Luke

Capítulo 33

Luke:

Estaba desesperado, no sabía qué hacer con respecto a la búsqueda de Emma y mis hijos. Cuando dejé a John cuidando a los niños mientras yo leía la carta de Nichole, vinieron y golpearon a John y se llevaron a mis hijos.

No sabía qué hacer ya que tenía miedo que le hicieran algo a mis hijos y al que viene en camino. Sospecho que los tiene en la cabaña en donde vivía Ruth en donde ahora vive ella. Tengo que ir solo, pero no podré sacar a mis dos hijos y a Emma sin que salgan lastimados, sé que Nichole y Erick están trabajando juntos.

Necesito ir ahora por mis hijos pero John y Elisa me han detenido ya que dicen que debo de pensar las cosas mejor. No puedo creer que es la segunda vez que secuestran a mi familia, no quiero que haya una tercera vez, así que después de todo esto nos mudaremos al castillo de mi abuelo en donde estaremos más tranquilos.

—¡Maldición! ¿Qué proponen hacer entonces? Emma está con mis hijos indefensos, si les llegan a hacer daño será su culpa —exclamaba.

—Tranquilízate Luke, Emma está bien al igual que tus hijos ¿No lo vez? No les va a hacer nada hasta que tú vayas —habló Elisa.

—Necesito matar Nichole primero, ella es la fuerte ya que Erick saldría huyendo cuando eso suceda —planteé.

—Ve a buscar a Emma, nosotros estaremos con la manda rodeándolos a 10 metros, llegaremos para cuando Erick quiera escapar —opinó Loan.

—Yo reuniré a los soldados en la frontera, pero también te acompañaré en busca de ellos Luke —me dijo John.

—Esta bien, no quiero fallas en nada —gruñí—. Pero John necesito que vayas a la casa de mi abuelo y veas si no hay nadie —hablé.

—¿Quieres que me separe en este momento? —preguntó asombrado.

—Cuando los rescate iremos a ese lugar y necesito que ese en perfectas condiciones —dije—. Elisa acompáñame.

Le dije a Elisa que me siguiera con la vista para dirigirnos a mi despacho. Desde hace mucho he sospechado que John me ha traicionado y él fue él quien entregó mis hijos, no fue un atentado lo que pasó. Aunque no entiendo sus razones para traicionarme de tal manera y entregar a los hijos a vampiros locos.

Entramos a mi despacho que había construido especialmente para que nadie pudiera oír lo que hablamos solo las personas dentro de la habitación.

—¿Qué pasa Luke? Deberías de ir corriendo con Emma ahora —exclamó Elisa.

—Necesito que cortas y vayan con Van a decirle de lo ocurrido y que John nos ha traicionado —susurré muy bajo.

—¿John? ¿Cómo sabes eso? —me cuestiono.

—Solo lo sé, Van va a ayudarme para salvar a Emma, dile que John va a ir a la casa de mi abuelo y que ahí tenga que hacer lo que deba de hacer —comenté en murmuros.

—¿Qué pasará con Emma? —preguntó muy asustada.

—La salvaré pero me iré del castillo Elisa y tú y Loan gobernaran, espero que lo hagan bien —suspiré.

—Pensé que era broma cuando dijiste que ibas a dejar tu puesto —admitió.

—Cuando rescate a Emma me iré directamente a la casa de Van, infórmale eso —suspiré.

Elisa salió de mi despacho. Yo por mi parte subí a mi habitación –la que compartía con Emma–, para tomar algunas cosas de el. Ya no he estado muy contento al entrar a esta habitación recordando lo que le hice a Emma, pero comenzaremos un nuevo libro para ser felices.

Al entrar a mi cuarto tomé de mi cajón mi daga de oro y mis pistola con balas de oro para por fin matar a Nichole que desde un principio lo debí de hacer.

Vi la cama en donde solíamos dormir, recuerdo un día cuando estaba lloviendo. Le estaba leyendo un libro a Emma de romance, ella estaba recostada en mi pecho riendo por cómo estaba interpretando el libro.

—¿Por qué te ríes de mí? —pregunté viendo como ella se reía.

Léelo otra vez —rió.

"Mi color favorito era el rosa pero gracias a él se convirtió en morado" —hablé con voz de mujer.

Emma comenzó a reírse nuevamente moviéndose en la cama. Me encantaba verla reír hacia mi.

—Es ridículo este libro Emma —lo cerré.



Violett

#552 en Fantasía
#413 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: vampiros, hombreslobo, amor

Editado: 06.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar