Mi Desconocido Esposo

CUANDO LAS COSAS, SE PONEN PEOR.

 

No sé que hora es. Me siento muy adolorida. Una respiración a mi lado, me despierta. Miro, es Gabriel. ¿Qué hace durmiendo en mi cama? Debe ser obra de papá. Si claro, tenía que dormir conmigo, estamos casados. ¿Porqué está excitado? ¿Será un pervertido? ¿Me habré equivocado con él?

_ Buenos días Eve. ¿Te gusta lo que ves?

_ ¡No estoy mirando nada! ¿Qué haces en mi cama?

_ Ayer, cuando desperté leí tu nota. Estaba muy preocupado, porque no me llamaste para decirme como seguías.

_ ¿Cómo voy a llamarte, si no tengo tú número de teléfono?

_ Eso es verdad. Pero entonces, ¿cómo tú papá me llamó al apartamento, para decirme que viniera?

_ ¿Mi papá hizo eso?

_ Si, llamó al teléfono de mi casa.

_ No lo sé. A lo mejor, cuando llenamos todas las cosas en el juzgado lo vió.

_ Si, puede ser. Por cierto, tenemos que ir a legalizar todos los papeles del matrimonio, para que surtan efecto en mi país.

_ ¿Tenemos que hacerlo hoy?

_ Si Eve, tardan setenta y dos horas.

_ Está bien, lo haremos. Ahora gírate, me voy a levantar.

_ ¿Para qué Eve? Ya te vi completa.

_ ¡Gabriel, gírate! ¡No quiero que me veas otra vez!

_ Solo jugaba Eve. Eres hermosa Evelin, muy hermosa.

_ Ya puedes parar el teatro, ya me casé contigo. No tienes que seguir mintiendo.

_ ¿Porqué dices eso Eve?

_ Por eso que acabas de decir. Yo sé, que no soy hermosa. Así que no me lo digas más.

_ ¡Evelin, yo podré tener muchos defectos! ¡Pero no soy un mentiroso! ¡Te digo que eres bella, por que lo eres! – dice molesto y se levanta en bóxer, con su enorme erección. Y sale a caminar hacia el baño, pero se gira para mi, al no saber donde está.

_ ¿Dónde queda el baño?

Yo me he quedado sin habla, al mirar la enorme erección que tiene.

¿Yo introduje de un golpe todo eso ayer en mi?

¿Cómo pude hacerlo?

Ahora comprendo, porque se desgarró todo allá adentro.

_ ¡Eve, Eve, deja de mirar mi polla, y dime donde está el baño!

_ ¡No estoy mirando nada! ¡Es esa puerta, detrás de esa cortina!

_ ¿Porqué le pones cortina, a la puerta del baño?

_ Porque tiene un espejo, y no me gustan los espejos. Además, a ti que más te da, es mi casa.

_ Primera vez, que escucho a una chica decir, que no le gustan los espejos. Estás llena de sorpresas Eve.

Y se mete en el baño, lo escucho bañarse, y luego sale envuelto en una toalla en su cadera solamente. Me mira. Es hermoso, toda una tentación. Pienso

_ Ya puedes entrar tú Evelin. Llamaré, para que me envíen una ropa. No puedo ponerme, la misma de ayer.

_ Puedo prestarte un juego deportivo.

_ No creo, que me sirvan los tuyos Eve. Además, no me imagino en un juego deportivo de mujer. No te preocupes, en diez minutos, estará aquí mi ropa. Me acostaré hasta entonces.

Y se tira así, en la cama. Por mucho que intento no mirarlo, mis ojos se van solos hacia sus pectorales, su bien formado abdomen, y siempre terminan en su polla. El me mira sonriente.

_ Me parece, que te gusta mirarme.

_ ¿Quién dijo eso?

_ Te estoy viendo, como me miras Eve, puedo enseñarte lo que hay debajo de la toalla si quieres.

_ ¡Gabriel, deja de ser un pervertido!

¡Yo, que ya te había creído que era la que había hecho todo lo que dijiste!

¡Pero me doy cuenta, que fuiste tú!

_ ¡No Eve, no fui yo! ¡Fuiste tú solita!

¡No me culpes, por disfrutar de lo que me hacías!

¡Lo siento Evelin, creo que, si hubiese estado sobrio, te hubiese detenido, pero estaba drogado igual que tú!

¡No fui yo!

¡Estaba profundamente dormido, cuando saltaste arriba de mi!

_ ¡Si crees que te voy a creer eso, estás muy equivocado!

¡Fuiste tú, quien te aprovechaste de mi!

¡Me robaste mi virginidad!

¡Pervertido!

¡Gírate, para salir de la cama, bañarme e ir hacer eso de tus papeles!

_ ¿Porqué Eve, si ya te vi?

_ ¡Gabriel, no hagas que me arrepienta mas de lo que estoy!

¡No se puede negar que eres italiano!

¡Todos son unos pervertidos!

_ ¡Oye! ¿Porqué ofendes a los italianos?

¡Solo disfrutamos del amor!

Jajajaja, ya Eve, ya me viré. Solo, bromeaba un poco contigo.



Bris

Editado: 28.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar