Metalord Revolution

CAPITULO 235 ASUNTO PENDIENTE

 

 

PERSPECTIVA: Tercera Persona

 

—Maldita semihumana, resultaste ser un gran incordio, matarte ahora será ahorrarme un problema menos.

 

Una herida Livia Archan cuya batalla le costo su ojo derecho y la posibilidad de algunas costillas fracturadas, se acercaba a una inconsciente Riha Sharpsteel, la semihumana no mostraba indicio de despertar enseguida, estando totalmente vulnerable ante la bruja. Con su arma en alto, la muchacha apuntaba con su daga el apuñalar el cuello de la loba, luego seguiría con su pecho en la zona cardiaca y finalizaría dejando la hoja sobre su sien.

 

—¡Muere…!

 

Desciende la daga que poco a poco se acercaba para desgarrar el cuello de la loba, 10 centímetros, luego 5, 3 y…

 

—¡…!

 

La bruja cesa su hostilidad y con reflejos sobrehumanos se inclina hacia atrás y toma distancia retrocediendo dos metros, la razón de hacerlo era para esquivar una cuchilla ligera cuya hoja curva de 20 grados tenía una cuchilla de unos 30 centímetros, una cuchilla Kukri como sería mejor definida. El arma sigue su trayectoria, pero desaparece en medio del acto, en los últimos segundos denota la presencia de chispas alrededor de su hoja.

 

—“Esta arma…” -La bruja voltea en dirección hacia el agresor.

 

Su atacante era un joven de corta cabellera negra con una altura de 175 cm, su punto purpura en la frente le identificaba con alguien perteneciente a la tribu Qusatjiat, Berat como era su nombre e identidad.

 

—“Uno tras otros… como cucharadas”.

 

Berat se encontraba a una distancia de 7 metros, al ver el inevitable desenlace que le esperaba a la loba si no actuaba a tiempo, materializo su arma y le brindo todo su poder mágico para ser utilizado como un arma arrojadiza que superase los 7 metros de rango. Generalmente su arma solo tiene un limite de alcance de 3 metros a 3 metros y medio como un medio arrojadizo, puede maximizar dicho rango, pero al no estar acostumbrado a ello, el consumo de mana de tal técnica es inmensa.

 

—“Logro evadir pese a la condición que se encuentra” -Evaluó el joven Qusatjiat.

 

Las heridas de la bruja no eran menores, un mago promedio ni siquiera debería poder utilizar “Fortalecimiento” al encontrarse en tal condición, la bruja que en todo momento mostro unos pasos dificultosos, en el ultimo instante esquivo una daga arrojadiza que se desplaza a gran velocidad.

 

Berat noto algo en el cuerpo de Livia Archan, pequeños rastros de un aura oscuras aun perceptible mínimamente en ella, el poder que permitió a Livia esquivar ese ataque y brindarle una esquiva sobrehumana, provenía justamente de ese oscuro poder que luego se desvaneció como si aquello hubieran sido los últimos rastros.

 

—“No puedo materializar mi arma nuevamente para arrojárselo, con la reserva mágica que me queda, solo puedo materializarla por corto tiempo para un combate cuerpo a cuerpo” -Era la opción que Berat se planteó.

                                                                                                   

—“Ya no puedo luchar, a este punto la fatiga comienza a sentirse con creces, aunque empuñe el arco, la eficacia con la que lo use se vera mermada por mi condición y ese sujeto parece tener más energía mágica que yo en este momento, luchar sería un error mortal” -Concluyo la bruja —“Solo me queda una opción” -Miro al pergamino que en sus manos sostenía.

 

Berat manifestó su magia y con ello materializo su cuchilla Kukri, acto seguido sus pies y brazos se fortalecieron con mana, para luego dar una zancada directo hacia la bruja, al encontrarse a solo 2 metros de distancia de su oponente, se imbuyo de su magia de electricidad para desplazarse a su gran velocidad, Livia actuó de inmediato abriendo el pergamino. El objeto mágico se destruye desatando la liberación de un enorme poder mágico, un círculo mágico surge bajo los pies de Livia y un escudo mágico le envuelve protegiéndole del ataque del joven. Berat es repelido por el escudo y mandado a retroceder.

 

—Ese escudo es poderoso… no hay forma de que pueda destruirlo, ni con todo mi poder mágico al tope -Se percato él.

 

El circulo mágico invocado por el pergamino brilla con intensidad, el cuerpo de la bruja comenzó a tonarse transparente como el de un fantasma, era el propio hechizo incrustado en el objeto mágico haciendo efecto.

 

—“Si la ama Alice no me hubiera entregado este pergamino mágico de teletransportación enlazado… ya estaría muerta” -Supuso la bruja.

 

Miro a su oponente quien hizo desaparecer su arma materializada, se dio cuenta de que era inútil romper las defensas mágicas del hechizo del pergamino, luego volteo para ver con una desdeñosa mirada a la aun inconsciente semihumana.

 

 —Maldita… ¡quería tanto matarte!, no voy a olvidar esto… -Toco con una de sus manos aquel globo ocular perdido temblando de la rabia.

 

Todo el cuerpo de Livia desaparece hasta el punto de que su presencia es borrada de allí, el circulo mágico y toda aquella concentración de energía mágica se disipan, dejando rastros leves de partículas mágicas en el aire.

 

—Se ha marchado, ese pergamino mágico era de alto nivel -Se percato Berat —Quien sea que lo haya creado, es alguien bastante talentoso y con un desmenuzado poder mágico.

 

__________________________________________________________________

 

El destino de Livia Archan por medio del hechizo de teletransportación del pergamino, le había llevado hasta la sala de una casa algo estrecha, la bruja cae de espalda al suelo, voltea dolorosamente para notar una presencia reconfortante y familiar en la proximidad.

 

—Ama Alice…



Sylar

#867 en Fantasía
#1067 en Otros
#77 en Aventura

En el texto hay: reencarnaciones, armas de fuego, magia y aventura

Editado: 05.05.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar