Mi Pequeño Secreto

CAPÍTULO 52

Continuación...


 

-No puedo creer que hayas hecho todo esto cariño- han pasado unos minutos desde que hemos subido y aun no cree que le haya preparado una cena romántica, tan lindo mi Fred , otra cosa es que no ha dejado de abrazarme desde el beso y a eso son unos diez minutos.


 

-Vamos a cenar- digo sonriéndole- ¿o quieres cenar filete frío?


 

-Vamos- dice soltándome para luego caminar hacia la mesa y hablar mi silla para que yo me siente, el es tan caballeroso.


 

Cuando el se sienta comenzamos a comer entre platicas divertidas y una que otra mirada sensual por parte de Frederick haciéndome suspira y causándole risas a él, terminamos de cenar y la tensión sexual se siente en el ambiente, ahora mismo le agradezco mentalmente a Maddison por meterme en la cabeza poner un sofá cama bastante grande según ella, para que quepa toda la familia, pero Maddison es una mente pervertida y así la queremos.


 

De un momento a otro Frederick está detrás de mi besando el lado derecho de mi cuello, suspiro, inconscientemente ladeó mi cabeza hacia la izquierda dándole más espacio y comienza con pequeñas mordidas que me hacen estremecer.


 

Me levanto de la silla y enredo mis brazos en su cuello para pegarlo mucho más a mí, aunque es espacio que nos quedaba era mínimo y lo beso apasionadamente, perdiéndome en su boca y suspirando, lo siento tantear la cremallera de mi vestido en la espalda y cuando por fin la encuentra la baja lentamente rozando mi piel en el camino, luego despega nuestros labios para pasar a mi cuello de nuevo mientras acaricia mi espalda.


 

-Te amo- dice haciéndome caminar hacia atrás- me encantas.


 

Cuando llegamos al sofá cama nos acostamos el arriba mío ahora atacando mis pechos mientras baja los tiros de mi vestido.


 

-Eres perfecta- yo solo puedo gemir mientras acaricio su pelo.


 

Cuando por fin baja el vestido se dirige hacia mi ombligo causándome unos escalofríos con su experta lengua, sigue bajando hasta llegar a mi intimida y luego de quitar mis bragas hace magia con su caliente.


 

-¡Dios!- gimoteo.


 

Comienza a darme pequeños mordiscos que me vuelven loca y sin ser consciente mis caderas comienzas a levantarse de la excitación y la desesperación, a este punto ya tengo mis piernas alrededor de su cuello y el agarrando mi cadera, luego entran en participación sus magníficos y largos dedos y le dejo ir, desplomándome en el sofá, el solo sonríe mientras comienza a quitarse la corbata.


 

-Apenas estamos comenzando cariño- dice con una sonrisa baja bragas en los labios.


 

Una vez desnudo vuelve a colocarse encima de mí besando mis labios.


 

-Te toca arriba amor- dice moviendo sus cejas juguetona mente.


 

-¿Qué?- pregunto con el ceño fruncido- pero si nunca lo hemos hecho así.


 

-Hay una primera vez para todo- sonríe y su sonrisa es tan contagiosa que me hace sonreír a mi también. Cuando ya estamos en la posición agarro su intimidad erecta y comienzo a rozarlo con mi entras haciendo que Fred gima-Oh Lucy- entro su intimidad de una entoscada brusca haciendo que vuelva a gemir- despacio cariño, te puedes hacer daño- comienzo a mover mis caderas de atrás hacia delante con mis manos apoyadas en su firme pecho y las suyas en mi cintura- Oh cariño te vez  tan perfecta perfecta desde aquí abajo.


 

-Tu te vez caliente- digo entre gemidos mientras bajo hacia su cuello para mordisquearlo.


 

El dirige sus manos hacia mis pezones totalmente erectos para pellizcarlos haciendo que gima el doble de lo que ya estaba antes. Luego de unos minutos nos corremos y caigo rendida en su pecho, el comienza a acariciar mi cabello dejando pequeños besos en mi coronilla.


 

-¿Ya te dije lo hermosa que estás esta noche?


 

-No creo haberlo escuchado señor Garret.


 

-Está usted preciosa- hace una pausa- próxima señora Garret- Esto último lo dice susurrando.


 

-¿Próxima señora Garret?- pregunto alzando la cabeza para mirarlo a los ojos.


 

-Tu solo duerme- me da un último beso en la coronilla- te amo.


 

-Te amo- le respondo bostezando.



Lisa Dolly

#169 en Novela romántica

En el texto hay: secuestro, pobreza, romance

Editado: 23.04.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar