Luke

Capítulo 18

Luke:
He pasado dos días buscando a mis hijos y Emma, no he podido concentrarme en nada si sé que por mi culpa están desaparecidos.

La noche en que dejé a Emma para ir a buscar a los niños volví nuevamente al castillo para decirle que si me quería acompañar ya que sé que se sentía mal, pero cuando regresé no había rastro de ella. Elisa ni Loan sabían a donde podía haber ido, al principio pensé que fue a buscar a los niños sola, pero a pasar de las horas nunca volvió.

No he podido comer o pensar en otra cosa que no sea Emma y mis hijos, por mi culpa ellos no están a mi lado, además me siento mal porque me importó más la desaparición de Emma que de mis propios hijos.

Ayer acababa de recibir una noticia de Erick quien me decía que había visto una mansión cerca de la frontera oeste, mencionó que faltaba investigar ese lugar.

Yo en mi vida nunca había visto esa casa, no sabía de su existencia hasta ahora. Se me hizo extraño ya que tengo más de 100 años gobernando y sabría que hay y que no hay en mi reino.

Hoy en la mañana le había dicho a John que me acompañara a registrar esa casa, se me hace raro que Emma desaparezca y aparece esa casa en medio de todos mis problemas.

Durante el camino hacia esa casa misteriosa podía percibir el olor de mi familia, de mis pequeños hijos y de mi esposa, pero lo que más me sorprendió y a la vez me asustó fue que el olor se incrementaba cuando llegábamos al lago de las hadas. Sabía que ese lago era maldito, pero Emma lo adora y yo quiero que esté más que feliz para que pueda olvidar de una vez por todas al perro de Anthony.

Cuando habíamos llegado a la casa, pude observar que era una mansión como había dicho Erick, era como una cabaña. ¿Quién se mudaría en medio del bosque? ¿Quién quisiera estar solo?

Aunque el olor de Emma y mis hijos impactó contra mi, sentía su cercanía y juraba que podía oírlos, podía oír a la dulce voz de Emma nombrando mi nombre.

—¿Crees que estén aquí? —preguntó John.

—Estoy seguro, quien sea que sea, este sujeto va a terminar muerto por haber tomado lo que es mío —gruñí.

—Sabes perfectamente que no podemos entrar a una casa sin antes ser invitados Luke —comentó.

—Entonces tocaré la puerta como cualquiera —bufé.

Ambos nos acercamos a la casa para tocar el timbre, ya quería ver quién estaba detrás de esa puerta para partirlo en dos. Si alguien se atrevió a hacerle daño a mis hijos lo voy a matar.

Tocamos el timbre, después se abrió la puerta dejándome ver a una señora de tercera edad, por su olor pude deducir que era una humana ¿Qué hace una humana aquí?

—¿Les puedo ayudar? —preguntó la señora amablemente.

Mi mirada se dirigió a la de John quien él también me veía con una mirada de que no le tenía que hacer daño a una señora, obviamente no le iba a hacer daño a una señora vieja y menos siendo una humana.

—Disculpe soy el rey Luke, ¿Se encuentra aquí una joven rubia con dos niños pequeños? —pregunté delicadamente.

—¿Una mujer de 25 años y dos niños de 5 años? —pensó.

—Si —respondí.

Al parecer esta señora no sabía nada acerca de que aquí había vampiros y que las personas que estaban adentro también lo eran.

—Si, llegaron hace dos días aquí ¿Por qué? —cuestionó la señora.

—¿Podemos verlos? Ella es un pariente muy cercano mío —sonreí.

—Claro, pero tengan cuidado porque oí al señor de la casa discutiendo con la joven —advirtió.

—¿Discutiendo? —cerré mis puños.

—Si, ellos estaban peliando de que ella quería irse pero él no la quiere dejar ir, pero pueden pasar —sonrió la señora.

La dulce humana nos dejó pasar a la casa, Emma está en peligro ¿Quién será el dueño de esta casa? Pero lo más importante ¿Qué quiere con Emma?

Detuve a John para decirle las indicaciones para rescatar a Emma, y a mis hijos.

—Necesito que busques a mis hijos y yo voy por Emma, el carruaje está afuera cuando los encuentres súbelos a el para que cuando yo venga con Emma nos vayamos ¿Entendiste? —expliqué.



Violett

#622 en Fantasía
#458 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: vampiros, hombreslobo, amor

Editado: 06.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar