Mi hermanito

Y así empezamos a vivir todos juntos…

Empiezo a sonar mi celular, ¡¡aishh…!!, maldita alarma, me había olvidado desactivarla. Me levanto despierto a Erick (mi hermanito) lo baño lo cambio y lo vuelvo acostar en su cuna. Bajo a la cocina a prepárame algo de comer, empiezan a tocar el timbre. Al abrir la puerta que encuentro con 3 hombre, o más bien mis mejores amigos, Henry, tiene unos hermosísimos ojos azules y su cabello castaño claro, trae puesto unos jeans apretados y una camiseta polo gris, Isaac, ojos cafés, cabello ondulado, esta todo deportivo y Dante, ojos color miel, cabello negro, trae unos vaqueros rasgados y una camiseta polo blanco.

-Hola Juno…- gritan los tres en coro

-Hola muchachos? Que hacen aquí?.- no los  estoy echando, pero si me sorprendía que estuviesen en mi casa un sábado por la mañana y sin haberme avisado

-pues te hemos traído provisiones, algunos víveres y frutas. - Henry sacude unas fundas frente a mi rostro

-pasen, están como en su casa. - abro la puerta del todo para que pasen, estoy por cerrar la puerta y oigo un grito

-Hey…!! falto yo. -Amalia empuja con su pierna la puerta, trae consigo una caja llena de pañales para mí hermano.

Una vez todos en la cocina, Henry y Dante se ponen a guardar las cosas, ya conocen donde esta cada cosa, e compartido mi infancia con todos ello, no tanto con Amalia a ella la conocimos alrededor de 2 años atrás, pero es una buena amiga, es una rubia, ojos azules y un cuerpazo.

-Tengo que proponerte algo. - me sonríe Amalia, he visto esa sonrisa antes y siempre que lo hacía nos metíamos en problemas

-Qué es? - tomo asiento en el mesón, junto a Henry que guarda las cosas

-Veras, tu casa es enorme. - veo a Isaac sacar una manzana de las fundas y le da un mordisco

-tienes habitaciones de sobra. Dante se cruza de manos, me quedo algo confundida que es lo que tratan de decirme, no los entiendo.

-Además Juno un poco de dinero te va a ayudar. Amalia me guiña un ojo, que carajos, quieren que alquile los cuartos a desconocidos?

-venga, suéltalo de una vez. – se los digo mientras me bajo del meson y cruzo los brazos

-Te parece si nos rentas una habitación. Dice Henry regresándome a ver

-pero si estas estudiando y ustedes trabajan en un bar. les va a alcanzar para la renta. Rio nerviosamente, creí que me dirían que la rente a extraños

-Te puedo traer provisiones, solo quiero un lugar tranquilo para estudiar, en mi casa no hay un lugar así, además mis padres están dispuestos a pagarme cualquier cosa. - dijo Henry sonriendo de oreja a oreja

-nosotros ayudaríamos con los quehaceres de la casa y pagar los servicios además de darte algo para la renta nena. Dijo Amalia mientras codeaba a Dante

- tu Isaac? Le pregunte porque, el ni trabaja ni estudia, la verdad es un mantenido de sus padres.

-Yo?, jajá no pienso vivir con ustedes, en mi casa no hago nada, ¿quieres que venga acá hacer algo?, no gracias

Tener a mis amigos rentando una habitación no estaba tan mal, además los conocía y eso es mejor a rentar a un extraño que quiera descuartizarme por la noche.

Por la tarde los muchachos me ayudaron a desocupar y limpiar las habitaciones, mi casa era grande, tenia 3 habitaciones principales y un habitación para las visitas, yo tome la habitación más grande y con su propio baño  además tenía que estar con mi hermanito, la habitación junto a la mía la tomo Henry, junto a la habitación de Henry estaba el baño y del otro lado la habitación de Amalia, la habitación para las visitas la tomo Dante además estaba en la planta baja de la casa, les di a cada uno su copia de llave y por la noche todos los que se quedarían empezaron a traer sus cosas y acomodarse.

 

Y así empezamos a vivir todos juntos…



J.K.Daka.

Editado: 01.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar