Mellizos: Un nuevo mundo.

6

-            Madre.. - dice Octavio sorprendido ante el orden del comedor y que su madre está ocupada en la cocina

-           Octavio.. - dice la madre y Henry interrumpe

-             Hermano.. - con cierto tono irónico en su voz y este lo mira

-             Henry.. - dice Octavio - no sabía que estabas en casa aunque me sorprendes que estés aquí ya que pasas de juerga en juerga

-             No todo en la vida es una fiesta.. también hay que tener responsabilidades ante la nación en este período de guerra - dice Henry que se acerca de forma amenazante a Octavio

-               Me sorprendes que digas eso ya que parece que te importa la guerra - dice con sarcasmo - ya que nuestro padre te tiene que sacar de la cárcel todos los días -dice Octavio y Belmont se acerca en medio de ellos

-             Deberian relajarse los dos - dice - ¿Les parece?

-             Si.. ¿Por qué no? - dice Octavio y se sienta con tranquilidad y Henry tiene el puño cerrado hasta que llega el padre y ve la escena

-             ¿Qué ocurre aquí? - pregunta enojado

-             Lo de siempre.. - dice Belmont - pelea entre Octavio y Henry

-              Santo Dios - dice el hombre - ustedes son hermanos y jamás deben pelear

-            ¿Pero padre? - dice Henry y Octavio lo mira en silencio

-            Henry cierra la boca deja que terminé lo que tengo que decir.. - dice el padre al sentir que lo interrumpen y su madre llega con los últimos detalles del desayuno

-            Esta todo listo.. - dice la mujer y su marido lo mira de forma extraña

-           ¿Y Kate? - pregunta el padre, mientras que la mujer sirve el té

-            Ella esta enferma.. - le informa Belmont y su padre mira a Octavio

-              ¿Es cierto hijo? - le pregunta a Octavio

-               Si.. padre - dice Octavio

-             ¿Qué tiene? - pregunta el hombre

-             Principios de neumonía.. nada de gravedad - le informa - va a estar en cama por dos meses

-             Esta bien hijo.. - dice el padre - hay que desayunar.. se ha dicho

-              Si padre.. - dice Belmont y todos comienzan a comer

-             ¿Qué tienes que hacer hoy Andy? - pregunta su padre a Octavio que este lo mira

-              Tengo que ir a trabajar - dice Octavio con sorpresa, ya que hace muchos años no lo llaman con su apodo

-              Quiero que me acompañes a un lugar - dice el padre

-              Esta bien - dice Octavio y todos siguen desayunando

En el laboratorio.. 
 


Hanna esta al lado de su mellizo Diego que están muy agotados por las constantes pruebas y hace dos días que no comen, ni beben ningún mililitro de agua y se ven realmente cansados y Hanna dice:

-             Quiero morir.. - exclama

-             No digas eso.. - dice Diego con una ligera vitalidad

-               Dejando eso a un lado tu falso optimismo.. - dice Hanna con frialdad - a  nadie le importamos.. una mierda

-              Yo tengo fé.. - dice Diego

-             ¿En serio? - pregunta Hanna - no me digas en el doctor Dankworth..

-             ¿Y por qué no? - pregunta Diego

-            Por el simple hecho que es uno de ellos.. - dice Hanna

-             El doctor Dankworth no es uno de ellos.. él tiene conciencia - dice Diego

-            Yo veo su conciencia en estos momentos - dice Hanna burlona - no seas iluso hermano.. escucha bien lo que te voy a decir nunca confíes en las promesas.. sólo  confía en los hechos

-               Hanna.. yo siento que nos va a ayudar el doctor Dankworth.. - dice Diego

-             Ja.. Si claro, él a esta hora debe estar tomando desayuno sin culpa como el bastardo infeliz que es.. - dice Hanna con la rabia contenida  en el mismo lugar esta Celine Earhart entre los matorrales para no ser descubierta y dice:

-              Esto va a ser muy difícil.. - se dice a sí misma - que más da ya estoy aquí, sólo me tengo que infiltrar al lugar.. - en ese momento sale una enfermera que tiene su misma contextura física, así que de forma discreta y amparada por el lado oscuro del centro; Celine reduce a una de las enfermeras y entra al complejo. Al caminar pudo ver las habitaciones en donde están los sujetos de prueba, pero en ese momento alguien la llama:

-               ¡Enfermera! - exclama la voz que es de un hombre mayor y Celine se queda quieta en su lugar; ella esta nerviosa porque piensa que la descubrieron y siente alguien detrás de ella:



Audrey Clark

#11929 en Otros
#799 en Novela histórica
#5408 en Thriller
#2217 en Suspenso

En el texto hay: historia, segundaguerramundial

Editado: 21.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar