquella noticia—me sostuvo el rostro—, fueron cazadores lo que ten hicieron eso, ahora estoy seguro de ello. Pagaran todos por lo que te hicieron.

—Mmm… —Samantha se acercó hasta nosotros—, mi madre cree haber encontrado el laboratorio en donde fuiste torturada, el mismo está protegido por un campo de magia oscura por eso es difícil de encontrar. Hablé con ¿Lukyan? —asentí—, el llevará un grupo de lobos bastante considerable en cantidad para analizar el área.

—Iré con ellos—Emerick habló de golpe—, pagaran por alejarme de ti.

—¡NO! —me interpuse en su camino para que no saliera hacia afuera—, no me dejes—no quería que nada malo le sucediera por mi culpa. ¿Qué pasaría si lo atrapan y no nos vemos más? —. Lukyan se encargará es un Alfa poderoso tú mismo me lo confirmaste.

—¿Crees que no soy lo suficientemente fuerte para proteger a mi mujer? —su pregunta me tomó por sorpresa.

—Sé que eres muy fuerte—negué—, si te atrapan y nos separan de nuevo no creo que sea fuerte para soportarlo, seria pensar constantemente en que experimento estarían probando contigo.

—Keira—se acercó limpiando mis lágrimas que no sabía que rodaban en mi rostro—, nada malo me sucederá. Pero para que te quedes más tranquila me quedaré contigo, no iré a ningún lado.

Suspiré de alivio por lo que acababa de confirmar, no se ira a hacer alguna locura.

—Bien—interrumpió de nuevo Samantha—, es hora de buscar a las ovejas.



Camlib

Editado: 29.12.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar