Los secretos de Lola, segunda parte

Capitulo 1

 

Esta obra se encuentra registrada bajo el número 1-2020-107585direccion nacional del derecho de autor, ministerio de interior todos los derechos reservados © Patricia López

Prohibida toda las adaptaciones de esta obra. 
La distribución total o parcial de mi obra debe ser sin modificación alguna, con mi debida autorización, recuerden el plagió es un delito 
 

 

 

Los secretos de Lola segunda parte 💋 

Recuento de mi vida💋 
Capítulo 1 

Hola me recuerdan mi nombre es Lola, actualmente tengo 22 años, un hermoso príncipe de 4 años, no fue fácil llegar a este punto de mi vida, han pasado cuatro años cargados de muchas cosas, momentos muy difíciles que he tenido que superar. Estoy terminando mi carrera en la universidad, me decidí por el lado de la belleza,  estilista profesional, he contado con el apoyo de toda mi familia, sobretodo de un hombre maravilloso y único. Como dicen por ahí entre cielo y tierra no hay nada oculto, ahora veo que es verdad, no se imaginan todo lo que ha pasado en mi vida, pero ya les contaré. Cuatro años atrás. Cumplí mis 18 años, apenas siendo mayor de edad ya con un bebé de un año, tuve que madurar a la fuerza. Fue un cambio drástico en mi vida. En nuestras porque Juanse es un gran papá. Mamá me enseñó a cocinar según ella para cuando me case con Juanse, porque al hombre también se le conquista por el estómago. Al principio se me quemaba hasta un agua, ya después aprendí, después de unos cuantos quemones  ahora tengo buena sazón, tendré que cocinarle un día de estos. Convertirme en mamá y sin ninguna experiencia, me tocó aprender a la mala. Lo bueno es que Juanse aprendió conmigo porque siempre me apoya en todo. Juanse me celebró mi cumple, con globos un pastel, el siempre tan especial conmigo, me ha ayudado mucho este año, superar la pérdida de Manuel ha sido lo más complicado, pero gracias al cielo que tengo a mi pequeño el me da las fuerzas para luchar y salir adelante, por supuesto Juanse que a pesar de todo se quedó conmigo. Es un excelente papá, adora a Manuelito y mi bebe a él. A nuestras familias se les hace muy extraño que aún no nos casamos, obvio ellos no están al tanto de ciertas cosas. Juanse siempre se les sale por el lado fácil, les dice que primero quiere tener una buena posición económica nuestra casa, para luego formar nuestra familia... Al menos parecen entenderlo. Aunque retomé mi relación con Juanse, él siempre está pendiente de nosotros, a veces se queda en las noches ayudándome con el bebé, pero nada pasa entre nosotros, no quiero casarme con el nada más por nuestro bebé,  yo anhelo amarlo como él  me ama, no sería justo que esté con una mujer que no lo ame.  Solo por compromiso, él es un hombre que merece lo mejor. Lo admiro tanto, sabiendo que muere por mí, todo este tiempo ha sido tan paciente, yo he tratado de estar con él, pero no he podido, aún llegan a mi recuerdos de él, creo que no estoy lista. Pero Juanse siempre me dice que el no tiene prisa, lo sé, es un lindo. Mis sentimientos han cambiado lo veo  de manera diferente, cada día crece más este cariño que siento, solo espero poder amarlo tanto como él lo merece. Juanse empezó a trabajar en una de las mejores universidades mientras que se gradúa, ya le falta poco para eso. También quise empezar a trabajar para ayudar con los gastos de mi bebé, pero él no me lo permitió, él se encarga de nosotros, dice que me enfoque en mi carrera, en mi bebé, que mientras el esté nada nos faltará. A mis tíos cada que puedo voy los visito, cuando Juanse puede él nos lleva. Les llevo a Manuelito, para ellos ha sido muy duro la pérdida de Manuel sobretodo mi tía que calló en depresión parece no querer salir de ahí, no se imaginan la felicidad que le da cada que tiene en brazos a mi bebe,  cuando ella toca con sus manitas, sus ojos brillan, por fin se le ve sonreír.   Ella dice que es un angelito que le recuerda mucho a su hijo, me ha mostrado fotos de cuando él era bebé, son idénticos, como no, si es su papá.

Ver sonreír a mi bebé es como verlo a él, sus ojos son iguales a los de él. Manuel se fue pero me dejó un regalo hermoso, el resultado de ese amor bonito. A mí se me parte el corazón, como quisiera  decirles que él nos dejó un pedacito de él. Pero no sé, me da miedo a su reacción, con él hubiese  luchado enfrentando nuestras familias, pero yo sola no es lo mismo,  veremos qué pasa. Sería remover el pasado, es muy doloroso, por otro lado está la familia de Juanse que adoran a su nieto, me siento en una encrucijada. Soy consciente que mis tíos tienen el derecho de saber que Manuelito es su nieto, eso ayudaría mucho a mi tía, también sé que si hablo con  Juanse me apoyaría, es solo que me da miedo. Tampoco se me hace justo con él, pues se hizo cargo de mi bebé lo adora como suyo. Me recoge todos los días, de paso a su trabajo me deja en la universidad, obvio estudio con Ilse  mi amiga del alma. Mamá  cuida él bebé, o Leila, o mi suegra, ellas felices con él, es muy tranquilo, se me olvidaba mi hermana esta en planes de boda, ya le dieron su anillo. En seis meses se nos casa. Como la extrañaré cuando se vaya, Leila se convirtió en mi paño de lágrimas, mi confidente un gran apoyo. Juanse pues que les digo se a puesto cada vez más guapo. Llega en la mañana muy temprano sube al cuarto, lo primero que hace es cargar al bebé.  

— Juanse: Cómo  amanecen los amores de mi vida 

— Lola: Muy bien cariño,   y tú. 

—Juanse: Extrañándolos,  anhelando poder despertar siempre con ustedes.

— Lola: No importa que ese jovencito a veces no se duerma temprano— Sonreí  —  no deje dormir, solo para que jueguen con él.

—Juanse: No importa— Sonrió, me pegó a su cuerpo, me  abrazó, se quedó mirándome a los ojos, confieso que cuando puso su mano en mi cintura sentí algo extraño— yo solo quiero estar con el amor de mi vida, la que será mi esposa, mía solo mía  y mi hijo, así me quede desvelado toda la noche,  no importa contar de estar con ustedes, amores míos.

— Lola: Eres un lindo, soy muy afortunada por tenerte en mi vida, en todo momento.

Se acercó cuidadosamente, me roso los labios con los suyos, como esperando mi reacción, sentí escalofríos, me besó, esos besos dulces con sabor amor, se quedó jugando con el bebé, le dio el tetero lo organizó.  Mientras yo me bañaba. Todos los días hacia lo mismo, él se encargaba del bebe, mientras yo me organizo para la universidad. Salí del baño, envuelta en la toalla he visto como se le van los ojos al verme,  aunque lo trata de disimular, pero quiero que el día que pueda estar con él, solo en mi mente estén sus besos y caricias, quiero que ese día pueda ser solo de él. Saqué la ropa me organicé.

—Juanse: Mira mi amor qué guapa se ve tu mamá, a poco no tenemos la mujer más hermosa del mundo.

— Lola: Ustedes son los hombres más guapos y más bellos de mi vida.

Le sonreí lo besé, un beso apasionado y dulce,  era lindo ver el brillo de sus ojos, cada que me mira, no lo había notado, pero como brillan, salimos, llevamos a Manuelito a casa de mi suegra, era el turno de ella.

— Amanda: Hola como esta esté príncipe divino de la abuela, hola Lolita me alegran el día 

— Lola: Doña Amanda, quien no adora este muñecote.

— Amanda: El va ser divino como papá ¿ verdad que sí?  

Juanse y yo nos miramos, (fue algo incómodo) solo sonreímos salimos para la universidad, me dió un beso se fue.  

— Ilse hola amiga, cómo va la vida de mamá — sonrió  

— Lola: Tan chistosa, digamos que aprendiendo mucho,  cuento con el apoyo de toda mi familia. 

—Ilse: El de tu futuro esposo.

—Lola: Así es, un hombre maravilloso 

—Ilse: ¿Y tu tía?  

—Lola: Bien sigue muy afectada, yo creo uno nunca supera la muerte de un hijo.

—Ilse: ¿ Y tú, ya lo superaste? 

— Lola: Superarlo no,  aprender a vivir sin él, cosas muy diferentes, como dicen por ahí, no muere quien no se olvida, yo no lo olvidaré nunca.

— Ilse: Más que tienes un retoñito de él, su copia exacta. 

— Lola: ¡Shhh! Cállate te pueden escuchar 

—Ilse: ¡Ay lola! Ya pensaste que haras cuando el niño este más grande, el parecido va ser mayor, será que siguen creyendo que la familia llama, salió parecido a su primo. 

— Lola: Esperemos que sí, no sé ¿ Por qué  eres así?  

— Ilse: Soy realista,  porque el niño jamás se va aparecer a Juanse y lo sabes. 

— Lola: Pues salió por el lado de mi familia,  asunto arreglado.

Ilse tenía muchas razón,  eran demasiado el parecido, es como tapar el sol con un dedo, pero no quería pensar en nada de eso. Luego de salir de la universidad acompañé a Ilse por un helado platicamos largo rato, de muchas cosas, se me pasó la tarde rapidísimo. Ilse tenía razón en una de los tantas cosas que hablamos, si Juanse se desvive por mí, hace todo por conquistarme yo también debía hacer un esfuerzo por que mi corazón logre amarlo, también tenía que poner de mi parte, nada se pierde con intentarlo, por eso se me ocurrió algo, camino a casa le escribí a Juanse.

WhatsApp 
Chat 
—Lola:  ¿Cariño cómo  va tu día? 😚 

—Juanse: Que linda sorpresa 😍 bien extrañándote mucho, y tú  como vas.

—Lola: 😊 camino a  recoger el bebé, y luego  juiciosa a casa, 😊 extrañándote también.

—Juanse: 😍😍 ¿De verdad me extrañas?   😍😍😍😍😍 

—Lola: Claro que sí, por eso quería hacerte una invitación 😁 

—Juanse:  😍dime 

— Lola: Quiero que pases en la tarde a la casa, preparé algo para cenar 🙈🙊 no sé cómo quedará, es una receta que vi. 

—Juanse: 😋😋😋muero por probarlo, nos vemos en la tarde te amo mi princesa ❤❤ 

— Lola: ❤❤❤❤❤❤ 

Juanse también se merece ser consentido y conquistado, devolverle un poco de todo lo que el me da. Por algo se empieza veremos que tanto me sirvieron las clases de mamá, pasé por el súper compré todo lo necesario luego pasé por mi bebé. Me puse manos a la obra, mamá  en el cuarto jugando con el bebé y Leila acompañándome en la cocina. Comencé a preparar la cena.

—Leila: Me alegro tanto 

—Lola: ¿ De que? Verme en la cocina, tú también debes aprender,  ya falta poco para tu boda. 

—Leila: Sí, en esas ando también, pero yo hablo del esfuerzo que estás haciendo por enamorarte de Juanse.

—Lola: Trato, de verdad que es lo que más anhelo.

—Leila: Eso está súper,  él se lo merece, y tú también mereces ser feliz, que bueno que decidas dejar el pasado atrás.

—Lola: Trato de hacerlo, pero por más que yo quiera, sabes que hay un tesoro que me une a él.. 

—Leila: Exacto, te quedó un pedazo de ese amor bonito y puro, ahora trata de seguir adelante con tu vida al lado de Juanse, que te adora, no encontrarás otro como él.

—Lola: Eso lo tengo claro, créeme que estoy poniendo todo de mí, para poder amarlo.

—Leila: Debes seguir así,  verás que podrás amarlo, además él también quisiera que continuaras  con tu vida, que esos ojos verdes que tanto le gustaban, vuelvan a brillar, hermana el destino no permitió que estuvieran juntos, pero te dejó algo hermoso, un bebé y un hombre que daría la vida por ti. Ponte guapa para él, sorpréndelo con pequeños detalles, has lo mismo que él hace, conquístalo, hacerle sentir que es importante para ti, no sea que llegue otra se quede con él.

—Lola: Tienes razón,  estoy haciendo un gran esfuerzo, para corresponder a su amor. 

—Leila: Mereces ser feliz,  nada mejor que al lado de Juanse, que te ha  apoyado incondicionalmente. 

—Lola: Te quiero, eres única, gracias por tanto. 

—Leila: Te adoro, solo quiero verte sonreír como antes, ahora vamos que esa comida quede exquisita, como dice mamá al hombre también se le conquista por el estómago.

Platicamos un rato, terminé de preparar todo,  Leila puso la mesa, mientras subí al cuarto me organice, solté mi cabello, me maquille un poco ( hacia mucho que no lo hacía) Llegó puntual como siempre,  me trajo rosas y chocolates, saludo a mis padres, subió al cuarto,  yo estaba acostando él bebé. 

Toca,  toca 

—Juanse: ¿Princesa puedo pasar?  

—Lola: Pasa cariño—entró, al verme se quedó pasmado, mirándome de arriba abajo, sonreí— ¿pasa algo?  

—Juanse: owww, owww,  pero si estás hermosa.

—Lola: Gracias, me puse así especialmente para mi novio. 

Se sorprendió mucho,  sus ojos brillaban tanto, tal vez porque hacia mucho no me arreglaba tanto. Se acercó,  sonriendo, acarició mi cabello, mientras Manuelito nos miraba, soltaba unas carcajadas divinas, los dos sonreímos, le dimos un beso al tiempo, luego nos besamos.



Patricia Lopez

Editado: 16.10.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar