Mi Pequeño Secreto

CAPÍTULO 57

8 de febrero, 2020


 

Lucía


 

Una vez dije que Frederick se estaba comportando extraño y ahora está mucho peor, presiento que está ocultándome algo, justo ahora se está arreglando para ir a un almuerzo de "negocios" claro que yo ya dejé los niños con Eloise desde esta mañana y estoy más que preparada para seguirlo.


 

                            • • •


 

Estoy en una de los autos siguiendo a Fred, me puse una peluca negra y ropa casual, hasta me maquillé más oscuro que mi tono de piel, si voy a espiarlo esto tiene que salir bien. Llega al restaurante y estaciona el auto, yo estaciono el mío unos minutos después de que el entra al restaurante.


 

Una vez en el local entró y pido una mesa que está algo escondida y comenzó a buscarlo con la mirada, cuando por fin lo encuentro veo que no está muy lejos y que está con una ¿Señora? la mujer debe de estar entre los cuarenta y tantos, inmediatamente me relajo, no es que desconfíe de Fred es el mejor hombre del mundo y es tan tierno que dan ganas de apachurrarle las mejillas todo el tiempo, pero en las que no confío son en todas esas mujeres interesadas, ¿si me entienden verdad?, bueno si agudizo bien el oído puedo escuchar un poco de la conversación.


 

-Déjeme todo a mi, solo tiene que decirme cómo quiere la decoración- dice la señora y trato de no dejar de escuchar.


 

                           • • •


 

Frederick


 

Cuando voy a empezar a decirle como quiero todo a la organizadora esta se queda mira do detrás de mi e instantáneamente miro hacia atrás encontrándome a una mujer que se me hizo difícil reconocerla, pues lleva peluca pero es mi mujer la reconocería donde sea.


 

-Deme un momento por favor- píos a la señora que asiente restándole importancia y me levanto de la silla para ir hacia la mesa de Lucía. Carraspeo para llamar su atención.


 

-¿Se le ha perdido algo señor?- dice con la vista fija en el periódico al revés.


 

-Amor te reconocería donde sea- le digo con una sonrisa divertida- además el periódico está al revés.


 

-Estaba de compras fue una casualidad- dice con indiferencia.


 

-¿A sí?- pregunto dejando salir una carcajada- ¿donde están las bolsas? Cuando compras te quieres llevar las tiendas completas.


 

-Están en el auto- dice con una sonrisa de suficiencia.


 

-¿Sabes que eres pésima mintiendo verdad?- pregunto sentándome con ella y olvidando a la decoradora, ella podía esperar.


 

-L.lo siento- dice con cara de arrepentimiento- solo quería saber porqué estabas tan extraño, además me mentiste me dijiste que ibas a ir a un almuerzo de negocios pero estabas con esa señora.


 

-Bueno prácticamente era un almuerzo de negocios- digo mirándola fijamente- eres tan hermosa cuando estás celosa.


 

-No estoy celosa solo quería saber porqué estabas tan extraño conmigo- es tan orgullosa- ¿me dirás?


 

-No, es una sorpresa- le respondo mientras le pongo de pies- ¿Que tal si me acompañas a la oficina?


 

-Pero mi ropa no es la adecuada mira cómo voy vestida- hace un puchero que me dan ganas de besar.


 

-Eres perfecta hasta con un saco de patatas- digo tomándola de la mano- te amo.


 

-Te amo.


 

                             • • •


 

Llegamos a la oficina y ella se roba a mi secretaria Margaret ahora tengo todo el trabajo para mi solo perfecto, después de unas horas internado en el trabajo y olvidándome del mundo exterior la puerta mi oficina se abre de forma brusca. Jack tenía que ser.


 

-¿Qué pasa hombre estás pálido?- pregunto mientras veo cómo se tira al pequeño sofá que tengo aquí.


 

-Está embarazada- dice con un brazo sobre su rostro.


 

-¿Quien está embarazada?- pregunto con el celo fruncido.


 

-Margarita- dice ahora mirándome con notable nerviosismo en la cara.


 

-Espera- digo mirándolo fijamente-¿ mantenías una relación con mi secretaria?- pregunto con incredulidad.


 

-Solo era sexo- dice volviendo a cubrirse el rostro.


 

-Bueno ahora van a tener un hijo, tú pusiste tu esperma en el agujero- suelto una carcajada.


 

-¿Me dejarás vivir en tu casa?- pregunta afligido- es demasía grande para ustedes solos, podrían compartir.


 

-Nada de eso, te pago demasiado bien debes de tener cientos de miles de dólares en el banco no seas tacaño.


 

-Dios no lo puedo creer- dice mirando hacia el techo.


 

Por fin sentará cabeza.


 

                            • • •


 

Estoy viendo una película con Lucía y los niños aún ellos solo están durmiendo, Lucía se levanta y camina hacia el baño, tarde en salir al rededor de unos 5 minutos y viendo lo hace me mira directo a los ojos.


 

-Cuando Margaret me dijo que estaba embarazada me emocione tanto ella será una buena madre y una buena mujer para Jack.


 

-Lo se- le sonrío- es una buena persona.


 

-Pero luego estuve analizando y algo no está bien Fred- dice preocupándome.


 

-¿Qué pasa? ¿Que tienes?- pregunto desesperado.



Lisa Dolly

#166 en Novela romántica

En el texto hay: secuestro, pobreza, romance

Editado: 23.04.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar