Lo Último Que Sabrás De Mí

Capítulo Cinco

Capítulo V:

 

Luego una vez en la que mi supuesta mejor amiga tuvo problemas en casa. Y su novio no le entendía incluso se molestaba injustamente con ella, me molesté y decidí hablar con él, nada sin antes decirle a mi pareja, él me dijo que no importaba que confiaba en mí. Lo hice con toda libertad incluso un compañero de otro salón me acompañó…

Ella al parecer todo acercamiento incluso para ayudarle lo veía mal. Se llenaba de celos y actuaba. Aunque luego se arrepintiese.

Yo no me comunicaba con él, pero una vez por amistad lo invité ayudarme para crear mi página para la publicación de mis libros, pero noté que mi novio le incomodaba, desistí de ello. Entendía completamente. En el mensaje mencionaba que existían ciertas conversaciones raras entre ese chico y yo, no sé cómo inventaron ello, pero al saber todo eso. No me resistí.

Mi presión me llevó a reclamarle a mi queridísima ex mejor amiga, me dio tanto coraje ver su teatro de ‘si me necesitas, siempre estaré contigo’, ‘fuiste una gran amistad’, ‘me importas’, nunca recibí un golpe tan fuerte como ese, ni siquiera había podido creer que ella hiciera eso. Le dije muchas cosas, en ellas que se sintiera feliz por hacerme daño de tal forma.

Por otra parte, le escribí al chico del cual piensan que siento cosas aún. Me dio coraje incluso con él y lo parecido que le dije a mi ex mejor amiga le dije a él, era un cero a la izquierda lo que ocurriese en sus vidas. ¿Por qué?, porque razón por esa desconfianza inventarse eso y afectarme a mí, enagañar al chico que estaba enamorada, la verdad estaba muy lastimada, quería morir un momento. Todo ello me dolía… pero lo que más me dolía fue que el creyera ello de mí, que me viera capaz de engañarlo todos estos años que estuvimos juntos… no podría hacerlo… así como me parecía no creíble que el me viese de tal forma.

Una vez me mencionó que aquella ex mejor amiga podría lastimarme, no entendía porque lo decía o a que se refería, ahora lo comprendo, lo logró, lo peor de todo era que el chico del cual estaba enamorada se prestó para ello…

¡Vaya manera de terminar el año, no tenía cabeza para pensar en celebración!

Dicen que no hay ser sobre este mundo que te conozca más que tu madre, y es muy cierto. No pude con mi dolor sola… mi madre fue el mejor apoyo en aquel momento. Me dio un consejo, lo repetía siempre. ‘En esta vida… no existen amigos’, ¡me di cuenta de ello!, muchas veces creí tener grandes amigos, que solo eran una partida de hipócritas, son pocas las personas sinceras, muchas veces llegamos a tenerlas, pero en realidad no sabemos valorarlas. Me dio tantos ánimos mí madre, en ello —Las mentiras tienes patas cortas, con el tiempo la verdad sale a la luz—

Es muy cierto. La verdad sale a la luz.

Esperaba y aún espero que él la sepa. Es cierto que me alejé de él, aun queriéndole mucho. No hay forma de explicar lo que sentía por él, mi realidad, era él. Pero esa decisión que tome tenía alguna oportunidad futura, con más madurez de ambos…

Una escritora dejó en uno de sus libros un mensaje muy cierto ‘Siempre que construyan algo bonito con alguien, va a querer aparecer un desgraciado/a a inmiscuirse, así que mantengan siempre la comunicación de pareja y la confianza para contarse todo… pero pase lo que pase, jamás se rebajen a darle gusto a un tercero/a de vernos derrotados/as o humillados/as… resuelvan todo de puertas hacia dentro y tomen las decisiones que traigan paz a sus corazones. Y sonrían, háganlo con ganas, todo el que no te trague va a huir de ti, al ver que eres fuere y que no permites que te roben la alegría.’ Abby Mateo.

Sus palabras me identificaban, quizá nadie fue culpable.

Es cierto.

Él no lleva toda la culpabilidad, en realidad es de ambos. Él y yo fuimos tan culpables desde un inicio. No llevar las cosas claras, permitir que algunas personas entraran u opinasen de nuestra relación, nuestro nivel de confianza, de comunicación… Nos llevó a un fin que no merecíamos.

Una realidad es que ese final, nos obligó a irnos, él con una mentira que convirtió en verdad y yo creyendo en una confusión que cree que solo fue una excusa o…ya no sentía lo mismo… no lo sé.

Tampoco sé si a él le surjan tantas preguntas como a mí, preguntas que solo él podría responder o quizá ninguno sepa sus respuestas. Trato de hacer que me encaje todo, pero no entiendo ¿por qué? Trato de ver las cosas como si fuese un seis, me pongo en su lugar e incluso podría sentirme como el… pero mi parte queda sin entender, quizá no me entiende como yo a él, tal vez por su pensar que existió un engaño de mi parte.

¿Mentiras?, ¿Fue sincero?, ¿Qué?

Han pasado solo unas semanas de aquel suceso. Mi herida sigue abierta, y solo he comenzado a mover algunas cosas en mi mundo. Hay veces en las que caigo, me duele tanto. Revivir recuerdos es muy hermoso, pero… duelen cuando sabes que ya no está… Que todo acabó… ¿Pero por qué?... No merecíamos esto…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Devuélvete- Carla Morrison 1:25 a.m



Perfect Sky

#155 en Otros
#155 en Relatos cortos

En el texto hay: historia real, un gran amor

Editado: 14.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar