Metalord Revolution

CAPITULO 170 TIERRAS LEJANAS

 

 

PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

 

Mis ojos se abren, hallándome flotar en una extensa oscuridad, un escenario que se ha vuelto bastante cotidiano en mi vida, en mi mente llegan de golpe los últimos sucesos desencadenado. Ahora lo recuerdo, había conseguido destruir el cubo de Navum, iba a regresar con los demás cuando…

 

—“Ese maldito de Frederic me ataco, el muy infeliz logro recuperarse al ser afectado por el Navum y mutar” –Relate en mis pensamientos.

 

Luego de eso, una especie de campo electromagnético me atrapo y me llevo hasta lo alto de la instalación abandonada, lo recuerdo perfectamente, alguien fue en mi ayuda.

 

— ¡RIHA!...

 

Todo estaba en completa oscuridad, no podía ver nada a mí alrededor, ni siquiera mis propias manos.

 

—“Arreglare eso en un momento” –Una voz hablo en mi mente.

 

Una forma de estática en medio de la propia penumbra ilumina como un foco de luz de un cuarto, todo mi cuerpo es visible ante mis ojos, dándome cuenta entonces que estaba en total desnudez.

 

— ¿Qué le paso a mi ropa? –Fue lo siguiente que me pregunte en voz alta.

 

—“Normalmente la gente reaccionaria primero al extraño lugar al cual se encuentra”.

 

Aquella voz ya la había oído anteriormente, no tarde en reconocer a quien le pertenecía.

 

— ¿Niels?, ¿eres tú? –Pregunte.

 

—“Si, siento que nos hayamos vuelto a encontrar de esta manera”.

 

Niels Becquerel, Esper proveniente de mi mundo natal, y la “fuente” original del Navum procedente de la Zona prohibida a través del cubo de Navum que destruí.

 

— ¿Dónde estoy?, ¿y que paso con Riha?, ¿ella…?

 

—“Ella está viva, mira a tus espaldas”.

 

Al voltear me encontré con una inconsciente Riha flotando en oscuridad como yo, y también se encontraba carente de toda prenda en su cuerpo.

 

—Por un momento creí que estaba muerta –Me alivie al verle de una pieza.

 

—“Estaba a segundos de morir, de no haber curado sus heridas rápidamente, ya habría muerto” –Revelo Niels.

 

Riha imprudentemente se lanzó a mi rescate, estaba usando fortalecimiento potenciado con la piedra de Arkania de la sortija que le di. El daño producido a su cuerpo en consecuencia más la exposición al Navum, sin duda debió dejarla en un estado crítico.

 

—¿Esta ella del todo bien?.

 

—“Considerando que tuve que curar huesos rotos, hemorragias internas y un grave envenenamiento por Navum, vivirá” –Fue el diagnostico de Niels —“Pero en consecuencia por los siguientes meses, su cuerpo padecerá un debilitamiento de mana, la intensa exposición a mi curación a través del poder ESP de Aleeza dejo dicha secuela en el flujo de su magia”.

 

—Pero volverá a la normalidad con el tiempo, ¿no?.

 

—“Naturalmente, recuperara su fuerza mágica original pasado el tiempo que precise”.

 

Con saber que Riha estaría bien mi inquietud en torno a su salud se calma, entonces cambie el tema con otra pregunta y fui directo al grano.

 

—Niels, ¿qué acaba de ocurrir?.

 

—“Después de que me liberaste, mi cuerpo físico como tal dejo de existir, pero mi consciencia junto a Aleeza, de alguna manera se las arregló para mezclarse con el entorno de la zona prohibida, dicho de una manera más entendible, mi ser se fusiono con la naturaleza de dicho sitio”.

 

El alma o consciencia de Niels tras separarse del cubo de Navum, se ligó con el ambiente de la zona prohibida, una existencia incorpórea o espectral con una observación casi omnipresente de todas las áreas.

 

—“Era testigo entonces de como ese comandante Templario mutado por el Navum, estaba por matarte, no tenía manera alguna para interferir, al menos no sin ayuda”.

 

Aun con su nueva condición, Niels no tenía poder alguno para ejercer la más mínima influencia dañina sobre aquellos que moran por la zona prohibida. Al menos no sin la presencia de ciertos objetos ligados a él, los restos destruidos del cubo de Navum que alguna vez fue su prisión, aun mantenían cierta esencia impregnada de su ex-prisionero.

 

La suficiente para ser influenciada por él, utilizada para maniobrar en defensa de su liberador, los restos esparcidos entonces se levantaron en dirección a mi persona. A través del propio mana yacente en los numerosos fragmentos y en el mismo ambiente, erigió un campo electromagnético que rechazo la presencia de Frederic y me puso a salvo, sin embargo…

 

—“El campo electromagnético siguió absorbiendo mana a su alrededor, intente deshacerlo, pero ya no tenía control alguno…”



Sylar

#876 en Fantasía
#1044 en Otros
#69 en Aventura

En el texto hay: reencarnaciones, armas de fuego, magia y aventura

Editado: 13.05.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar