Metalord Revolution

CAPITULO 208 NIDO DE AMETRALLADORA

 

 

PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

 

El “escudo búnker” ha sido desplegado con total éxito, y he traído a mis manos la ametralladora PK, nuestra cobertura está situada sobre una elevación, incluso si son cerca de cien, debería poder cargarme a más de la mitad. Si consigo eliminar a una gran cantidad, el resto perderá la moral de lucha y se retirará, dudo que prefieran arriesgar la vida más de la cuenta al ver que sus posibilidades de sobrevivir decaigan bastante. Solo necesito apretar del gatillo y…

 

—¡…!

 

Un gélido frio me detiene, sentía una especie de escalofrió, pero no era la sensación del miedo mismo encarnando mi carne, es más como un instinto, casi como de… ¿advertencia?. Mi brazo izquierdo de metal, lo moví involuntariamente hacia atrás, agitándolo de forma brusca como si golpeara al mismo aire en la cara, y para mi sorpresa, escucho el ruido de algo impactar en la misma extremidad artificial.

 

—¿¡Que!? -Exclame enseguida.

 

Un virote de ballesta, pero su tamaño era más pequeño a comparación de las de calibre normal, mi brazo recibió el impacto de una, pero al ser de metal, este al impactar termino rebotando y rechazando el proyectil. Miro la dirección de donde provino tal virote, solo para descubrir que el tirador era uno de los hombres de los hombres de Adil, a la vista tenía una ballesta pequeña adherida a su brazo izquierdo.

 

—¡Infeliz…! -Le apunte con le ametralladora.

 

Todos voltearon para observar al sospechoso hombre de Adil, no tardaron en observar la ballesta y luego el virote disparado por él, el cual mi brazo metálico rechazo, de hecho, el ruido del impacto fue lo suficiente fuerte como para que todos se dieran cuenta. Ese maldito, me ataco por la espalda, con un virote tan pequeño, me pregunto si podría haberme matado o dejado en una condición fatal, a no ser… ¿habrá puesto algún veneno en su proyectil para compensar la falta de fuerza de impacto?.

 

—¿¡Que… que has hecho!? -Su compañero le pregunto —¿¡Por que has atacado a nuestro guerrero!?.

 

El agresor hombre de Adil, tan solo podía temblar del miedo, retrocedía lentamente sin dar siquiera una sola explicación, se dio vuelta entonces para echarse a correr. Tan solo para ser detenido, por el disparo de la Beretta 92 de la Lupian, la bala asesta en su pierna izquierda, haciendo que el hombre cayese violentamente en el suelo, afligiéndose entre el dolor y la herida, la sangre salía de esta, no era una hemorragia seria que pusiese su vida en peligro en el acto, pero si una lesión que le impediría levantarse y huir.

 

—No hay otra explicación, ¡es un maldito traidor! -Concluyo la loba con una fría mirada acompañado de unos gruñidos —Otro disparo y lo…

 

—¡Espera!... -Crok le detuvo —Sera mejor capturarlo e interrogarlo después.

 

El consejo del Trotamundos americano no era malo, desde que nos atacaron esos tres aventureros del principio y ahora nos enfrentamos a docenas de ellos a la vez, me ha llegado una fuerte duda. ¿Cómo sabían que estaba aquí?, ellos vienen por mi cabeza, Riha y Crok están fuera de esto, para que aparezcan aquí no es coincidencia, no nos siguieron cuando vinimos a este lugar. Una probabilidad es que se haya filtrado esta información.

 

—“Tiene sentido… el Red Damos nos notificó de los movimientos de los soldados, erigirían aquí un puesto militar, por lo que planeábamos asaltar este lugar luego de que fuera construida a media, para acabar con toda resistencia y tomar sus recursos, antes de que fuera completada su construcción” -Pensé entonces —“La información del asalto fue propuesta hace dos días, Adil y sus guerreros de más rango fueron los principales responsables de planificarlo, también fui invitado para dar mi punto y es cuando aconseje utilizar mi rifle M89SR”.

 

—Rozuel, ¿tú que piensas? -Riha pidió mi veredicto.

 

—Captúrenlo, tengo suficientes razones para creer, que este lio con los aventureros, es cosa suya -Aclare —Pero necesito corroborarlo con sus propias palabras, por las buenas o malas.

 

Mire al hombre de Adil restante, y le pedí que se hiciera cargo del traidor, este accedió de inmediato, y entonces nos volvimos a centrarnos en el tema que más nos concernía.

 

—¡Se están preparando para un asalto frontal! -Crok advirtió.

 

Con su ataque masivo a distancia fallido, los aventureros pasaron a la ofensiva cuerpo a cuerpo, como era de esperarse, la mayor parte de ellos estaban versados en dicho dominio de combate (Cuerpo a cuerpo). Pocos se quedaron en la retaguardia a brindar apoyo con continuos ataques a distancia, ya fueran flechas o proyectiles elementales.

 

—¡Rozuel!, ¿¡no sería buen momento de usarlo!? -Crok señalo la PK.

 

Me he dado cuenta de un grave error hasta ahora, no sé si fue suerte o coincidencia, si no hubiera tenido este brazo de metal, el virote de aquel infeliz me habría dado, de estar envenado, habría estado en serios problemas. Desde el momento en que esos aventureros nos atacaron, debí equipármelo desde el principio.

 

—¡Intense Iron – Modo Knight! -Exclame.

 

Todo mi cuerpo se envuelve en una armadura negra, cuyo casco tenía la forma de la cabeza de un dragón, con cuernos semejantes a los de uno, las iniciales “ML” estaban grabadas en la frente.

 

—¿¡Una armadura mágica!? -Crok espeto con notoria sorpresa —Aunque no puedo sentir magia emanar de ella… ¿podría ser un tipo de exotraje?.

 

—¿Exo… que?... -La Lupian estaba confundida con los términos empleados por Crok.

 

La idea de la armadura que utilizo era imitar un traje exoesqueleto, pero es erróneo creer que es como una, los “trajes exo” utilizan un sistema mecanizado de motores para generar movimientos y proveer las cualidades sobrehumanas. El mío funciona en su totalidad por mana, no solo me brinda la capacidad de superar las limitaciones físicas humanas, sino también de protegerme de potenciales proyectiles.



Sylar

#676 en Fantasía
#822 en Otros
#51 en Aventura

En el texto hay: reencarnaciones, armas de fuego, magia y aventura

Editado: 13.05.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar