Me enamore de un amor que no era mío

Capitulo 6

Me enamore de un amor que no era mío 💚 

Capitulo 6…  


Tres meses después…  


En este tiempo nos hemos vistos cada 8 días, cuando el puede va a mi casa, o a veces yo salía compraba las cosas que hacían falta, aprovechaba para verme con el.     


Siempre me invitaba un helado, o por un refresco, el es tan especial conmigo, casi a diario cuando el va amanecer a mi casa Juliana también lo hace, hasta ahora no le he visto nada de raro aunque mamá no piensa lo mismo.


Ella es muy sonriente con el, cada que puede busca la oportunidad para hablarle, pero imagino que es normal, al fin ella dice que es como mi hermana.

Todos los días me llegaba un lindo mensaje, que me tiene mas que enamorada aunque yo también le envío unos bien románticos, de ves en cuando  un beso de esos que son puro amor, como resistirse a la tentación de esos besos que me estremecen la piel.


Me sorprende que fue tan paciente todo este tiempo para ganarse la confianza de mis padres, parece que lo logró. 

Hace 8 días que nos encontramos en el pueblo, me invito almorzar, me regaló un osito de peluche me pidió que fuera su novia, según el ya no podía esperar mas, solo queria estar conmigo dar ese segundo paso, ya nos conocemos mas que suficiente estamos seguros de nuestros sentimientos, ya solo quedaba hablar con mi papá. 


Juro que aunque solo eran 8 días fueron casi eternos. 


Pero ahora por fin se llegó el gran día, hoy pasará en la tarde por mi al colegio, e ira a mi casa hablar con mi papá a pedir permiso formalmente como mi novio.

Estoy tan nerviosa, tan feliz, encontré el indicado de eso no tengo duda.

Me recogió, estaba tan guapo, con su cabello impecable, me abrazó delante de todos mis compañero que salían tras de mi, me besó, ya se imagina el alboroto que armaron, empezando por Carlos. 

- Mauro como esta la muñeca más hermosa.


- Yo muy feliz ahora que te veo.


- Carlos que viva el amor!  Que romántico.


- Yo no seas payaso.


- Mauro párala, ya te veré a ti  


- Carlos, chicos se enamoró la cari muñeca, la perdimos.

Sonreímos, nos despedimos salimos para mi casa, me abrazó. 

- Mauro ahora sí, te comeré a besos las veces que yo quiera novia mía.


- Yo que lindo se escucha eso, estoy tan feliz.


- Mauro igual yo mi muñeca, en este tiempo pude ganarme la confianza de tu papá, pero aun así estoy muy nervioso. 


Luego de un rato llegamos a mi casa, pero hoy era diferente no me visitaba como un amigo, era mi novio quien iría a mi casa.

Saludamos como siempre lo hacíamos, yo subí a mi cuarto me cambié de ropa me organice un poco, me puse algo de brillo en los labios, una sombra de ojos clarita, luego le ayudé a mama con la comida.


Esta vez Juliana no vino, mas bien no la dejaron, mi tía sabia que Mauro vendría hoy, pero con otras intenciones además tenían visita.

Después de la cena estábamos platicando todos en la sala, Mauro me miró yo sabia que había llegado la hora, confieso  que todo me temblaba.


Me levanté me acerqué hasta donde el estaba me senté a su lado, el tomó mi mano, papá solo miraba.

- Mauro don Iván nosotros quisiéramos hablar con ustedes.


- Papa como de qué! Mauro  


- Mauro bien seré directo, primero quiero agradecer por la confianza brindada, por abrirme las puertas de su casa, por otro lado Ana y yo decidimos dar un paso mas allá en nuestra relación, en este tiempo compartido nos dimos cuenta que nos queremos por eso decidimos formalizar, estoy enamorado de su hija ella es perfecta para mi, lo único que anhelo es hacerla muy feliz, por eso queríamos pedir su aprobación.


- Papá, Ana y tu que tiene para decir  



- Yo, papá yo se que soy muy joven aún, pero en verdad quiero empezar una relación con Mauro, en este tiempo que lo he tratado me he dado cuenta que lo quiero, no solo es un capricho, estoy segura de mis sentimientos quisiera empezar esta nueva etapa de mi vida con el, aprender y disfrutar de esta nueva etapa de mi vida.

Papá, se quedó en silencio, era algo incomodo, los dos estábamos helados  seguro por los nervios.


- Papa pues muchachos ustedes aun son muy jóvenes apenas están empezando, pero si así lo decidieron ustedes dar ese segundo paso, respeto y apoyo su decisión.

Respiramos al tiempo  

- Mauro muchas gracias don Iván.


- Yo gracias papá  


- Papá, solo pido una cosa cuida a mi hija como el más valioso de los tesoros, espero que no la hagas sufrir nunca, yo se que las relaciones a veces pasan por dificultades pero espero que sean cosas sin importancia que juntos puedan superar, y si un día mi hija a de llorar, que solo sean lágrimas de felicidad.


- Mauro eso no lo dude don Iván, no defraudare su confianza, mucho menos a esa hermosa niña. 


Papá, le dio la mano, una vez mas le dijo que era bienvenido a la casa, incluso sonrió le llamó yerno. Otra vez nos recordaron las reglas, las visitan cada 8 días, o si el podía venir en semana lo podía hacer, si quería invitarte a salir también se podía, siempre y cuando fuera de día, de noche a fiestas imposible, Mauro dijo que el no tenía ningún problema con eso.


El me comentó que de vez en cuando si le gusta ir a fiestas, pero no lo hace muy seguido, solo le importaba estar conmigo eso le hacia feliz, que obviamente le gustaría lucir a su novia en una fiesta con sus amigos, salir a bailar, pero que si no se podía, me luciría en el día, acataríamos las reglas. 


Mis papás se despidieron fueron a dormir, nosotros salimos al corredor a platicar, nos sentamos en una banca el me rodeó con sus brazos nuestras miradas se encontraron, solo me besó de una manera que me dejaba sin alientos.


- Mauro no me cansaré de besar esos labios dulces, me encanta, me volví un adicto a tus besos, amo cuando me miras así.


- Yo así como!  

- Mauro como si en el mundo solo existiéramos tu y yo.

- Yo es como me siento cuando estoy contigo, como si no existiera nadie mas, contigo tengo todo lo que necesito. 


Puso sus labios suavemente junto a los míos, nos fundimos en un beso apasionado dándole entrada a su lengua que jugaba con la mía, con sus dientes mordisqueaba mis labios muy sensual.


Empezaba a sentir sensaciones que mi cuerpo nunca antes había experimentado, cada beso me producía como un pequeño choque de electricidad que bajaba desde la cabeza hasta los pies, sentía como un cosquilleo en mi abdomen, un calor que me quemaba por dentro.


Me retiré de su boca, para retomar el aire, sentía un calor en mi rostro que antes no había sentido, las piernas me temblaban, pensé ¿Cómo un beso puede hacerte sentir tastas cosas?   

El solo se quedó mirándome muy malicioso, seguro se dio cuenta lo que sentí con ese beso, me ruborice me pare camine hacía el jardín.


En cierto modo me daba miedo experimentar esas nuevas sensaciones en mi cuerpo, sabia que con el podía llegar a todo, el podía ser mi perdición.


Me abrazó por la espalda, como el es mas alto que yo, me rodeaba toda sentía su aliento caliente en mi oreja.


- Mauro huyes de mi, tienes frio.

Con su dedo índice me roso desde la muñeca hasta el hombro, con la voz entrecortada le dije.


- Yo frío porque, claro que no huyo de ti.

- Mauro mira tu piel, parece de gallina, estas temblando le corres a mis besos.


Me voltio bruscamente quedando frente a el puso su mano en mi cintura, la otra en mi espalda me halo a su cuerpo, me temblaban los labios pero juro que no era frío, mi respiración era agitada.

- Yo es, solo, que, tu me pones nerviosa, tus besos me producen sensaciones extrañas.


Me miraba de una manera que no puedo explicar, con una sonrisa muy picara me dijo. 

- Mauro no te gusta sentir eso que sientes, no tengas miedo eso solo es Amor, te dije que conmigo descubrirías muchas cosas, entre esas miles de emociones.

Volvió a besarme de una manera única, podía dejarme sin alientos solo con un beso, esos besos que me incitaban a pecar, pero porqué mi cuerpo reacciona de esa manera, yo no soy así.

Mordí su labio lentamente, el dio un pequeño salto, jadeo,  todos los bellos de sus brazos se erizaron, eso quiere decir que mis besos también provocan en el ciertas sensaciones, respiró hondo se alejo de mí.
- Yo que sentiste tú con ese rose.


- Mauro, miles de cosas amor mío.


- Yo lo mismo siento yo, pero para mi todo esto es nuevo en cambio para ti no!  Tu ya has experimentado todo esto, eso es lo que me da miedo.


Me tomó de la mano.


- Mauro te entiendo amor, eso es lo que mas me gusta de ti, que conmigo puedes experimentar todo esto, soy el primero que te llena de emociones eso me encanta, yo quiero ser el que te enseñe a descubrir todo lo que no conoces.


Sonrió  


- Mauro pero no pongas esa cara amor, todo a su debido tiempo.


- Yo dirás que soy una tonta, por ser una inexperta.


- Mauro todo lo contrario eso es lo que mas me enamora de ti, eres diferente a todas las demás, tu eres única mi Ana, te amo quiero enseñarte un mundo de colores lleno de sonrisas y sensaciones, jamás aría nada que te hiciera sentir incómoda, ahora somos una pareja puedes sentirte libre con toda la confianza para hablar conmigo mi hermosa.   


- Yo gracias amor te amo!  Claro que si quiero aprender muchas cosas contigo mi amor.

- Mauro que lindo suena eso mi bonita!  


Me alzo empezó a dar vueltas conmigo.

- Yo basta me dejarás caer!  

- Mauro, eso nunca.


Nos quedamos platicando un rato, me sentía tan feliz a su lado, todo era tan perfecto  que me daba miedo porque yo sé que la perfección no existe en la vida real.


Entramos a la casa cada quien para su habitación, me acosté feliz suspirando como una tonta, pero así es el amor hermoso, ojalá todo sigua así como hasta ahora porque esto es maravilloso.


Me levanté temprano le ayudé a mamá con el desayuno.

Luego salimos a caminar hasta la orilla de una pequeña quebrada (arrollo, río)  
Nos sentamos en la orilla en una piedra grande.

- Yo este es mi lugar favorito. 

- Mauro enserio ¿Por qué?  

- Yo porque aquí se respira tranquilidad, el único ruido es el  agua y el canto de los pájaros, cuanto estoy triste o enojada siempre vengo aquí, me ayuda a pensar con calma.  


Me regaló una sonrisa mientras jugaba con mi cabello.


- Mauro una dulzura como tu si se enoja, tu que eres una ternura.


- Yo para que veas, como dicen por hay!  Los ángeles también lloran, todos tenemos un lado oscuro.

- Mauro eso dicen, pero tu solo eres luz, amor, y dulzura.  

Me recosté en su pecho, le abrí mi corazón  

- Yo, no creas a veces siento enojo con mis padres por sus reglas tan estrictas, parecen carceleros, se que la época de ellos era así, pero las cosas cambian ellos se pasan a veces, en la manera de prohibirme ciertas cosas , no tengo muchos amigas pero tal vez sea por lo mismo, para ellos todo es trabajar y trabajar, aunque en el fondo sé que lo hacen por mi bien, ellos me conocen saben mi forma de ser debería bastarles para confiar mas en mi, he perdido muchos paseos y salidas a lugares que me hubiese encantado conocer todo por sus reglas, antes me tenían como si yo en verdad fuera una princesa encerrada en una torre, la única manera  de tener un poco de libertad fue cuando decidí terminar el bachillerato, poco a poco me he ganado su confianza, pues ahora que estoy contigo han aflojado mas.


- Mauro algo es cierto eres una princesa, pero llegó tu príncipe a salvarte ósea yo. Amor tal vez si se pasan un poco, pero han hecho de ti una mujer llena de valores y virtudes, eso es lo mas valioso de una mujer que se haga respetar, tu eres una dulzura.  

Me abrazó fuerte.

- Mauro por supuesto quiero devorar esa miel con mis besos.

Nos fundimos en un beso de amor.


- Mauro sabes que soy tan afortunado, niñas como tu con esos principios y valores quedan muy pocas, eres única mi potecito de miel.


- Yo te amo tanto, que bonito encontrar esta primer ilusión contigo, gracias por enseñarme a descubrir el amor contigo.


Platicando de todo un poco entre miles de risas, el tiempo no lo sentía cuando estaba con el, en momentos nos quedamos mirándonos fijamente a los ojos en silencio, luego una sonrisa por último besos muchos besos.   

- Yo amor puedo preguntarte algo.

Me puse roja, pero tenía esa curiosidad.


- Mauro claro amor!  Te pusiste roja, me  encanta!  Dime que quieres saber.

Me acosté mirando al cielo, puse las manos en mi abdomen.

- Yo que tan importante es el sexo para ustedes los hombres, la gran mayoría solo busca eso de una mujer, ¿dime para ti es importante en una relación?  



Patricia Lopez

Editado: 07.11.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar