Luke

Capítulo 19

Luke:

Al día siguiente que había mordido a Emma me había levantado para trabajar en mi oficina, necesito ver asuntos de mi reino ahora que mi familia está dormida.

Emma no ha despertado desde que la mordí, mi padre me dijo que mi mamá se tardo algo en despertar, no me debo de preocupar por eso ¿O sí?

Ahora mismo estoy firmando algunos tratados para establecer la paz en mi reino, John estaba sentado enfrente mío leyendo los contratos haber si no hay nada extraño en ellos.

—Creo que ya hemos terminado, solo el rey Marco vendrá la siguiente semana a firmar el tratado —habló John dándome los documentos.

—Perfecto, ahora te tengo que pedir un favor —dije dejando los papeles a un lado.

—Claro, ¿Qué pasa?

La verdad ya no quiero que Emma se vuelva a juntar con Van, no quiero que él pise mi reino de nuevo y mucho menos que le ponga una mano encima a mi esposa ni a mis hijos.

—Emma ya no va a salir del castillo sin que tú la acompañes y menos los niños, tienes que poner más seguridad en los pisos y en la entrada del castillo, en cada puerta de salida y entrada no quiero que Emma salga sin que nadie la vea ¿Oíste? —ordené.

—No creo que Emma este de acuerdo con eso Luke —comentó.

—No te pedí tu opinión, quiero que mi esposa solo este conmigo y no se vaya a meter con otro —exclamé.

—Te recuerdo que por descuido tuyo pasó todo —habló firme.

—Haz lo que te pido y deja de contradecirme por favor —me desesperé.

—Haré lo que me pidas porque eres mi rey pero como amigo te estás equivocando —gruñó.

—Como tú rey no me importa lo que digas —bufé.

John soltó un suspiro y salió de la habitación azotando la puerta. Odiaba que pasara esto pero necesito asegurar a mi familia más que a nada.

Si Van llega a volver por mis hijos juro que ahora si lo mataré, de solo el hecho de recordar su nombre me hace recordar cómo Emma y él se estaban besando.

Después de unos 5 minutos alguien abrió la puerta azotándola contra la pared haciendo que yo me desconcentrara. Vi que la persona que estaba caminando hacia mí era mi esposa y no lucía nada feliz ¿Qué tiene? No lo podía deducir.

—¿Cómo pudiste hacerme esto? —chilló.

Me levanté de mi asunto y camine hacia la puerta para cerrarla, no quería que los niños oyeran los gritos de su madre, no sabía porque estaba tan enojada pero ahora mismo lo descubriría.

—¿Qué pasa Emma? —pregunté acercándome a ella.

—¿Qué me pasa? ¿Qué te pasa a ti? No tenías derecho —chilló.

—¿De qué diablos hablas Emma? —exclamé.

—Porque me mordiste ¿No confías en mí? —sollozó—, eres increíble.

—En ti, pero en los demás no, Van te besó, veo cómo te mira John y Loan cuando usas tus vestidos y faldas ¿Crees que a a mí me agrada? —susurré entre dientes.

—Ellos dos no tienen nada que ver, no los metas —murmuró.

—Veo cómo te miran todos y se cómo es porque una vez yo lo hice, así miraba a las chicas —espeté.

—Claro, porque así mirabas a Ruth o a Nichole ¿No? —rió.

Cuando Emma mencionó esa frase corrí rápido hacia ella acorralándola en la pared colocando mis manos en su cintura y haciendo que ella soltara un gemido de dolor al chocar contra la pared.

Odiaba que Emma me recordara mi vida cuando estaba con Ruth y Nichole, lo odiaba porque me hacía recordar los malos momentos y lo tonto que fue al descuidar así a Emma.

—¡No quiero me vuelvas a mencionarlas! Fue un error Emma, un grave error que lamento —grité.

Vi que los ojos de Emma se entristecieron y su mirada decayó, las lágrimas no tardaron en salir, la había asustado.

—Cuando tú hablas de Anthony jamás te he recriminado o te he acusado de algo, no sé porque tu sí —chilló.

—Tal vez porque él era tu amante —espeté.

—¿Y ellas? Yo en ningún momento me acosté con él, solo besé, pero jamás tuve algo que ver pero tú sí con ellas y lo peor es que se creían la señora de la casa ¡Y tú se los permitías! —masculló entre dientes.



Violett

#624 en Fantasía
#470 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: vampiros, hombreslobo, amor

Editado: 06.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar