Mi Pequeño Secreto

CAPÍTULO 26

11 de agosto, 2019


 

La cena con los padres de Frederick fue todo un éxito, son personas muy amables y cariñosas, además de que Eloise —la mamá de Frederick— no dejó de acariciarme el vientre y pidiendo junto con Maddison que hagamos una revelación de sexo. Por otra parte el padre de Frederick —Fernando— es la persona más divertida y carismática que he conocido en mi vida. Todo fue risas y la verdad es que todo transcurrió tan bien que hasta le sorprendí cuando de un momento a otro ya no sentía nada de nervios. Y la casa, casa no es una mansión de ensueño con un hermoso jardín y preciosas plantaciones bien podadas y cuidadas, es simplemente impresionante.


 

Por otro lado Maddison a decidido extender su estadía por dos semanas más y se ha puesto otra carga más por que si, he aceptado hacer una revelación de sexo y adivinen quien quiere ser la encargada de organizar todo, si, la pequeña Maddison.


 

Ahora estoy de camino hacia la empresa para almorzar con Frederick ya que no quiero estar sola en casa, ya que Maddison está tan enfocada en la preparación de la revelación de sexo que ignora mi presencia, así que mejor prefiero pasar mi tarde con Frederick aunque sólo lo vea trabajando. Llegamos a la empresa y como siempre con Jack como compañero, esta vez lo espero ya que no quiero enfrentarme con la recepcionista de la vez pasada. Cuando Jack llega a mi lado entramos juntos a la empresa y lo primero veo es a la recepcionista aplicándose un labial rojo pasión —¿es que acaso no está el descanso y el baño para eso?— trato de rodar los ojos pero no puedo —diablos— nunca aprendí a hacerlo, llegamos al ascensor esta vez sin interrupción por parte de la recepcionista entramos a la vez de que Jack pulsa el botón del piso veinte, hacemos el viaje en silencio con la compañía de la irritante música que algunos ascensores tienen. Salimos del ascensor y lo primero que veo es a otra recepcionista con la vista fija en la pantalla, pero esta no es una rubia teñida como la otra, está es una hermosa castaña de baja estatura, tiene un montón de pecas en su rostro —pero no exagerado— lleva unos lentes de pasta negra y detrás de ellos unos tiernos ojos color caramelo, se ve que no pasa de los diecinueve años, seguro es la universitaria que Frederick le dio oportunidad de trabajar gracias a que tiene las mejores notas de su universidad.


 

-Buenas tardes- saludo llamando así su atención y haciendo que se sobresalte.


 

-Oh..lo siento señorita- dice sonrojándose-¿en que la puedo ayudar?


 

-Margarita- habla Jack haciendo que la pobre muchacha se sobresalté nuevamente, al parecer no había notado su presencia- ella es la novia del Señor Garret.


 

-Un gusto señora yo soy Margaret, pero me puede decir Margarita- dice con tanta rapidez que se me hace casi imposible entenderla.


 

-Un gusto puedes llamarme Lucía- le regalo un sonrisa tierna.


 

Jack se aclara la garganta- Lucía ella es la secretaría de Frederick pero está aquí en recepción por que la recepcionista tuvo un inconveniente.


 

-Pero pase adelante por favor el señor la está esperando- dice extendiendo su mano hacia la puerta de la oficina de Frederick.


 

- Muchas gracias- digo para después ir hacia la puerta toco y de inmediato escucho un —adelante—así que entro y me lo encuentro leyendo unos papeles sin levantar la vista.


 

-Fred- enseguida levanta la cabeza con una tierna sonrisa en su sensual boca.


 

-Has llegado- dice dejando los papeles de lado y acercándose a mi, para luego poner una mano en mi vientre y con la otra me acaricia la mejilla para después besarme y cuando iba a profundizar el beso siento unos movimientos en mi vientre, me separo de Frederick y lo veo con los ojos como platos- ¿aca..acaba de moverse?- dice estupefacto.


 

-Acaba de moverse- afirmo asintiendo con la cabeza.


 

-Oh por Dios- dice mientras se arrodilla y pone su cabeza en mi vientre que sigue con una fiesta ahí dentro.


 



Lisa Dolly

#168 en Novela romántica

En el texto hay: secuestro, pobreza, romance

Editado: 23.04.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar