Los Vampiros Tienen Sentimientos

1. ReNacido

No entiendo la imagen que me devuelve el espejo.
¿Cómo es que puedo ver a través de mí?
¿Estoy aquí o no?
¿Acaso existo?

No estoy seguro de qué lugar es este,
Ni de cómo llegué aquí.
Tan sólo recuerdo haber hablado con una morocha de ojos color cielo;
Las ganas que tenía de llevarla a algún callejón a la salida del boliche bailable;
Y el bloody Mary que me supo algo extraño.

Hay un olor ferroso en el aire.
Siento unas ansias locas que me consumen por dentro,
Pero no sé porqué.
Resbalo con algo,
El suelo está viscoso.
Sin saber de qué se trata,
Siento el impulso de lamerme la mano con la que aterricé al caer.
Es delicioso.
Quiero más.

Existo porque siento hambre.

Me detengo ante el único haz de luz que se cuela en el lugar, 
—Quién sabe por dónde—,
Y que ilumina un trozo de papel escrito en cursiva.
"No me importa si vives o mueres", dice,
"Pero deberías alimentarte".
Firma Leary.

Vuelvo a mirar a mi alrededor
Y, con la vista más aguzada,
Distingo varios cuerpos de personas desangrándose,
Quejándose,
Pidiendo clemencia.
Siento ese impulso loco otra vez,
Y me lanzo sobre ellos para devorarlos.

Escribo estas palabras detrás de la nota de la extraña de anoche,
Usando la sangre regada en el suelo,
Para no olvidarme de nada,
Porque creo que he enloquecido.
Frente a mí hay un espejo que me muestra el lugar donde me encuentro,
Pero yo no estoy ahí.



Abby Nieva

Editado: 31.10.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar