Los Colores De Tu Destino

Cap 12: "El saludo"

Axiel Müller y Emily Kozlov los mejores investigadores privados reconocidos actualmente, y también las personas que alguna vez salvaron mi vida..
 

****

Ver a estas personas sorpresivamentes hoy después de 2 años era algo que nunca espere ver y menos saliendo de la casa de la familia Moore.. Entonces esta familia no estan simple como aparentar ser.

Cómo había quedado en schok por la sorpresa no me había percatado que atrás de mi se encontraba una presencia, el cual me toco el hombro que hizo que me sobresalte y pegara un pequeño grito de sorpresa.

-¡Ah! - Grité yo girando me bruscamente para ver la cara de un Justin con una gran sonrisa juguetona.

-¿Arcoíris me extrañaste? - Me preguntó aún con esa extraña sonrisa que me incomodaba cada vez más por acercarse lentamente.

-¡¿Que?!  ¡No! - Exclame yo nerviosa por su gran cercanía.

-Entonces... ¿Por que estabas espiando? - No me di cuenta de cuando se acercó hasta unir nuestros ojos o cuándo me acorralo, me quede embobada observandole fijamente sin dejar de ver los labios que alguna vez besé.

Y sí por alguna razón él o simplemente "todo" de Justin era como un imán para mí sea de problemas o hasta miradas comprometedoras que hemos tenido estos días en las clases en mi casa.

De un momento para otro acerco su rostro a mi cuello y me abrazó inesperadamente..... Lo peor de todo es que seguía sin reaccionar y mis ojos estaban abiertos cómo platos.

-¿Si tienes curiosidad puedo llevarte dentro? - Me dijo aún abrazándome. De un momento a otro me aparto sosteniendo me los brazos, y otras vez fijando sus grandes ojos que brillaban como las estrellas  en los míos

Reaccione yo después para sonrojarme por la indirecta que acababa de hacerme. Tal cual como estaba de estado de trance él aprovecho para acercarse a mí.

-¿No sabía que te gustaba atacar de esta manera cariño? - Ahí fue el momento justo de que mis mejillas se tornarán tan rojos cómo un tomate de la vergüenza y empujara a Justin de golpe.

Para mí y para el imbecil horriblemente me encontre con Emily Kozlov admirando la situación divertida y yo solo pedía que la tierra me tragara. Muy mala situación reencontrarse con alguien en una situación embarazosa así.

-¡Eres un...! - No logré terminar la frase cuanfo fui interrumpida por Justin.

-Tú no hiciste nada para negarte ¿O acaso me dijiste algo o te quejaste cuando me acerque? - Me silencio de golpe, y tan rápido cómo interrumpió la gran esbelta mujer con cabello rojo brillante se unió a la conversación que tenía.

-¿No sabía que a los jóvenes de ahora les gustaba jugar acechar a sus presas? - Eso basto para que a los dos nos avergonzaramos al mismo tiempo y todos compartimos miradas sin saber responder hasta que él imbecil rompió el silencio rápidamente.

-Tia Emily no es lo que crees. -Respondió él pasando una mano por su cabeza rascándose... Y yo con unos grandes nervios por dentro maldiciendome por dejar que se repitiera de nuevo la situación.

Pero bueno eso no es lo que importa ahora, lo que en verdad me tomo más por sorpresa era escuchar que era su tía, alguien cómo esas personas formaban parte de la familia del imbecil.

Y de un momento a otra la gran Emily  volteo dejando ver su gran melena roja pasión enroscada para acatar la llamada de Axiel Müller... Que por cierto era un bombón como decía Sumer que estaba para lamerse los dedos.

Con solo recordar eso una pequeña sonrisa escapó de mis labios y que al salir fue captada por los ojos de Justin que volteo a la dirección donde se encontraba mi mirada. No pasó ni 5 segundos para tornar una mirada seria y decirme lo siguiente.

-Es casado. - Lo que dijo Justin me dejó confundida y a la vez extrañada, pues no le pregunte ni tampoco estaba interesada románticamente en Axiel Müller.

- Lo sé IDIOTA-- Pude lograr reponder al notar que los dos investigadores se acercaban a nosotros después de hablar algo o más bien... Diría discutir pero en fin el punto es que son muy diferentes a los compañeros normales sus tratos son... Algo.. ¿Cariñosos?

-¡Axiel mira! - Hablo la hermosa peliroja con una gran sonrisa.

-Ella es Iris ¿Te acuerdas de ella? Es la chica de los brownies. - Su respuesta me dejó confunfida tanto cómo él señor Müller como a mí él único que logro entender lo que decía fue Justin, ya que por su gran mirada de sorpresa y palidez entendí que no quería que la gran peliroja Kozlov hablara más.

-Ehhhh. - No logro reponder el Sr Müller ganándose una mirada fulminante de la peliroja. Al parecer Kozlov no era muy amable con él como a los demás.

-¿Ya nos hibamos, pero que tal si hablamos Iris? - Me pregunto ella con la misma característica sonrisa juguetona de Jutin acercándose a mí y allí justo en ese preciso momento recordé a Sumer de nuevo.

Esos grandes y dulces ojos esmeralda me daban cariño y tranquilidad pero a la vez dolor e impotencia por el pasado. Esta se dio cuenta por la extraña mueca que hice y no tardó para saciar su duda conmigo.

-¿Que te sucede cariño? - Me pregunto con un rostro lleno de curiosidad y preocupación, solo que por segunda vez en mi vida volveré de nuevo a decir las mismas palabras que un día me arruinaron....

-Estoy bien...



Violet13Queen

Editado: 17.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar