Los Vengadores y la Hija de los Dioses. Tercera Temporada

Cap. 160 "Regresa Hela."

(ABRIL 6, 2017, ISLA DE MIKONOS, GRECIA.)

(Ahmanet)

 

            La primavera es magnífica estando en el mediterráneo, aquí nadie nos molesta y mi embarazo está bajo el cuidado de todos, cielos, casi se vuelven locos cuando me lance desde el pequeño reborde de roca en la playa para nadar.  Son solo cinco metros no treinta como la famosa quebrada de Acapulco en México.

 

            En fin verlos tan alterados solo me dio un ataque de risa, lo que los molesto en serio y Steve casi me confino a mi habitación, no dejándome levantar de la cama, acaso no he hecho cosas mucho más riesgosas como enfrentar a los guerreros de Thanos.

 

          En fin, Thýa ya tiene doscientos doce días de gestación por lo que ya es más que notorio que estoy esperando un hijo y por tal motivo Mikaela que es la chica de la villa que me atiende en casa, está cada vez más atenta a lo que yo haga o necesite, eso y tener a Steve, Nat, Wanda y Visión vigilando cada paso que doy o cada cosa que como o bebo, eso me está estresando en verdad, lo que está alterando a Thýa que se mueve mucho y sé que se queja, pues la escucho. Por lo que lo único que puedo hacer es cantarle una canción de cuna, y últimamente estoy cantando mucho.

 

        Esto me hace tomar una decisión, regresar a casa, creo que iré a Tokio, hace mucho tiempo que no visito mi departamento, ni el templo shinto, por lo que escribo una carta para todos mientras me creen dormida, por órdenes de Steve.

 

“ Querido Steve.

            Amigos, los quiero a todos, pero en verdad el que estén sobre mí vigilando cada movimiento que hago, no solo me estresa a mí, sino también a Thýa, lo sé solo desean cuidarme y protegerme, pero creo que están exagerando un poco.

            Todos ustedes son mi familia, pero chicos en verdad  es necesario que se preocupen porque me pongo a nadar con los delfines en la bahía de Afrodita? O que se molestaran porque me lance de un clavado desde una altura de cinco metros en la pared de roca?, por dios no exageren, solo quería divertirme y relajarme, en verdad eso no es nada peligroso para mí y a Thýa le gusta el canto de los delfines.

            Por eso he tomado la decisión de dejarles en la isla por un par de semanas mientras yo voy a relajarme y a meditar a un lugar muy tranquilo, pues lo necesito, esperando que esto calme el estrés que me provoca el sobre cuidado y la sobreprotección que todos ustedes están ejerciendo sobre mí, eso y que Thýa está alterada y no deja de gritarme pidiendo un poco de tranquilidad.

            Sé que les parecerá raro lo que les digo pero soy su madre y Thýa se comunica conmigo, ella se siente feliz cuando su padre le habla y la llama su pequeña princesita, pero cuando se molesta ella se altera y se pone triste, y últimamente ella ha estado muy alterada, tanto por los regaños de Steve y de todos ustedes, como por el estrés que estoy sufriendo.

            Por eso, me voy, no se preocupen estaré bien, y no se vayan de la isla, cuando vuelva espero poder encontrarlos aquí, por favor no se pongan en peligro por salir a buscarme. Recuerden que los quiero mucho y que aquí estarán bien todos ustedes. Y Thýa y yo también.       

Besos”

 

            Dejo la carta en la cama y llamo a mis mascotas, a todas, Anubis está listo, y sabe lo que voy a hacer, pues el siente la intranquilidad de mi hija.

 

            Saltamos directamente a mi departamento en Tokio, en donde ya es de noche, por lo que la mujer que se encarga del departamento no está.

 

            Lo primero que hago, es atender a todos los chicos dándoles de cenar, y comiendo yo algo rico como un poco de costillas de cerdo agridulce, un par de rollos primavera y un tazón de arroz. Delicioso en verdad.

 

            Antes de irme a la cama a descansar, le dejo a la mujer encargada una lista de cosas que necesitare traiga del mercado y del supermercado, como fruta, carne, pescado y pollo, para comer.  Y me retiro, pues temprano tomaremos el tren bala para ir a uno de los templos Shinto, rezar un poco, y sobre todo meditar un poco.



Osiris Zamora Garza

#3707 en Fanfic
#11786 en Otros
#1704 en Aventura

En el texto hay: vengadores, poder, amor

Editado: 28.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar