Metalord Revolution

CAPITULO 195 EL MUHAQDAD INVESTIGADOR “ALNAYITS”

 

 

PERSPECTIVA: Tercera Persona

 

Tras los acontecimientos llevados a cabo en la fortaleza Hasr que conllevaron a la muerte de los principales dirigentes del sitio (Capataz Zahim Sagel y sus tres capitanes), la derrota como posterior eliminación de Muhaqdad Yusuf Ahja Zad´tyk y el despojo de todas las pertenencias, como liberación de los prisioneros y captura de los guardias. Una semana ha ocurrido desde aquellos eventos…

 

—Con que ese es la identidad de quien lo derroto, Rozuel Drayt…

 

El nombre del trotamundos es pronunciado por un joven de tez morena e inusual cabellera gris y que usaba unas gafas de metal, pero no era alguien “ordinario”, pues portaba el título de uno de los tres Muhaqdad, su identidad era, el investigador Alnayits. Su mano perforaba con sus dedos, el cráneo de la montura del fallecido Yusuf, con recuerdos ajenos inundando su cabeza, aquellos recuerdos mostraban al mismo Rozuel combatir contra el mismo Yusuf, desde la perspectiva del propio difunto líder militar.

 

—Eso es suficiente…

 

Retira sus dedos de la cabeza de la criatura, solo para revelar la presencia de heridas superficiales, de pronto la montura comienza a tambalear, hasta echarse al suelo, su respiración pronto se hizo agitada.

 

—Respiración forzada, debilitamiento físico, mana disminuyendo gradualmente… -Describió el muchacho de gafas las características que afligían a la criatura —Era inevitable, me sorprende que hayas durado una semana sin tu dueño, has aguantado bien hasta mi llegada, me llenas de orgullo.

 

Soldados de grueso turbante que cubrían su rostro y portaban en dicha prenda, el grabado de una estrella de ocho puntas, dispersados en grupos, exploraban el interior de la fortaleza, hasta el último rincón, con tal de encontrar todo indicios o pistas que aporten información sobre los sucesos ocurridos hace varios días.

 

—Tratar de indagar más de lo obvio es una pérdida de tiempo -Expreso el investigador con los brazos cruzados y suspirando del aburrimiento —Es fácil intuir que ha ocurrido aquí.

 

—Entonces, ¿por qué perdemos valioso tiempo en este sitio?.

 

Un segundo individuo se acerca al Muhaqdad, tenía una estatura aproximada de 2 metros, de pie a cabeza llevaba puesto una pesada armadura de plata, el casco de su vestimenta metálica poseía la forma de la cabeza de un querubín, cuyas orejas, tenían la imagen de alas angelicales. Su voz era masculina, pero con un tono profundamente distorsionado que casi no parecía humano.

 

—Oh mi querido amigo, “Ezequiel”, hemos venido aquí por la curiosidad -Se excuso el investigador —¿Has notado los numerosos restos de cadáveres esparcidos por los alrededores de la fortaleza?.

 

—Si, aunque los carroñeros y el sol han hecho de las suyas, aunque quedan vestigios de sus restos en la propia arena -Hablo el hombre de la armadura denominado Ezequiel.

 

—Lo último que se sabe de Yusuf, fue que solicito bajo el permiso del Azim Alnabil Muer Afigad, la movilización de un regimiento de 3000 soldados, mi conclusión, esos restos que se encuentran alrededor de la fortaleza, son esos 3000 soldados.

 

Cuando Yusuf marcho con tal cantidad de efectivos hacia la fortaleza Hasr, sus sospechas le llevaron a intuir que las razones de movilizar tal fuerza militar en una zona que estaba bajo control del Azim Alnabil Muer Afigad, eran en realidad parte de un plan suyo. De los tres Muhaqdad actuales, Yusuf es quien más frecuentaba constante luchas contra el líder rebelde, Adil Salah Ayub.

 

Aunque el Azim Alnabil Muer Afigad ordeno a los tres líderes militares la vital e importante misión de capturar al líder rebelde con vida, era Yusuf quien desempeñaba en casi su totalidad tal labor, mientras los demás, se encargaban de mantener el control de sus zonas en nombre de su señor y eliminar a toda amenaza insurgente. Pocos lo saben, pero Yusuf había capturado a Adil, curiosamente cerca de la famosa localización, “El corazón del Oasis”.

 

Con un pequeño ejército y algo de astucia, se las ingenió para capturar a Adil, solo para posteriormente, ser liberado por el contrataque de un pequeño grupo de rebeldes, un hecho hilarante para Alnayits. Yusuf nunca reporto tal caso al Azim Alnabil Muer Afigad, la vergüenza de haberse permitido perder de forma tan absurda al líder de los rebeldes, era algo que quería ocultar, aunque Muer Afigad no le habría castigado severamente por tal error aun si se hubiera enterado, tal sentimiento que apuñalada su dignidad como Muhaqdad, le corroía su interior.

 

—Yusuf utilizo esos 3000 soldados para rodear la fortaleza, a juzgar por el plan, Adil pudo haber sido atraído hacia dentro con el uso de una “carnada” que tuviera importancia por él, una vez dentro, conllevaría a bloquear todas sus salidas, pues tendría que lidiar no solo con los guardias y el capataz como sus capitanes, era imposible para él conseguir huir o luchar contra un regimiento de más de mil hombres o incluso contra el propio Yusuf en persona -Concluyo el investigador —Pero he aquí el ilógico resultado, la guarnición de la fortaleza fue vencida, todo el regimiento de 3000 hombres sufrió una aplastante derrota y el mismo Yusuf, asesinado.



Sylar

#870 en Fantasía
#1028 en Otros
#74 en Aventura

En el texto hay: reencarnaciones, armas de fuego, magia y aventura

Editado: 05.05.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar