Linaje Rojo (bilogia rojo 2)

Capítulo 16

Laila

Una voz en mi cabeza me gritaba sin cesar 《No te dejes vencer por la oscuridad》pero aquella negrura me arrastraba con ella al borde del abismo y me dolía toda, ya no sentía mis pulmones y los latidos de mi corazón se habían debilitado, pero me sentía más fuerte y otro deseo insaciable de sangre me invadió en aquel momento y de manera apresurada me acerque al cuerpo que yacía ya sin vida alguna a un lado de aquella jaula. Me sentí presa del pánico, no sabía si algún día podía controlar este deseo desenfrenado de sangre, pero no me dejaría vencer, yo era la que debía dominarme.

Joshua》llame a mi hermano a través de mis pensamientos, pero se sentía tan vacío, él estaba ausente y aquello me asusto.

Joshua》 volví a insistir y sentí un ligero cambio en aquella sensación de vacío y luego la voz gutural de mi hermano resonó en mi cabeza.

Laila》 era tan extraña, sabía que era él, porque con Joshua era el único que tenía esta conexión, pero algo había cambiado. 《Duele》 escuche decir aquella voz y luego un grito de dolor extremo, que no estaba para nada en mi cabeza perturbaba aquel silencio. Me puse de pie como pude y mire a través del cristal en el lugar donde se encontraba mi hermano, se removía en el suelo con malestar, pero más allá en la tercera jaula donde estaba Matt el cristal se había quebrado.

—No, no, no —dije en voz alta y con ansiedad, si Matt salía podría a todos en peligro.

Mire el temporizador que colgaba de la entrada de aquella jaula y ya habían pasado tres días y medio, no sabía si estaba lista para salir porque aún sentía aquel fuego recorrer mis venas, pero estaba más que segura de que mis sentidos se encontraban todos en sintonía y me propuse salir de allí, debía llegar a Matt tenía que hacer que se calmara. Entonces algo salto sobre mi jaula y luego voló hacia la de Joshua y sólo pude fijarme por unos segundos en el reverso de su capa, que era en color plata y luego salto sobre la jaula de Matt.

Joshua》 dije en la cabeza de mi hermano, pero este ya se estaba poniendo de pie y en alerta. Quien estaba sobre la jaula de Matt miró en nuestra dirección y pude percatarme del peculiar color de su cabello, era la misma  que me había atacado en la fiesta, la misma que había enviado aquel mensaje a mis padres, alguien que tenía un solo objetivo, destruirnos.

Toque el botón rojo que se encontraba justo debajo del temporizador y una luz roja, seguida de un sonido intenso lleno aquel lugar. Solo basto un segundo para que aquella mujer terminase de romper el cristal de Matt y penetrar en su jaula, saltó sobre los aires con Matt en brazos y luego me miró fijamente con aquellos ojos escarlatas, sonrió de medio lado y luego miro como sorprendida detrás de mí. Joseph, Lara y Anastasia habían llegado, aquel momento de distracción fue más que suficiente para que escapase.

Joseph salto sobre mi jaula para perseguir al rector de Matt y luego sin siquiera hacer un esfuerzo extremo rompí el cristal. Trate de perseguir a mi padre, pero el agarre como garras de hierro de mi madre me detuvo y sabía que podría haberle librado del mismo, pero en el esfuerzo sabía que Lara saldría lastimada y eso sí que no me lo perdonaría.

—Ella se llevó a Matt —Tenía la sensación de querer llorar, pero mis lagrimales habían desaparecido.

— ¿Cómo sabes que es un ella? Y ¿cómo has podido superar tan rápido la oscuridad? —Mire a mi tía Emma quien me miraba con tanto asombro como desconcierto.

—Es la misma mujer que me atacó en la casa de los Brown —pose los ojos fijamente en mi tía —Mi lado humano no quiere morir del todo. —Tomé una larga respiración (lo cual no era necesario) y me dirigí a mi madre y la señora Jocelyn. —Debemos ir por Matt, no podemos permitir que nada le pase.

—No podemos —dijo mi madre al tiempo que mi padre se unía a nosotros, tomo a Joshua en brazos que aún seguía debilitado —Es lo que esperan que hagamos.

—Esperas que lo dejemos allí, lo mataran mamá —Comencé a sentir que me mareaba y trastabille, pero la tía Emma me sostuvo.

—Despertará —dijo mi padre —Y cuando eso pase, las cosas se podrán feas para ellos. —Joseph clavó su mirada en mí. —Será 10 veces más fuerte que ellos y buscará la forma de escapar, eso los traerá a nosotros, debemos dejar que nos encuentren. —La mirada gatuna de mi padre me lleno de confianza y allí entendí que ellos tenían un plan para acabar por fin con los《Capa Platinada

                             Joshua                

Sentí un dolor lacerante en el pecho y luego me erguí de manera mecánica, estaba desorientado, miraba a mí alrededor sin comprender que estaba pasando, como tampoco comprendía como había llegado allí. Aquellas paredes blanquísimas me eran bastante conocidas, pero la pobre luz que alumbraba aquellas paredes no era suficiente para poder caer en la cuenta de donde me encontraba.

Sentía un calor en la piel extraño y el sabor metálico de la sangre en mi boca, lleve instintivamente mis manos a los labios y sentí como los colmillos filosos me rompían la piel, pero era lo único que podía sentir, no había dolor, ni sangre, ni siquiera ese cosquilleo que sientes cuando la piel se desgarra, no sentía absolutamente nada y al tocar la piel de mi brazo estaba como un tempano de hielo.

—Tus sentidos vampíricos al fin despertaron. —Mire a un rincón de aquella habitación donde mi hermana se encontraba de pie, con los brazos cruzados sobre el pecho mirándome fijamente —Hay sangre en la primera gaveta —Mire el mueble y el movimiento que hice fue tan rápido, que ante la vista humana hubiese sido imposible darse cuenta.



K.A.GARCIA

Editado: 11.06.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar