Mi Acosador

Cap #3

-3-

-¿Pero qué es esto?- me moví perezosa, hoy no iría a trabajar, no entendía porque Josh gritaba de esa forma, estruje más la almohada hacia mi, pero esta no era mi blandita almohada, más bien era todo lo contrario, era un puñado de músculos tensos a los cuales yo le echaba la pierna y esta estaba sujeta por una enorme mano, mientras yo lo mantenía abrazado como si fuera un naufrago en medio del mar, mi cuerpo se tenciono al ser consciente de la situación en la que me encontraba.

-Puedo explicarlo- dijo rápidamente Ryan, me despabile y cuando quise salir de la cama, sus brazos a mi alrededor hicieron amago de retenerme, pero desistió.

-No es lo que piensas- me apresure a decir a Josh, ¡Josh había vuelto!- tuve una pesadilla y…- dije ya fuera de la cama- un bicho a estado en mi habitación- la mirada de mi hermano era oscura, su rostro reflejaba el nivel de su enfado- Josh

-Ryan te quiero fuera de mi casa- aun cuando lo dijo en tono muy bajo y despacio, se podía apreciar lo contenido que estaba por no lanzarse a la yugular de su amigo.

-¿Quieres escuchar por favor?- casi grité mi hermano no me veía, se por su mirada que quería desintegrar a Ryan, y aunque este no era santo de mi devoción se que tampoco era para tanto, no había pasado nada, debía admitir que Ryan era bastante respetuoso.

-Creo que estas muy estresado, seguro por el trabajo, pasaré esto por alto- recorrió la habitación en un gesto para referirse a la escena que estaba montando Josh, Ryan se veia demaciado tranquilo, yo en cambio estaba que me retorcía los dedos, sabía cómo se las gastaba Josh- me daré una ducha y luego hablamos cuando te tranquilices y tomes algo de preferencia con cafeína.- cuando Ryan se levantó no pude evitar ver el bulto en sus pantalones y se que mi hermano tampoco pero antes que hiciera algo de lo que luego se arrepintiera lo hice sacado de ahí.

-Vamos Josh deja que Ryan se asee- lo empuje para que saliera, caminamos por el pasillo hasta mi habitación, sabía que mi hermano estaba esperando a que dijera algo, pero yo no quería decir nada, pues nada había pasado, él estaba haciendo una tormenta con una gota de agua.

-¿Que hacías durmiendo con Ryan?- dijo nada más salí del baño.

-Ya te lo dije, tuve una pesadilla y había un ratón merodeando en mi baño- no quería darle mayor importancia aunque lo del ratón me tenía en vilo- por cierto hay que ir por el diario, hacen falta varias cosas en la lacena y necesito un cepillo de dientes nuevo y una trampa para ratas- Josh solo asintió, parecía que ya no quería armar la tercera guerra mundial, pero aún seguía serio- que sepas que me tienes molesta- puso toda su atención en mi sin expresión alguna- en serio Josh ni una llamada y encima me dejas con Ryan- sus labios se curvaron en lo que parecía un amago de sonrisa.

-No parecías tan descontenta hace un rato.

-Vete al cuerno Josh- dije molesta mientras le lanzaba un cogin de mi cama, él lo cogió al vuelo- no se que te hace pensar eso, pareciera que no me conoces- su comentario me enojaba pues nadie más que él sabía mi problema con el sexo opuesto.

-Vale lo siento me pase un poco pimientita- sonaba arrepentido- te traje algo, que se que te encantará.

-No me digas que es otro juego de esos de matar gente, sabes que yo no sé… eso simplemente no se me da- mi hermano me abrazo, su contacto no lo rehuía pues sabía nunca me lastimaría, y lo amaba, beso mi cabeza y luego salió no sin antes decirme que no me moviera.

-Cierra los ojos- dijo mi hermano cuando volvió después de un rato, escuche un ruido como de una... ¿Caja? Mi hermano tomó mi mano y depositó en él algo peludo con... ¿Puas?- ya puedes ver- mis ojos captan una bola negra que por instinto lanzo y me levanto de la cama- pero ¿Que haces?- dice Josh cogiendo a esa bola peluda que cayó a los pies de mi cama, el cual emitió un ruido raro- es solo un gatito- aclara Josh cuando ve que me limpio las manos en mi pantalón de dormir- me lo dio un compañero de trabajo, su gata parió ocho y me dijo que le ayudara con uno mientras crecen.

-¿Un gato en casa?- no era mala idea pues son cazadores- pero si a ti se te mueren hasta las plantas de plástico.

-Será temporal, mientras le encuentra un hogar- Josh se acerca con ese bicho hacia mi- es un gatito bebe, tiene solo quince días de nacido, tocalo- paso mi dedo por la cabeza del tamaño de una ciruela o algo asi, es pequeño de color negro con algunas manchas blancas en una oreja y en las patas con unas garritas, el animal emite ruidos raros.

-¿Qué le pasa?-

-Tal vez tenga hambre

-¿Y Que come cuando son chiquitos?

-Leche ¡¿Que más?! es un bebé- 



Titon

#18526 en Novela romántica
#11956 en Otros
#1797 en Humor

En el texto hay: risas, celos, amor

Editado: 20.09.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar