Mi Pequeño Secreto

CAPÍTULO 35

FREDERICK


 

-¡Quiero que publiquen fotos de mi mujer en todos los periódicos del país!- grito a mi secretaria en un tono nervioso.


 

-S..si señor Garret- dice para después salir corriendo de mi oficina.


 

Con las manos temblorosas tomó mi teléfono y marcó el número de Damien.


 

-Hey Freder...- lo corto.


 

-No se si te habrás enterado pero mi mujer ha sido secuestrada- digo con la respiración agitada- me debes unos cuentos favores así que necesito que me ayudes a encontrarla.


 

-Pero para poder iniciar con una búsqueda tienen que pasar setenta y dos hor...


 

-¡Ni setenta y dos horas que otra mierda!- grito- empezaras a buscarla desde ahora, es mi mujer y está embarazada.


 

                                             • • •


Mi departamento está hasta el tope de policías dedicados a buscar a mi mujer, mi madre llamo hace unos treinta minutos para decirme que ya vienen en camino, que mantenga la calma, ja, si la calma.


 

-La esposa del magnate de los negocios Frederick Garret ha sido víctima de secuestro y se encuentra desaparecida desde la tarde del día de hoy después de que saliera de las empresas- dice la reportera de CNN con falsa tristeza dibujada en su rostro- los familiares y la pareja de Lucía Brook están desesperados, además de que esta embarazada y tienen temor de que les pase algo malo- sigue hablando- para cualquier información por favor llamar al número que aparece en sus pantallas.


 

-Logramos conseguir el video de seguridad pero está muy borroso- informa Damien con los ojos pegados a una imagen muy borrosa- tendremos que mandara aclararla, quizás así logremos ver las placas.


 

-Que sea lo más rápido posible.


 

Me encamino hacia la habitación y me siento en su lado de la cama, para luego tomar su almohada y olerla, como la extraño Dios, y me rompo, un sollozo doloroso sale de lo más profundo de mi garganta y mis lágrimas empapan su almohada. Solo han pasados unas horas y la extraño tanto, es tan doloroso y solo pensar en que podrían hacerle daño a mis dos Ángeles me vuelve loco.


 

Ella es tan hermosa y ni siquiera se da cuenta de eso, su hermoso cabello rubio que brilla bajo la luz del sol y sus preciosos ojos cristalinos son algo que me vuelven completamente loco, ella parece un angelito caído del cielo y se lo han llevado, se han llevado a mi ángel.


 


 


 



Lisa Dolly

#145 en Novela romántica

En el texto hay: secuestro, pobreza, romance

Editado: 23.04.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar