Más fuerte que mi enemigo

Capítulo 4


El tal Patric gira la cabeza sin soltar mi pelo y mira atrás suyo, alzo la cabeza y veo a una chica pelirroja de 20 años más o menos. El suelta mi pelo pero me empuja violentamente haciendo que caiga al suelo y me doble el tobillo derecho.

Me quedo en el suelo sentada tratando de recuperar mi aliento y calmar el dolor de mi tobillo. Veo que la chica se acerca más a nosotros y dice.

—¿QUE DIABLOS ESTÁS HACIENDO?

—Regina fuera de aquí estoy ocupado.

—Joder Patric es una niña. ¡Que ibas hacer, a violarla! ¿Ahora eres un salvaje? déjala y vámonos..

—Regina, ¡Largo¡ Esto no es una violación es un ajuste de cuenta. ¡Fuera! Si no quieres que tú también tenga lo tuyo, mejor vigila para que no venga nadie.

La chica me mira, mientras lloro desesperada, veo que ella se gira para irse, entonces grito.

—¡REGINA! AYÚDAME POR FAVOR. NO LE HICE NADA, QUIERE VIOLARME POR ALGO QUE NO HICE, AYÚDAME..

Mi voz tiembla, es suplicante y aunque ella no puede ver mis lágrimas por la lluvia es mas que evidente que estoy llorando. Regina me mira, luego mira a Patric, este le hace una seña de que se vaya, ella baja la mirada y camina para irse, desesperada grito.

—REGINA, AYÚDAME POR FAVOR ... NO TE VAYAS —sollozo— . Busca a mi hermano, se llama Owen, esta en la fiesta por favor búscalo.

Ella sigue caminando sin girarse y por su actitud sé que no me ayudara. Trato de moverme desesperada si ella no me ayuda lo haré yo misma tengo que salir de aquí. Me incorporo con la intención de huir...

Pero antes de que pueda correr recibo una fuerte bofetada que me rompe el labio, siento el sabor metálico de la sangre correr por mi boca. Miro a Patric, quién parece mas enfadado que antes, veo que quita rápidamente su pantalón su miembro esta duro y su cara expresa arrogancia, giro mi cara para no verlo.

Mi tobillo me duele demasiado pero aún así trato una vez más de huir, antes de que pueda hacer nada, en un movimiento brusco como si pudo ver mi intención golpea mi pie haciendo que caiga de culo sentándome de golpe en el suelo, grito ante el dolor de la caída pero sin importarle se tira sobre mi cuerpo.

Cierro con fuerza mis piernas entonces siento otra bofetada tan fuerte que veo borroso por unos segundos.

Antes que pueda recuperarme el rompe mis bragas y abre mis piernas con tanta fuerza que siento como uno de mis huesos ruje. Suplico desesperada que no lo haga, incluso le pido perdón por lo que hizo mi hermano.

Sin ningún remordimiento ignorando todas mis súplicas se posiciona entre mis piernas y hace presión de forma tan brusca que consigue entrar en mí desde su primer intento.

Siento como un dolor agudo entraran de forma violenta en mi interior, recorriendome desde mi bajo vientre hasta mi cabeza. Pego un grito de lo mas profundo de mi. Trato de empujarlo, grito desesperada, mis gritos son tan agudos que me hago daño en la garganta.

Siento como se mueve Violentamente dentro de mi, me muevo tratando de que pare, escucho sus gemidos y gruñidos haciendo que me desespere más.. El tapa mi boca y se mueve de forma mas rápida y violenta. Lucho inútilmente. Cuando siento que ya no puedo luchar más, me quedo quieta dejando mis lágrimas caer.

Lo escucho decir algunas cosas vulgares buscando excitarse más.. siento como entra y sale de mi sin ninguna compasión.

Después de un rato no sé cuanto, se levanta satisfecho, dejándome destrozada. Me quedo tirada en el suelo, todo mi cuerpo duele. Cuando el se levanta dice.

—Siento haber sido tan brusco hermosa, no sabia que eras virgen, no me odies siempre duele la primera vez. Llámame si quiere repetir, me has excitado mucho ha sido mi mejor polvo.

No respondo ante su burla, solo lloro ante el dolor que estoy experimentando es horrible, me quiero morir... 
¡Porque tuve que venir a esta estúpida fiesta! ¿Porqué?

Muevo un poco mi cabeza cuando lo veo alejarse y veo a Regina mirarme con pena.

No puedo creer que vio como me violaba y no hizo nada.

Bajo la mirada ante sus ojos apenados sintiéndome más sucia aún. Cuando encontré la suficiente fuerza, me levante arrastrándome con mi vestido roto, mi cabello despeinado y una mancha de sangre que estaba siendo borrada por la lluvia.

Siento un dolor insoportable en mi tobillo, como puedo trato de salir del callejón sujetándome a la pared. Cuando logro llegar a la calle veo que la fiesta se a terminado, todo esta solitario y un poco oscuro. No se donde deje mi bolso, no tengo móvil, ni dinero.

Empiezo a caminar despacio en dirección a mi casa, mi tobillo y mi bajo vientre duelen tanto que camino casi arrastrándome.

Después de casi dos horas más o menos logro visualizar mi casa y menos mal por que siento que no puedo más...



MariaYrish

#605 en Joven Adulto
#2634 en Novela romántica

En el texto hay: venganza, entre dos amores, violancia

Editado: 13.11.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar