Los Originales

Capítulo 5

—No puedo creer que la hayas obligado a trabajar. —Se burló Verónica.— Con la influencia que tienes sobre ella, podrías convencerla de volver a Niebla.

—No creo qué eso sea buena idea —negó Jonathan— ella realmente no quiere revivir lo que pasó y yo no quiero que se venga contra mi.

—Es porque ella es una cobarde. —hablo Luce metiendo la paleta en su boca.

— Luciana, no hables así de tu hermana —le riño Verónica lanzándole una mirada amenazante. —Acabas de entrar y no has vivido nada de lo qué vivió ella y hasta qué no lo hagas, no te doy el derecho de juzgar su decisión Luciana. —Volvió la mirada en dirección a Jonathan. —Se qué la quieres y solo quieres protegerla pero esta es una gran oportunidad para que ella vuelva, todo está tranquilo, no hay guerras entre especies y no hemos sabido de los cazadores en un buen tiempo. Puede empezar desde cero con su entrenamiento y no habría nadie que le molestara o a nadie a quien pueda matar si se sale de control.

—Claro, nada que la moleste excepto por el hecho de que su novio murió en una misión por culpa suya—volvió a negar sin dejar de mirar las nubes — no es justo para ella que sus padres no entiendan cómo se siente y no la apoyen en su decisión de no volver a arriesgar su vida de esa manera.

—Nosotros la entendemos y por eso no la hemos obligado a nada pero tienes que entender que Clark viene de una de las familias más importantes para Niebla y todo el mundo oscuro; somos brujos realmente poderosos y en todo el mundo se escucha el apellido Thirwall. Tenemos una responsabilidad para con el poder que tenemos y me preocupa que olvide quien es y de donde viene.

— Estoy seguro que no lo va a olvidar, además Luce esta empezando en Niebla, ¿No es suficiente para ustedes? —Jonathan giró su cabeza en dirección a Luce para verla mover sus manos intentando hacer que un pájaro cambiará de color— al igual que Clark, va a ser muy poderosa cuando crezca y limpiara lo que su hermana dejó atrás.

— Luce va a ser una gran bruja, pero Clark sería la mejor si decidiera volver. —insistió Verónica.— Ella es única y no preguntes porque no voy a decirlo pero si voy a decirte qué si sigue empeñada en vivir como mundana junto a ti va a tener muchos problemas porque por mucho qué ella quiera negarlo es una bruja Thriwall y no va a poder esconder eso para siempre y nosotros solo queremos qué sepa controlarlo antes de qué le explote en la cara.

—Lo se, pero creo que buscaste al vampiro equivocado, no puedo convencer a Clark de hacer algo que ella no quiere por más que así lo quieras creer tú, una cosa es hacer que levante su trasero de la cama y trabaje y otra es... —se levantó sacudiendo sus pantalones — Gracias por la comida, Verónica, pero ya me tengo que ir. —hizo una leve reverencia en forma de despedida. —Lo lamento pero no puedo hacer lo que quieres.

Jonathan conocía a Clark de muchos años y gracias al fuerte vínculo que habían formado a través de ese tiempo, siempre había tenido cierta influencia en las decisiones que ella tomaba y sabiendo esto, muchas personas lo buscaban para que convenciera a Clark de hacer cosas que ella se negaba como era el caso de sus padres, que no dejaban de insistir en que volviera a ser Niebla pero él la conocía lo suficiente para saber qué si decidía ayudarlos, la lastimaría tanto qué ni ella ni él mismo podría perdonarse.

Clarissa era todo para él desde qué su familia había sido destruida y no se perdonaría jamás romperla obligándola a volver al lugar del qué había huido el día qué se conocieron.

—Jonathan. —Se detuvo antes de salir por la puerta y miró en dirección a las escaleras, solo para encontrarse con la fuerte mirada de Matthew.— Sabes qué es lo mejor para ella ¿No?

—Solo sé que no es lo que ella quiere.

—Muchas veces lo que queremos no es lo que necesitamos.

***

— Wow felicitaciones —sonrió Logan mientras intentaba mostrar felicidad, aunque por una extraña razón no podía sentirla realmente— te ves muy joven para estar casada.

—Nunca se es muy joven para estar enamorado, —sonrió burlona mientras le restaba importancia con un gesto de su mano— bienvenido a uno de los mejores lugares de pizza de la ciudad y lo mejor es que está cerca del estudio.

— Se ve bien —el lugar era tranquilo, estaba decorado con varias fotos de personas que Logan desconocía, pero se veían importantes.

Desde el primer momento en el que entró en el establecimiento también pudo percibir diferentes esencias que eran usadas al momento de cocinar la pizza y eso hizo gruñir su estómago.

— Creo que el cocinero es italiano —camino hacía la barra para hacer el pedido— han ganado algunos premios como la mejor pizza por alguno años o algo así me dijo Nate la última vez que estuvimos aquí...

—¿Nate? —Preguntó Logan curioso y ella se encogió de hombros restándole importancia.

—Mi ex psicótico. —Sonrió en dirección a Logan.— Una persona horrible con problemas de manejo de la ira pero con un gusto increíble para los buenos restaurantes.

— Buenas tardes —habló la chica en la caja, quien al ver a Logan se plantó una sonrisa coqueta —¿Cómo puedo ayudarlos? —Clark todo los ojos exasperada con la chica, le molestaba cuando le coqueteaban a las personas qué estaban con ella porque eso la hacía sentir demasiado incómoda.

—Pues creo que a mí me gustaría una pizza de queso extra grande con una cola ¿Tú qué quieres, Logan?

***

—Hola Nate —la chica sonrió cuando él fijó sus ojos en ella

—Recibí tu mensaje, ¿Qué quieres? —Pregunto haciendo evidente su molestia ante la pequeña figura rubia.

—¿Yo? Nada que me beneficie a mi —le acaricio la mejilla endulzando su tono de voz— pero tengo algo que tú quieres.

—¿Y eso es? —La miró burlón y ella le devolvió el gesto antes de inclinarse sobre él.

—Clarissa Thirwall —susurro acercándose a su oído, lo qué captó su atención al instante— sé dónde está, sé con quién sale y te la entregaré si te unes a mi ejército.



Juana & Ariana

Editado: 16.07.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar